Créditos caros y menos empleos traerá alza en tasas del Banxico

El aumento en la tasa de referencia del Banxico defiende al peso y contiene encarecimiento del dólar, pero frena el crecimiento de las familias y del país.

Publimetro | Por: Mario Mendoza Rojas

Préstamos hipotecarios, automotrices y personales más caros; tarjetas de crédito con réditos más altos; así como un freno en la inversión de las empresas y menos empleos serían las consecuencias del alza que decretó el Banco de México (Banxico) en sus tasas de interés.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), explicó que tales riesgos son “un golpe directo” al país, porque frenan la actividad económica y el desarrollo de las familias.

“Con el aumento de 4.25% a 4.75% en las tasas de referencia del país, el Banxico privilegia la defensa del peso ante el encarecimiento del dólar, hace más atractivo invertir en bonos y certificados de duda emitidos por el Gobierno mexicano y frena la salida de capitales en los mercados.

“Pero al mismo tiempo provoca el encarecimiento en los intereses que cobran los bancos y las organizaciones que ofrecen préstamos o nuevos créditos a la población y a las empresas, con lo cual la autoridad defiende la estabilidad de peso mexicano a costa del crecimiento”, apuntó.

¿Cuánto subirán y cuáles serán los créditos más caros?

El especialista explicó que los créditos contratados antes de este aumento en las tasas, no sufrirían ningún alza en la cantidad de intereses que cobran, pero los financiamientos nuevos para comprar un auto o una casa, así como préstamos personales serían los afectados directos y naturales.

En una entrevista con Publimetro, señaló que los préstamos al consumo, de nómina y los contratados a través de las tarjetas bancarias tenderían a superar 30% de intererés anual como mínimo y hasta 80 y 100% como máximo, según el banco o institución otorgante.

Mientras que en el caso de las empresas, la afectación se observaría en el encarecimiento del financiamiento nuevo para la compra de insumos, equipos y maquinaria o, bien, en el aumento de los réditos en créditos contratados a tasas variables.

Y ello a su vez “tiene un efecto dominó que, en primera instancia, frena la inversión o las compras de rutina de las compañías a través del financiamiento; después, vendría una restricción para abrir nuevos empleos o pagar salarios más competitivos; y todo ello, al final del día, se traduce en menos crecimiento para el país y desarrollo para las familias. [Continuar leyendo…]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.