IDIC

Trucos | Consejos | Comentarios

Que Es Madurez Espiritual Según La Biblia?

Que Es Madurez Espiritual Según La Biblia
Madurez | Bibleinfo.com La madurez espiritual empieza con lo básico, pero se profundiza en entendimiento. Está en la Biblia, Hebreos 6:1, ‘Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento de arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios’.

La madurez espiritual es un proceso que toma tiempo y deja atrás nuestros propios deseos. Está en la Biblia, 1 Corintios 3:1-4, ‘De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?’ La madurez espiritual pone a un lado las cosas de la niñez.

Está en la Biblia, 1 Corintios 13:11, ‘Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño’. : Madurez | Bibleinfo.com

¿Cómo se define la madurez espiritual?

Características de una persona madura: – Se responsabiliza de las consecuencias de sus actos. La persona con un buen nivel de madurez admite sus errores, no intenta maquillarlos. Reacciona de manera ecuánime, Es equilibrada y justa. Aunque lo experimenta y conoce de manera consciente, no se deja dominar por su miedo ni entra en pánico fácilmente.

Tiene una capacidad adecuada para dominar sus emociones sin estrangularlas. Pone en práctica lo que ha aprendido. La madurez tiene que ver con la inteligencia y la inteligencia es, entre otras cosas, la capacidad para aprender de la experiencia. Por eso, la persona madura tiene perspectiva consciente de su propia vida y la utiliza para tomar decisiones.

No se limita a quejarse. Tiende al optimismo. Que Es Madurez Espiritual Según La Biblia Conoce sus límites y calcula adecuadamente los riesgos razonables de una acción. Innova sin forzar. No asume más de lo que puede abarcar. Es atrevida pero prudente, no es temeraria. Tiene en cuenta su influencia sobre los otros y no intenta aprovecharse ni de su posición ni de sus conocimientos.

No hace trampas. Además, la persona madura sabe escuchar. No se centra solo en sí misma sino que tiene en cuenta a los demás. Es consciente de que puede aprender de otras personas y busca una visión global de los acontecimientos. Es resistente, lo que le permite amortiguar el impacto de muchas cosas negativas que le suceden en su vida, como cuando nos deja la pareja o nos dicen que no tras una entrevista de trabajo,

De hecho, ha sabido aprovechar el potencial de sus experiencias negativas para fortalecerse, en lugar de para debilitarse o endurecerse. La persona madura es resiliente. Sabe manejarse en la vida de manera autónoma de acuerdo a sus capacidades. Es hábil. Que Es Madurez Espiritual Según La Biblia No hace chantaje emocional, Su estilo comunicativo a la hora de expresar sus necesidades y pedir responsabilidades a otros está marcado por la asertividad, Es capaz de hacerse respetar sin ‘perder los papeles’ y sin agredir a otros, ni siquiera sutilmente.

Sabe disfrutar y se esfuerza por hacerlo, Reserva tiempo para sus propios placeres y encuentra espacio suficiente en su vida para la diversión. Cumple adecuadamente con sus responsabilidades y obligaciones. No pone en serio riesgo las cosas importantes de su vida a no ser que sea por poderosas razones.

Es formal, digna de confianza, sabe cuidar de sí misma. Conocer en qué consiste eso de la madurez puede ayudarte a ser consciente de tus virtudes y tus carencias, También a ser benevolente con la manera que tienen los demás de funcionar en la vida. Piensa que tanto tú como ellos sois personas que intentan crecer y comportarse de una manera más madura, en la medida de vuestras capacidades.

¿Qué significa inmadurez biblicamente?

Qué es la inmadurez – La inmadurez es la falta de madurez, Este término (madurez) está vinculado a la sensatez, prudencia o buen juicio; a la edad de aquel ser humano que ha alcanzado la plenitud vital pero que todavía no ha llegado a la vejez ; o a la sazón de los frutos. Que Es Madurez Espiritual Según La Biblia Suele decirse que un individuo con inmadurez padece el síndrome de Peter Pan. Puede servirte: Madurez

¿Cuándo se da el crecimiento espiritual?

El crecimiento personal se da cuando la personalidad crece y el crecimiento espiritual se da cuando crece el espíritu.

¿Cuáles son las características de una persona madura?

Reconoce las características de una persona emocionalmente madura Muchas veces habrás escuchado comentarios como: ‘Ella es muy madura’ o ‘Él es inmaduro’, pero, ¿sabemos qué es la madurez emocional? ¿La mayoría de edad garantiza la madurez emocional? La madurez emocional es la capacidad que tiene una persona para afrontar los diferentes acontecimientos de nuestra vida de manera equilibrada.

  1. Asimismo, tiene las herramientas necesarias para gestionar las situaciones que le toca vivir a lo largo de la vida.
  2. Madurar emocionalmente significa evolucionar y ser autónomo a nivel personal sin que ello signifique alejarse del mundo.
  3. Al contrario, la persona madura tiene la capacidad para autorregularse y adaptarse al entorno de manera saludable.

¿Cuáles son las características de una persona emocionalmente madura?

Mantiene la autodisciplina y la constancia

No se queja ni culpa a los demás de lo que le ocurre y busca la mejor manera de afrontar las dificultades.

Acepta sus limitaciones y se aleja del perfeccionismo y la crítica sin fundamento.

No se castiga por cometer errores, los evalúa, los corrige y sigue adelante.

Asume la responsabilidad frente a la consecuencia de sus actos.

Mira el presente y el futuro y supera el dolor que pueda haber vivido en el pasado

Se trata con respeto y consideración y no se autocastiga por posibles errores del pasado.

Deja de someterse al juicio ajeno y valora por sí mismo las cuestiones significativas de su vida de manera consecuente

Aprende de sus propios errores y de los demás

Evita victimizarse y toma el control de su vida siendo proactivo.

Toma decisiones teniendo en cuenta un análisis racional de la situación y controlando sus emociones

Es tolerante y flexible ante los cambios.

Es empático y respetuoso.

No existe la madurez absoluta porque el ser humano es falible y perfectible; por ello, los años no siempre reflejan nuestra madurez personal. Además, la edad cronológica no garantiza la madurez emocional; hay jóvenes muy maduros y mayores muy inmaduros.

¿Por qué hay personas que no maduran?

Causas de la falta de madurez: qué nos lleva a ser inmaduros – La falta de madurez de un adulto puede deberse a diversos factores, pero una de las posibles razones de por qué una persona es inmadura atiende a rasgos de personalidad y a las vinculaciones afectivas que ha tenido en su infancia y adolescencia, La psicología más conductista sugiere que los inmaduros emocionales lo son por las ganancias secundarias que obtienen con su actitud en la vida (por ejemplo, la liberación de tensión al no tener que asumir responsabilidades y dejar que otros se encarguen de ellas, la atención social, etcétera).

¿Cómo ayudar a madurar a una persona adulta?

¿Cómo lidiar con adultos inmaduros? Crecer es madurar. Se supone que a medida que un individuo crece y se convierte en adulto sus comportamientos infantiles desaparecen y empieza a comportarse de una manera más madura. De este modo, a partir de esa maduración, puede tomar más responsabilidades, tolerar la frustración, tener un carácter más estable, no reaccionar impulsivamente y muchas otras conductas que dan cuenta de la maduración psicológica de la persona.

  • Sin embargo, a diario vemos adultos que siguen actuando como niños.
  • No toleran las responsabilidades ni las frustraciones, se desmoronan ante cualquier presión, se desestabilizan con facilidad, tienen muchos caprichos, se enfadan por naderías, se empacan y no pueden razonar.
  • Se trata de personas que con una personalidad inmadura.

Las personas con personalidad inmadura no pueden soportar ni enfrentar situaciones estresantes. Su mundo emocional y psíquico sigue funcionando como en la infancia: con caprichos, urgencias, impulsos descontrolados y falta de responsabilidad. Las relaciones que establece con los demás son demandantes e inestables a la vez.

  1. Madurar es entender que somos los únicos responsables de lo que hacemos.
  2. Es tomar las riendas de la propia vida y hacerse cargo de las consecuencias.
  3. Madurar es dejar de creerse el centro del mundo.
  4. Madurar es poder pensar en los demás.
  5. Madurar es poder postergar la gratificación inmediata en pos de un bien mayor.
See also:  Que Es Un Justo En La Biblia?

Pero a cada paso nos encontramos con personas ya crecidas que siguen funcionando emocionalmente como criaturas. ¿Cómo lidiar con estos niños grandes? 12 señales para detectar una personalidad inmadura

Inestabilidad emocional: son emocionalmente inestables. Pueden pasar de la risa al llanto con facilidad. Pueden cambiar de humor en cuestión de minutos. No saben controlar sus emociones. Dificultad para adaptarse a los cambios: los cambios los estresan. Se ponen de mal humor y protestan ante el menor cambio. Personalidad poco definida: suelen ser tremendamente influenciables. Se dejan llevar por las opiniones ajenas. Le cuesta tomar posiciones de forma clara sobre algo. Comportamientos caprichosos: se mueven por antojos y gratificaciones inmediatas. Les gusta obtener lo que quieren sin pensar en las consecuencias. No toleran el no. Culpan a los demás: culpan casi siempre a los demás por sus problemas. Les cuesta hacerse responsables de su vida y prefieren pensar que los otros tienen la culpa de todo lo que les pasa. Mienten: cuando se presenta una situación que es incómoda pueden mentir sin problema para mantenerse fuera de conflictos y eludir las responsabilidades. Son impulsivos e impacientes: actúan sin detenerse a pensar en las consecuencias de sus acciones. Cuando algo se les mete en la cabeza no pueden esperar ni postergar su realización. Ausencia de objetivos: les resulta difícil posponer las gratificaciones para más tarde. Quieren resultados ya. Esto les impide hacer planteamientos realistas para lograr sus objetivos. Dificultad para aceptar los propios errores: les es mucho más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Son narcisistas: son egocéntricos. Tienen necesidad de ser admirados y una falta total de empatía hacia los demás. Todo gira en torno a ellos, nadie más cuenta. Relaciones afectivas rígidas y exigentes: en un primer momento idealizan a los demás, pero después se sienten defraudados por cualquier pequeñez. Son rígidos y exigentes en sus demandas. Quieren que les den todo lo que piden de modo inmediato. No toleran un no por respuesta. Establecen relaciones codependientes: Para las personas inmaduras emocionalmente los demás son un medio para hacer o resolver cosas que por sí mismos no pueden. Para poder establecer vínculos maduros se requiere que haya autonomía y capacidad de valerse por sí mismo.

¿Cómo tratar a una persona inmadura? Tratar con una persona inmadura no es tarea fácil. Implica hacer un importante ejercicio emocional para no caer en las trampas que el inmaduro propone. En primer lugar se recomienda evitar asumir el rol de salvador.

Recordar siempre que se trata de un adulto, aunque no haya madurado. No hay infantilizarlo más por medio de la sobreprotección. Es preciso que cada quien lleve sus responsabilidades. Salir siempre a su rescate, cubrirlo, es hacerle el juego y seguir impidiendo su maduración. Por lo tanto, en la medida de lo posible, es indicado no hacer las cosas por él.

Es importante recordar que en una relación feliz debe existir un nivel adecuado de equilibrio entre el dar y el recibir. Una persona inmadura suele exigir y esperar más de lo que da. No es conveniente caer en esta trampa. Para que el vínculo persista es necesario tratar de equilibrar.

¿Qué es la falta de madurez?

¿Qué es la inmadurez emocional? –

La inmadurez emocional es cuando una persona no ha alcanzado la madurez.Esto se puede manifestar de diferentes maneras: miedo a desarrollarse como persona, miedo al compromiso, baja tolerancia a la frustración, enfados sin motivo, etc. Todo ello puede afectar a la persona en diferentes ámbitos de su vida ya que pueden perder trabajos, parejas, no son felices, etc.

¿Cómo se es una persona espiritual?

RELACIONARSE CON SU ESPIRITUALIDAD – ¿Por dónde empezar si desea desarrollar su sentido de espiritualidad y traerle más paz y armonía a su vida? Aquí tiene algunas sugerencias de lo que puede hacer para que la espiritualidad forme parte de su plan para una vida saludable: Disfrute de un poco de paz y tranquilidad Trate de crear algún espacio de paz en su vida y tómese un tiempo para reflexionar.

Rece, medite o haga yoga. No tiene que ser diariamente. Incluso un poco de tranquilidad y reflexión al final del día resulta beneficioso para desarrollar su espiritualidad. Utilice esos momentos de tranquilidad para pensar positivamente en usted y los que le rodean. Esto le ayudará a fortalecer su mente y mejorar su concentración y a desarrollar su paciencia.

Haga una lista de agradecimientos Piense en las cosas por las que esté agradecido. Esto no sólo reduce los pensamientos negativos, sino que nos hace pensar positivamente. Mientras más negativos seamos, más difícil nos resulta ver lo bueno en nosotros, en los demás y en la vida en general.

  1. Trate de sentarse tranquilamente a escribir una ‘lista de agradecimientos’.
  2. Piense bien en todas las personas y cosas en su vida que le hacen sentir mejor y anótelas.
  3. Al final de cada día trate de pensar al menos en tres cosas que le ocurrieron ese día por las que esté agradecido.
  4. El agradecimiento hace que usted se concentre en el lado positivo de la vida y esto le ayudará a sentirse cada vez más alegre y en paz.

Disfrute la naturaleza Trate de caminar o sentarse a la orilla del mar, en un jardín o en otro sitio al aire libre, si es posible donde no hayan otras personas que puedan distraerlo. Preste atención a lo que le rodea, en vez de perderse pensando en otros aspectos de su vida.

¿Que usa Dios para formar tu carácter?

Cómo cultivar un carácter similar al de Cristo Cómo cultivar un carácter similar al de Cristo Capítulo 23 La preocupación principal del hombre en la vida no debiera ser la adquisición de oro, fama ni posesiones materiales; no debiera ser la ejecución de proezas físicas ni la fortaleza intelectual, sino que su meta, la más elevada en esta vida, debe ser el desarrollo de un carácter similar al de Cristo.

El presidente David O. McKay comprendía la importancia de desarrollar un carácter íntegro tomando como modelo el del Salvador; esto era evidente tanto en público como en su vida privada. Su hijo Robert una vez dijo, hablando de él: ‘En todos los años de mi relación con él, en nuestro hogar, en la granja, en los negocios, en la Iglesia, nunca he sido testigo de una acción ni una palabra, incluso mientras domaba un caballo voluntarioso, que dejara en mí duda alguna de que sería, y al final llegó a ser, el representante y Profeta de nuestro Padre Celestial’.

El presidente McKay enseñó que el desarrollo de un carácter similar al de Cristo es un proceso continuo y cotidiano, por el cual cada uno de nosotros debe asumir la responsabilidad. Con el fin de ilustrar ese principio para los jóvenes, describió así una ocasión en la que estuvo en el patio de un escultor, en Florencia, Italia: ‘Desparramados allí había trozos irregulares de granito con los que el escultor se preparaba para tallar algo que percibía en una visión mental ‘Si ustedes se hubieran encontrado en aquel patio y alguien les hubiera puesto en la mano un cincel y un martillo, ¿se habrían atrevido a tomar uno de aquellos bloques de roca sin forma y tallar con él una imagen humana? No hubieran podido hacerlo.

  1. O, si alguien les hubiera colocado delante un lienzo y les hubiera dado pinturas y puesto en la mano un pincel, ¿se habrían embarcado en la tarea de pintar en ese lienzo el retrato de un alma ideal? Probablemente hubieran dicho en el primer caso, ‘No soy escultor’, y en el segundo, ‘No soy pintor.
  2. No puedo hacerlo’.
See also:  Quien Era Bartimeo En La Biblia?

‘Sin embargo, cada uno de nosotros está tallando un alma en este mismo instante, su propia alma. ¿Será algo deforme, o será algo admirable y hermoso? ‘La responsabilidad es de ustedes; nadie más puede tallarla en su lugar. Los padres podrán guiarlos y los maestros podrán hacer sugerencias útiles, pero todo joven, hombre o mujer, tiene la responsabilidad de tallar su propio carácter.’ A continuación, el presidente McKay procedió a describir los resultados de tallar un carácter íntegro: ‘Si mantienen su carácter por encima de toda posibilidad de censura, no obstante lo que otros piensen o las acusaciones que hagan, podrán llevar alta la cabeza y liviano el corazón, y enfrentarse con el mundo imperturbables, porque ustedes mismos saben que han mantenido su alma inmaculada’.

En este mundo ha habido sólo un carácter perfecto: la inigualable personalidad de Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, el Redentor del mundo. Nadie podría tomar un mejor camino que el de aceptar a Cristo como el grandioso Ejemplo y el Guía más seguro. Si deseamos saber cuál es la vida ideal para llevar entre nuestros semejantes, encontraremos el ejemplo perfecto en la vida de Jesús.

Sean cuales sean nuestros deseos nobles, nuestras elevadas aspiraciones, nuestros ideales en cualquier fase de la vida, podemos contemplar la de Cristo y hallar la perfección Las virtudes que se combinan para formar ese carácter perfecto son la verdad, la justicia, la sabiduría, la benevolencia y el autodominio.

Cada uno de Sus pensamientos, palabras y acciones estaba en armonía con la ley divina y era, por lo tanto, verdadero. El canal de comunicación entre Él y el Padre estaba abierto constantemente, por lo que siempre conocía la verdad, que se basa en la revelación. ‘En este mundo ha habido sólo un carácter perfecto: la inigualable personalidad de Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, el Redentor del mundo.

Nadie podría tomar un mejor camino que el de aceptar a Cristo como el grandioso Ejemploy el Guía más seguro’. Su ideal de justicia se resume en esta admonición: ‘Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos’ (Mateo 7:12).

Su sabiduría era tan amplia y profunda que abarcaba los tratos de los hombres y los propósitos de Dios Cada una de las acciones que se ha registrado de Su vida corta, pero llena de acontecimientos, era de una benevolencia que comprende el amor y la caridad. Su dominio propio, ya sea ejemplificado en la potestad que tenía sobre Sus apetitos y pasiones o en la dignidad y serenidad que demostró frente a Sus perseguidores, era perfecto, era divino.

Hay láminas que siempre me gusta mirar; la principal es la que representa a Cristo ante Pilato, cuando este oficial romano dijo a la multitud enardecida: ‘¡He aquí el hombre!’ (Juan 19:5). Al decirlo, señaló a Jesús, coronado de espinas, llevando sobre los hombros un manto de púrpura; señaló al que la muchedumbre agitada insultaba, condenado como criminal y blasfemo; y, sin embargo, cuando dijo, ‘¡He aquí el hombre!’, describió a un Ser perfecto en carácter, conquistador de debilidades y tentaciones, y que podía decir, como dijo a Sus compañeros de labor: ‘Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz confiad, yo he vencido al mundo’ (Juan 16:33).

  • Él es nuestro modelo.
  • Debemos emular individualmente a Jesucristo por Su carácter divino Aun cuando le rindan honor, los cristianos no lo honran porque haya sido un gran poeta, o un gran científico, o un gran descubridor; ni por haber sido un gran inventor, o gran estadista o gran general.
  • Lo honran porque fue un gran Hombre.

En cuanto al carácter, Él era supremo. La clase de vida que ustedes lleven, su disposición, su naturaleza, la determinarán sus pensamientos, de los cuales sus acciones son sólo la expresión externa. El pensamiento es la semilla de la acción. El carácter brota de las profundidades del alma.

  • Díganme qué piensan cuando no tienen que pensar, y les diré lo que son.
  • Los pensamientos nos hacen ser lo que somos.
  • Con la misma precisión y seguridad que el tejedor forma las flores y las figuras con la trama y la urdimbre de su telar, así también se mueve continuamente la lanzadera del pensamiento formando el carácter e incluso modelando las líneas de nuestras facciones.

El pensamiento eleva nuestra alma hacia los cielos o la arrastra hacia el infierno. Ningún principio de la vida recalcó el gran Maestro de forma más constante que la necesidad de tener buenos pensamientos. Para Él, el hombre no era lo que aparentaba ni lo que profesaba ser con sus palabras; lo que el hombre pensaba determinaba en todo caso lo que él era,

Ningún maestro ha hecho mayor hincapié que Él en la gran verdad que dice: ‘Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él’ Sus enseñanzas con respecto al deber del hombre hacia sí mismo, así como hacia su prójimo, están llenas de la verdad de que, en todos los casos, el pensamiento determina el derecho del hombre a la felicidad o a su condenación por el pecado Ya sea que se sepa o no, todos los que cometen transgresión pagan el castigo del pecado y la indiscreción.

La intención que precede a la acción deja una impresión indeleble en el carácter; y aunque el culpable trate de mitigar su conciencia diciendo que este pecado no cuenta, de todos modos cuenta y la marca que deje en su carácter se destacará en contra de él en el día del juicio.

Nadie puede esconderse de sus pensamientos ni escapar de sus inevitables consecuencias. El Salvador sabía que, si la mente se encaminara en la dirección correcta, si el pensamiento y la tendencia malos pudieran resistirse, la mala acción se reduciría al mínimo. Jesús no subestima la seriedad de estos actos ni dice que no se deben castigar; pero hace destacar la mayor importancia que tiene mantener el pensamiento limpio, la mente pura.

Un árbol malo dará mal fruto; un buen árbol producirá fruto bueno. Mantengan el árbol puro, los pensamientos puros, y el fruto y la vida serán puros. Un carácter recto es resultado únicamente de un esfuerzo continuo y de pensamientos rectos, el efecto de abrigar durante largo tiempo ideas que se aproximan a la divinidad.

El que coloca a Dios en el centro de sus pensamientos se acerca más al Espíritu de Cristo; y el que puede decir de corazón: ‘No se haga mi voluntad, sino la tuya’ se acerca más al ideal que Cristo representa. Así como la inclinación de los pastos indican en qué dirección sopla el viento, hay pequeñas cosas que indican la dirección de los sentimientos y pensamientos de una persona.

Las cosas pequeñas no son sino partículas de las grandes. El pasto no llega a su altura total de súbito, sino que brota y crece tan silenciosa y suavemente que ningún oído podría oírlo, quizás invisible también a la vista más aguda; la lluvia no cae en un torrente sino en gotas; los planetas no saltan en su órbita, sino que centímetro a centímetro y línea por línea van circunvalándolas.

El intelecto, los sentimientos, el hábito y el carácter, todo llega a ser lo que es por la influencia de cosas pequeñas; y en la moral y en la religión, es por las nimiedades, las pequeñas acciones, que cada uno de nosotros se dirige, no en grandes saltos sino seguramente, centímetro a centímetro, hacia la vida o la muerte eterna.

La gran lección que debemos aprender en el mundo de hoy es la forma de aplicar los gloriosos principios del Evangelio a las acciones y los deberes aparentemente insignificantes de la vida. Por parecer algunas cosas pequeñas y triviales, no pensemos que carecen de importancia.

Después de todo, la vida está hecha de cosas pequeñas. Nuestra vida, nuestro ser, funciona físicamente con los latidos de un pequeño corazón; si ese pequeño corazón dejara de latir, la vida en este mundo llegaría a su fin. El majestuoso sol es una poderosa fuerza en el universo, pero recibimos las bendiciones de su fulgor porque nos llega en la forma de pequeños rayos que, sumados, llenan el mundo de luz.

See also:  Quien Escribio La Primera Biblia?

La oscuridad de la noche se atenúa con el brillo de lo que parecen ser pequeñas estrellas; y así, la vida del verdadero cristiano está formada de pequeños actos benignos que se llevan a cabo en este momento, este mismo instante, en el hogar, en el quórum, en la organización, en el pueblo, donde sea que nuestra vida y acciones transcurran.

Lo que una persona sea hoy determinará, en gran parte, lo que haya de ser mañana; lo que haya sido el año pasado marcará, en gran medida, su curso para el año que tiene por delante. Día a día, hora tras hora, el hombre forma el carácter que va a determinar su lugar y estado entre sus relaciones a través de las épocas.

El carácter se forma adhiriéndose a los principios; se cultiva desde adentro, como crece un árbol, como crece cualquier cosa viva. No hay nada externo para ponerse a fin de hacerse más hermoso; los, es cierto, pero su efecto no es más que superficial y temporario.

  • La verdadera belleza, así como el carácter, viene del interior, y cualquier cosa que contribuya a fortalecerlo está de acuerdo con los principios enunciados por el profeta José Smith y por el Salvador mismo: la virtud, la integridad, la santidad, o sea, guardar los mandamientos de Dios,
  • En la formación del carácter, así como en el diseño de un jardín, las leyes de paz y felicidad siempre están en funcionamiento.

El esfuerzo, la abnegación y la acción diligente son los escalones del progreso; la satisfacción egoísta y el pecado son los vándalos destructores del carácter y sólo dejan una estela de pesar y remordimiento. El autodominio es el gobierno y la reglamentación de todos nuestros apetitos, deseos, pasiones y afectos naturales; y no hay nada que dé al hombre más fortaleza de carácter que el sentido de haberse conquistado a sí mismo, el darse cuenta de que puede poner a su servicio sus apetitos y pasiones en lugar de ser el siervo de éstos.

Esta virtud está formada de moderación, abstinencia, valor, entereza, esperanza, sobriedad, castidad, independencia, tolerancia, paciencia, sumisión, continencia y pureza. En esta tierra, ¿cuál es la máxima gloria del hombre en lo referente a su logro individual? Es el carácter, el carácter desarrollado mediante la obediencia a las leyes de la vida, tal como fueron reveladas por medio del Evangelio de Jesucristo, quien vino para que tuviéramos vida y para que la tuviéramos en abundancia,

La preocupación principal del hombre en la vida no debiera ser la adquisición de oro, fama ni posesiones materiales. No debiera ser la ejecución de proezas físicas ni la fortaleza intelectual, sino que su meta, la más elevada en esta vida, debe ser el desarrollo de un carácter similar al de Cristo.

Cuando nacen, los niños son las criaturas más dependientes e indefensas de todas; al mismo tiempo, son lo más dulce y sublime del mundo Su alma es tan inmaculada como una hoja de papel blanco en la cual se van a escribir las aspiraciones y los logros de toda una vida. Igual que un niño que crece físicamente comiendo a intervalos regulares, respirando continuamente aire fresco, descansando a determinadas horas, así también el carácter se forma con pequeñas cosas, contactos diarios, una influencia aquí, un hecho o una verdad allá.

Nuestro carácter se forma fundamentalmente en el hogar. La familia es una organización divina; el deber más importante del hombre en esa familia es criar varones y niñas que posean salud corporal, una mente vigorosa y, lo que es superior, un carácter similar al de Cristo.

  • ¿Cuáles son los atributos que se destacan en el carácter del Salvador? (Véanse las págs.238–239.) ¿Cómo podemos incorporar en nuestra vida esos rasgos?
  • ¿En qué sentido son los pensamientos nobles una base para formar un carácter similar al de Cristo? (Véanse las págs.240–241.) El presidente McKay dijo: ‘Díganme qué piensan cuando no tienen que pensar, y les diré lo que son’. ¿Cómo explicaría usted esas palabras? ¿Qué debemos hacer para tener pensamientos puros?
  • ¿Cuáles son algunas ‘pequeñas cosas’ de su vida que le han ayudado a formar su carácter? ¿Qué puede hacer día a día para asemejarse más a Cristo? (Véase D. y C.64:33.)
  • La obediencia al Evangelio de Jesucristo, ¿de qué modo puede ser un factor esencial para fortalecer el carácter? (Véase la pág.242.) ¿Cómo contribuyen a ese desarrollo el dominio propio y el servicio a los demás? (Véase la pág.242.)
  • Los padres y los maestros, ¿qué podemos hacer para ayudar a los niños y jóvenes a formar un carácter similar al de Cristo? (Véanse las págs.243–244.)

Pasajes relacionados : Filipenses 4:8; Mosíah 4:30; 3 Nefi 27:27; D. y C.64:33; 93:11–14. Notas

  1. En ‘Conference Report’, oct. de 1926, pág.111.
  2. En ‘Conference Report’, abril de 1967, pág.84.
  3. Secrets of a Happy Life, comp. por Llewelyn R. McKay, 1960, págs.145–146, 147.
  4. En ‘Conference Report’, oct. de 1945, págs.132.
  5. En ‘Conference Report’, abril de 1968, pág.7.
  6. Gospel Ideals, 1953, pág.355.
  7. True to the Faith: From Sermons and Discourses of David O. McKay, comp. por Llewelyn R. McKay, 1966, pág.133.
  8. Treasures of Life, comp. por Clare Middlemiss, 1962, pág.200.
  9. Pathways to Happiness, comp. por Llewelyn R. McKay, 1957, pág.257.
  10. Secrets of a Happy Life, pág.160.
  11. ‘ ‘As a Man Thinketh», Instructor, sept. de 1958, págs.257–258.
  12. Man May Know for Himself: Teachings of President David O. McKay, comp. por Clare Middlemiss, 1967, págs.8–9.
  13. En ‘Conference Report’, oct. de 1953, pág.10.
  14. True to the Faith, pág.270.
  15. True to the Faith, pág.153.
  16. ‘Man’s Soul Is as Endless as Time’, Instructor, ene. de 1960, pág.1.
  17. True to the Faith, págs.95–96.
  18. True to the Faith, pág.29.
  19. En ‘Conference Report’, abril de 1968, pág.8.
  20. En ‘Conference Report’, oct. de 1926, pág.111.
  21. ‘The Sunday School Looks Forward’, Improvement Era, dic. de 1949, pág.804.
  22. ‘The Home and the Church as Factors in Character Building’, Instructor, abril de 1946, pág.161.
  23. True to the Faith, pág.107.
  24. True to the Faith, pág.248.

: Cómo cultivar un carácter similar al de Cristo

¿Qué es lo que impide crecer como persona?

3. Quedarte en tu zona de confort – Los cambios pueden generar mucho miedo y tal vez las cosas no salgan como esperabas. Estar en un territorio seguro o en un lugar que conoces te hará sentir a salvo, pero ¿vale la pena? Lo nuevo puede ser arriesgado, y hay personas que están de acuerdo con el refrán ‘más vale malo conocido que bueno por conocer’.

  • Sin embargo, muchas veces los cambios están destinados a generar experiencias positivas y mejorar tu vida.
  • ¿Cuántas personas se preguntarán ahora si debieron atreverse a hacer aquello que tanto miedo les causaba? Tal vez tendrían algo que ahora desean pero no pueden poseer.
  • Permanecer en tu zona de confort trunca el crecimiento personal y puede llegar a ser altamente perjudicial para tu felicidad, ya que no podrás experimentar la satisfacción de vivir la vida plenamente.

Seguir estancado en un mismo lugar sin permitirte explorar o aventurarte es un impedimento para alcanzar la cúspide de tu transformación; s alir de ahí no es nada fácil, porque siempre existe la incertidumbre ante lo que sucederá, pero debes confiar en ti mismo, abrirte a nuevas posibilidades y superar el miedo al fracaso.

¿Qué quiere decir ser una persona madura?

Dicho de una persona o de una cosa : Que ha alcanzado un estado de desarrollo adecuado para su utilización, funcionamiento o empleo.

¿Qué es la madurez del ser humano?

Se dice de un ser humano que tiene madurez cuando es capaz de decidir, con razón suficiente, lo que debe hacer o no hacer, tiene voluntad fuerte y órganos adecuados para llevar a cabo su decisión y dispone de mecanismos psicológicos para controlar los impulsos que se oponen a ella.