IDIC

Trucos | Consejos | Comentarios

Que Significa Esquizofrenia?

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave. Se trata de un desorden cerebral que deteriora la capacidad de las personas en muy diversos aspectos psicológicos como el pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad.

¿Qué es esquizofrenia y porque se da?

Síntomas psicóticos – Los síntomas psicóticos incluyen cambios en la forma en que una persona piensa, actúa y percibe el mundo. Las personas con síntomas psicóticos pueden perder el sentido compartido de la realidad con los demás y ver el mundo de una manera distorsionada.

Alucinaciones: cuando una persona ve, oye, huele, saborea o siente cosas que no son reales. Muchas personas que tienen este trastorno oyen voces. Las personas que oyen voces pueden haber estado escuchándolas durante mucho tiempo antes de que sus familiares y amigos se den cuenta de que tienen un problema. Delirios: cuando una persona tiene creencias fuertes que no son ciertas y pueden parecer irracionales a los demás. Por ejemplo, las personas que experimentan delirios pueden creer que aquellos que salen en la radio y la televisión están enviando mensajes especiales que requieren una determinada respuesta, o pueden creer que están en peligro o que otros están tratando de lastimarlos. Trastorno del pensamiento: cuando una persona tiene formas de pensar inusuales o ilógicas. Las personas con trastorno del pensamiento pueden tener problemas para organizar sus ideas y el habla. A veces, una persona deja de hablar en medio de un pensamiento, pasa de un tema a otro o inventa palabras sin sentido. Trastornos del movimiento: cuando una persona presenta movimientos corporales anormales. Las personas con estos trastornos pueden repetir ciertos movimientos una y otra vez.

¿Qué pasa en el cerebro de una persona con esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno serio que afecta como la persona piensa, siente y actúa. Alguien que tenga esquizofrenia puede que tenga dificultad distinguiendo entre lo que es real y lo que es imaginario; puede que se sienta cohibido o se sienta alienado; y puede que tenga dificultades expresando emociones normales en situaciones sociales.

  1. Contrario a lo que el público cree, la esquizofrenia no es un desdoblamiento de la personalidad o multiples personalidades.
  2. La mayoría de las personas con la esquizofrenia no son violentos y no son causa de peligro para otros.
  3. La esquizofrenia no es causada por las experiencias de la niñez, falta de crianza adecuada o falta de fuerza de voluntad, ni tampoco son los síntomas iguales para cada persona.

La esquizofrenia afecta casi 1% de la población mundial. En los Estados Unidos una persona de cada cien, como 2.5 millones, tiene esta enfermedad. No respeta raza, cultura o fronteras económicas. Los síntomas usualmente aparecen entre las edades de 13 a 25 años, pero frecuentemente aparecen más temprano, más en los hombres que en las mujeres.

¿Qué causa la esquizofrenia? La causa de la esquizofrenia no es aún clara. Algunas teorías sobre la causa de esta enfermedad incluyen: Genética (herencia), biológica (desequilibrio en las químicas del cerebro); y/o posible infecciones virales y trastornos del sistema inmune. Genética (Herencia). Los científicos reconocen que el trastorno tiende a presentarse en familias y que la persona hereda la tendencia a desarrollar la enfermedad.

La esquizofrenia puede ser también causada por eventos ambientales, como las infecciones virales o situaciones de altas tensiones, o una combinación de ambas cosas. Igual a otrasenfermedades que están relacionadas a la genética, la esquizofrenia aparece cuando el cuerpo experimenta cambios hormonales y físicos, como los que ocurren durante la pubertad en los adolescentes y los jóvenes adultos.

  1. Química. La genética ayuda a determinar como el cerebro usa ciertas químicas.
  2. Las personas con esquizofrenia tienen un desequilibrio de las químicas del cerebro (el serotonin y la dopamina) los cuales son neurotransmisores.
  3. Estos neurotransmisores permiten a las células de los nervios en el cerebro que se envíen mensajes unos a otros.

El desequilibrio de estas químicas afectan la forma en que el cerebro de la persona reaccione a los estímulos – lo cual explica porque la persona con esquizofrenia puede sentirse abrumada por la información que recibe por los sentidos (música ruidosa o luces brillantes) que otras personas pueden fácilmente controlar.

  • Este problema de procesar diferentes sonidos, visiones, olores y sabores también pueden causar alucinaciones y ilusiones.
  • ¿Cuáles son las señales tempranas de la esquizofrenia? Las señales de la esquizofrenia son diferentes para cada persona.
  • Los síntomas pueden desarrollarse lentamente durante meses o años, o pueden aparecer repentinamente.

La enfermedad puede aparecerse y desaparecerse en ciclos de recaída y remisión. Comportamientos que pueden ser señales tempranas de la esquizofrenia incluyen:

Oyendo o viendo cosas que no están allí Un sentimiento constante de que lo están viendo Manera de hablar o de escribir que es peculiar o que no tiene sentido Posiciones del cuerpo que son raras Sintiéndose indiferente en situaciones bien importantes Deterioro del estudio o del trabajo Cambios en la higiene o de apariencias Un cambio de personalidad Aumento en el aislamiento de situaciones socials Respuestas irracionales, amargas o temerosas hacia seres queridos Incapacidad de dormir o de concentrarse Comportamiento inapropiado o raro Preocupación extrema sobre la religión y lo oculto.

Si usted o su ser querido experimenta varios de estos síntomas por mas de dos semanas, busque ayuda inmediatamente. ¿Cuáles son los síntomas de la esquizofrenia? Un profesional de la salud médica o mental puede que use los siguientes términos cuando discuta los síntomas de la esquizofrenia. Síntomas positivos son disturbios que son «añadidos» a la personalidad de la persona.

Ilusiones —ideas falsas—los individuos pueden creer que alguien los está espiando, o que ellos son alguien famoso. Alucinaciones —viendo, sintiendo, saboreando, escuchando o oliendo algo que verdaderamente no existe. La experiencia más común es la de escuchar voces imaginarias que dan mandatos o hacen comentarios al individuo. El habla y el pensamiento trastornado —cambiando de un tema a otro, de una manera sin sentido. Los individuos pueden crear sus propias palabras y sonidos.

Síntomas negativos son capacidades que son «perdidas» de la personalidad de la persona.

Alienación social Apatía extrema Falta de motivación o iniciativa Falta de respuesta emocional

¿Cuáles son las diferentes clases de esquizofrenia?

Esquizofrenia paranoica —la persona se siente extremadamente sospechosa, perseguida, o con sentimientos de grandiosidad, o siente una combinación de estas emociones. Esquizofrenia desorganizada —la persona es frecuentemente incoherente en el hablar y en el pensar,pero puede que no tenga ilusiones. Esquizofrenia catatónica —la persona está alienada, silenciosa, negativa y frecuentemente asume posiciones del cuerpo bien extrañas. Esquizofrenia residual —la persona ya no experimenta ilusiones o alucinaciones, pero no siente motivación ni interés por la vida. Trastorno esquizoafectivo —la persona tiene ambos síntomas de la esquizofrenia y de trastorno mayor de ánimo tal como la depresión.

¿Qué tratamientos están disponibles para la esquizofrenia? Si usted sospecha que alguien quien usted conoce está experimentando los síntomas de la esquizofrenia, anímelos a que visiten a un profesional médico o de la salud mental inmediatamente. Tratamiento a tiempo—tan pronto como el primer episodio—puede significar un mejor resultado al largo plazo.

  • Esquizofrenia Recobro y Rehabilitación Aunque no existe una cura para la esquizofrenia, muchas personas con la enfermedad pueden llevar vidas productivas y gratificantes con el debido tratamiento.
  • El recobro es posible por medio de una variedad de servicios, incluyendo medicinas y programas de rehabilitación.

La rehabilitación puede ayudar a que una persona recobre la confianza y capacidad necesaria para vivir una vida productiva e independiente en la comunidad. Las clases de servicios queayudan a una persona con la esquizofrenia son:

Manejo/Asistencia del Caso ayuda a las personas a que puedan recibir servicios, asistencia financiera, tratamiento y otros recursos. Programas de Rehabilitación Psicosocial son programas que ayudan a las personas a recobrar capacidades tales como: empleo, cocinar, limpiar, presupuestar, compras, socialización, resolver problemas, y manejo/enfrentamiento a las tensiones. Grupos de auto-ayuda proveen apoyo continuó e información a las personas con enfermedades mentales serias por medio de individuos quienes han experimentado ellos mismos la enfermedad mental. Centros de visita son lugares donde los individuos con la enfermedad mental pueden socializarse y/o recibir apoyo y servicio informal cuando lo necesitan. Programas de viviendas ofrecen una serie de apoyos y supervisión desde 24 horas de vivienda supervisada hasta apoyo por medio de visitas cuando se necesita. Programas de empleo ayuda a individuos encontrar empleo y/o conseguir las capacidades necesarias para regresar a la fuerza laboral. Terapia/Consejería incluye diferentes formas de terapia del «hablar», tanto por individuo como de grupo, que pueden ayudar tanto al paciente como a los miembros de la familia a mejor comprender la enfermedad y compartir sus preocupaciones. Servicios de Crisis incluyen líneas de emergencia de 24 horas, consejería después de las horas comunes, colocación residencial e internamiento hospitalario.

Medicina La nueva generación de medicinas antipsicóticas ayudan a las personas con esquizofrenia a que vivan vidas gratificantes. Ayudan a reducir los desequilibrios químicos que causan la esquizofrenia y reducen la posibilidad de una recaída. Como todas las medicinas, sinembargo, las medicinas antipsicóticas deberían de ser tomadas solamente bajo la supervision de un professional de salud mental.

Antipsicóticos convencionales—efectivamente controlan los síntomas «positivos» tales como las alucinaciones, ilusiones y la confusion de la esquizofrenia. Antipsicóticos de la nueva generación (también llamados atípicos)—tratan tanto los síntomas positivos como los negativos de la esquizofrenia, frecuentemente con menos efectos secundarios.

Los efectos secundarios son comunes con las drogas antipsicóticas. Van desde los efectos secundarios leves tales como la boca seca, visión borrosa, estreñimiento, somnolencia y mareos que usualmente desaparecen después de unas semanas, hasta los efectos secundarios más serios tales como teniendo problemas con el control de los músculos, caminando, estremecimientos y movimientos faciales incontrolables (ticks).

¿Qué es la esquizofrenia simple?

¿A qué nos referimos con esquizofrenia simple? – Trastorno no muy frecuente que cursa con un desarrollo insidioso y progresivo, caracterizado por un comportamiento extravagante, de una incapacidad para satisfacer las demandas de la vida social y de una disminución del rendimiento en general.

  1. No hay evidencia de alucinaciones y ni de ideas delirantes y el trastorno es no tan claramente psicótico como los tipos hebefrénico, paranoide y catatónico.
  2. Los rasgos o síntomas «negativos» característicos de la esquizofrenia residual aparecen sin haber sido precedidos de síntomas psicóticos claramente manifiestos.

El creciente empobrecimiento social puede conducir a un vagabundeo, los enfermos se encierran en sí mismos, se vuelven ociosos y pierden sus objetivos.

¿Cuánto tiempo dura la esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno mental caracterizado por la existencia de pérdida de contacto con la realidad (psicosis), alucinaciones (por lo general consistentes en oír voces), falsas creencias firmemente sostenidas (delirios), alteraciones del pensamiento y de la conducta, reducción en la expresión emocional, disminución de la motivación, deterioro de la función mental (cognición) y problemas para desenvolverse en la vida de cada día, incluyendo el deterioro del trabajo, las relaciones sociales y el cuidado de uno mismo.

No se conocen ni la causa ni el mecanismo de la esquizofrenia. Los síntomas pueden ser muy variados, desde un comportamiento extravagante y un lenguaje desorganizado e incoherente, hasta la ausencia de emociones acompañada de un lenguaje escaso o nulo; incluso puede aparecer incapacidad para concentrarse, así como problemas de memoria. Los médicos diagnostican la presencia de esquizofrenia en función de los síntomas existentes, tras realizar las pruebas adecuadas para descartar otras posibles causas de psicosis. El tratamiento consiste en el empleo de fármacos antipsicóticos, programas de entrenamiento y actividades de apoyo comunitario, psicoterapia y educación familiar. La mejora del paciente puede estar influida por el hecho de tomar o no los medicamentos según lo prescrito. La detección y el tratamiento tempranos mejoran el funcionamiento a largo plazo.

La esquizofrenia es un importante problema mundial de salud pública. El trastorno afecta generalmente a personas jóvenes en la edad en la que comienzan a ser independientes y puede producir discapacidad y estigma social de por vida. En términos de costes personales y económicos, la esquizofrenia figura entre los peores trastornos que afectan a la humanidad.

La esquizofrenia afecta a cerca del 1% de la población mundial, por igual a hombres que a mujeres. En Estados Unidos, la esquizofrenia comporta aproximadamente 1 de cada 5 días de baja laboral y el 2,5% de todos los gastos de atención de salud. La esquizofrenia es más frecuente que la enfermedad de Alzheimer y que la esclerosis múltiple.

Entre los factores que determinan que algunas personas tengan una mayor predisposición a desarrollar esquizofrenia se incluyen los siguientes:

Predisposición genética Problemas previos, posteriores o concurrentes al momento del parto, como la infección materna por el virus de la gripe durante el segundo trimestre de embarazo, la falta de oxígeno durante el parto, el bajo peso al nacer y la incompatibilidad de grupo sanguíneo entre madre e hijo. Infecciones del cerebro Consumo de cannabis en los primeros años de la adolescencia

Las personas que tienen un progenitor o un hermano con esquizofrenia presentan un riesgo cercano al 10% de desarrollar este trastorno, en comparación con el 1% de riesgo entre la población general. En gemelos idénticos, el riesgo de que uno desarrolle esquizofrenia es de aproximadamente el 50% si el otro la padece.

See also:  Q Significa Mdg En Whatsapp?

Estas estadísticas sugieren la implicación de factores hereditarios. La esquizofrenia puede aparecer de forma repentina, en el curso de días o semanas o, por el contrario, de forma gradual, desarrollándose a lo largo de un periodo de años. Aunque la gravedad y las características de los síntomas varían entre las diferentes personas que padecen esquizofrenia, los síntomas suelen ser suficientemente graves para interferir con la capacidad laboral, las interacciones sociales y el autocuidado.

Sin embargo, los síntomas a veces son leves al principio (el denominado pródromo). Las personas pueden simplemente aparecer retraídas, desorganizadas o recelosas. Los médicos pueden identificar estos síntomas como el inicio de la esquizofrenia, pero a veces los reconocen solo de forma retrospectiva.

  1. La esquizofrenia se caracteriza por síntomas psicóticos, que incluyen delirios, alucinaciones, pensamiento y lenguaje desorganizados y comportamiento extraño e inapropiado.
  2. Entre los síntomas psicóticos se incluye una pérdida de contacto con la realidad.
  3. En algunas personas con esquizofrenia, se produce una disminución de la función mental (cognitiva), a veces desde el mismo comienzo de la enfermedad.

Este deterioro cognitivo conduce a dificultades en la capacidad de atención, de pensamiento abstracto y de resolución de problemas. La gravedad del deterioro cognitivo determina en gran medida la discapacidad global de las personas esquizofrénicas. Muchas personas con esquizofrenia están desempleadas y tienen poco o ningún contacto con miembros de la familia u otras personas.

Síntomas positivos Síntomas negativos Desorganización Deterioro cognitivo

Los afectados pueden presentar síntomas de cualquiera de estas categorías o de todas ellas. Los síntomas positivos implican una distorsión de las funciones normales. Se incluyen los siguientes:

Los delirios son falsas creencias que generalmente implican una interpretación errónea de percepciones o experiencias. Además, las personas mantienen estas creencias a pesar de las evidencias, que claramente las contradicen. Existen muchos tipos de delirios. Por ejemplo, las personas con esquizofrenia pueden tener delirios de persecución, creyendo que son objeto de vigilancia, persecución, engaños o tormentos. Pueden tener delirios de referencia y creer que ciertos pasajes de libros, periódicos o canciones se dirigen específicamente a ellos. También pueden tener delirios de robo o de inserción de pensamiento, creyendo que otros son capaces de leer sus mentes, que sus pensamientos pueden transmitirse a otras personas, o que fuerzas externas a ellos les imponen pensamientos o impulsos. Los delirios en la esquizofrenia pueden ser extraños o no. Las ideas delirantes extrañas son claramente inverosímiles y no derivan de experiencias de la vida ordinaria. Por ejemplo, la persona puede creer que alguien le ha extraído sus órganos internos sin dejar cicatriz. Las ideas delirantes no extrañas se refieren a situaciones que podrían darse en la vida real, como ser perseguido, o engañado por el cónyuge o la pareja. Las alucinaciones implican oír, ver, saborear o notar físicamente cosas que nadie más percibe. Las alucinaciones auditivas son, con mucho, las más habituales. Las personas pueden oír voces en su interior que hacen comentarios críticos y abusivos sobre su comportamiento o que conversan entre sí.

Los síntomas negativos comportan una disminución o pérdida de las funciones emocionales y sociales normales. Se incluyen los siguientes:

La expresión reducida de las emociones (embotamiento afectivo) implica una muestra de poca o ninguna emoción. El rostro carece de movilidad. Las personas mantienen un contacto visual escaso o nulo. No utilizan las manos o la cabeza para dar énfasis emocional mientras hablan. Los hechos que habitualmente producirían risa o llanto no provocan en ellos respuesta alguna. La pobreza del habla se refiere a la existencia de una disminución en la productividad del lenguaje. Las respuestas a las preguntas pueden ser lacónicas, de una o dos palabras, dando la impresión de reflejar un vacío interior. La anhedonia se refiere a una disminución en la capacidad de experimentar placer. Las personas muestran poco interés por sus anteriores actividades y emplean el tiempo en otras que carecen de propósito o finalidad. La falta de sociabilidad es la ausencia de interés por relacionarse con los demás.

Estos síntomas negativos a menudo se encuentran asociados a una pérdida general de la motivación, de los objetivos y del sentido de propósito. La desorganización implica la existencia de trastornos del pensamiento y de comportamiento extravagante:

El trastorno del pensamiento se refiere a la desorganización del pensamiento, que se manifiesta a través de la incoherencia del lenguaje o de cambios constantes de un tema a otro. El lenguaje puede ser levemente desorganizado o totalmente incoherente e incomprensible. El comportamiento extravagante puede adoptar la forma de tonterías infantiloides, agitación o bien aspecto, higiene o conductas inapropiados. La catatonia es una forma extrema de comportamiento extravagante en la que la persona mantiene una postura rígida y resiste la fuerza ejercida por otros para ser movida o, por el contrario, se mueve repentinamente de manera aleatoria.

El deterioro cognitivo se refiere a la dificultad para concentrarse, recordar, organizar, planificar y resolver problemas. Algunas personas son incapaces de concentrarse suficientemente para poder leer, seguir el hilo de una película o de un programa de televisión, o seguir instrucciones.

  1. Otras son incapaces de ignorar distracciones o de permanecer centradas en una tarea.
  2. Por lo tanto, las tareas que implican atención a los detalles, desarrollo de procedimientos complicados, toma de decisiones y comprensión de interacciones sociales pueden ser imposibles de llevar a cabo.
  3. Aproximadamente entre el 5 y el 6% de las personas con esquizofrenia se suicidan, alrededor del 20% lo intentan y muchos más tienen pensamientos significativos de suicidio.

El suicidio es la principal causa de muerte prematura entre las personas jóvenes con esquizofrenia y es una de las principales razones por las que este trastorno reduce el promedio de vida en 10 años. El riesgo de suicidio es mayor en las personas que desarrollan esquizofrenia en etapas tardías de su vida y que presentaban un funcionamiento normal antes de la aparición de la enfermedad.

Estas personas conservan la capacidad de sufrir dolor y angustia, por lo que es más probable que actúen llevados por la desesperación al ser conscientes de los efectos de su trastorno. Estas personas son también los que tienen un mejor pronóstico de recuperación. Contrariamente a la opinión popular, las personas con esquizofrenia presentan solamente un ligero aumento del riesgo de comportamiento violento.

Las amenazas violentas y los arrebatos agresivos menores son mucho más frecuentes que los comportamientos gravemente peligrosos. En muy pocos casos, personas gravemente deprimidas, aisladas o paranoicas atacan o asesinan a quienes perciben como la única fuente de sus dificultades (por ejemplo, una autoridad, una celebridad o su propio cónyuge).

Personas con delirios de que están siendo perseguidas Personas en cuyas alucinaciones se les insta a cometer actos violentos Personas que no toman los medicamentos que se les ha prescrito

Sin embargo, incluso teniendo en cuenta los factores de riesgo, a los médicos les resulta difícil predecir con exactitud si una determinada persona con esquizofrenia cometerá un acto violento.

Evaluación de un médico, en base a criterios específicos Análisis y pruebas de diagnóstico por la imagen para descartar otros trastornos

No existe una prueba definitiva para el diagnóstico de esquizofrenia. El médico establece el diagnóstico basándose en una evaluación integral de los antecedentes y síntomas de la persona. La esquizofrenia se diagnostica cuando se cumplen las dos condiciones siguientes:

Dos o más de los síntomas característicos (delirios, alucinaciones, discurso desorganizado, comportamiento desorganizado, síntomas negativos) persisten por lo menos durante 6 meses. Estos síntomas provocan un deterioro significativo del funcionamiento en el trabajo, la escuela o las relaciones sociales.

La información procedente de familiares, amigos o profesores suele ser importante para establecer la fecha de inicio del trastorno. Se realizan pruebas de diagnóstico por la imagen del cerebro, como la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética nuclear (RMN) para descartar un tumor cerebral.

  1. Aunque las personas con esquizofrenia presentan alteraciones cerebrales que pueden visualizarse en una tomografía computarizada (TC) o en una resonancia magnética nuclear (RMN), tales anomalías no son lo suficientemente específicas para ayudar a establecer el diagnóstico de la esquizofrenia.
  2. Además, los médicos intentan descartar una serie de trastornos mentales que comparten características con la esquizofrenia, como el trastorno psicótico breve Trastorno psicótico breve Los síntomas del trastorno psicótico breve se asemejan a los delirios, las alucinaciones u otros síntomas de esquizofrenia psicóticos, pero duran mucho menos tiempo (de 1 día a 1 mes).

Las personas. obtenga más información, el trastorno esquizofreniforme Trastorno esquizofreniforme El trastorno esquizofreniforme causa síntomas de esquizofrenia, pero estos duran solo de 1 a 6 meses. Como en la esquizofrenia, las personas afectadas por trastorno esquizofreniforme presentan.

  1. Obtenga más información, el trastorno esquizoafectivo Trastorno esquizoafectivo El trastorno esquizoafectivo se caracteriza por la presencia de síntomas de trastorno del estado del ánimo, como depresión o manía, junto con síntomas de esquizofrenia.
  2. La psicosis se refiere.
  3. Obtenga más información y el trastorno de personalidad esquizotípica Trastorno esquizotípico de la personalidad El trastorno de personalidad esquizotípica se caracteriza por un patrón generalizado de incomodidad intensa y capacidad reducida para las relaciones cercanas, por una forma distorsionada de.

obtenga más información, La detección y el tratamiento tempranos se han convertido en los principios rectores para el control de la esquizofrenia. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores serán los resultados. El cumplimiento del tratamiento farmacológico determina en gran medida el pronóstico de los casos de esquizofrenia.

Sin tratamiento farmacológico, entre el 70 y el 80% de las personas afectadas presentan un nuevo episodio durante el primer año tras el diagnóstico. El cumplimiento del tratamiento farmacológico puede reducir este porcentaje hasta situarlo cerca del 30%, además de disminuir la gravedad de los síntomas de modo significativo en la mayoría de las personas.

En las personas que no toman la medicación prescrita, la probabilidad de reingreso aumenta considerablemente durante el primer año tras el alta hospitalaria. El seguimiento correcto de las indicaciones farmacoterapéuticas reduce en gran medida la probabilidad de reingreso hospitalario.

  1. A pesar del beneficio demostrado por la farmacoterapia, la mitad de las personas con esquizofrenia no siguen la medicación prescrita.
  2. Algunas no reconocen su enfermedad y se resisten a tomar fármacos.
  3. Otras abandonan el tratamiento debido a efectos adversos desagradables.
  4. Y por último, en algunos casos, los factores que impiden la toma adecuada de la medicación son los problemas de memoria, la desorganización o directamente la falta de dinero.

La probabilidad de conseguir que se siga el tratamiento prescrito aumenta cuando se tratan estos factores. Por ejemplo, si los efectos adversos de los fármacos constituyen el problema principal, puede ser útil un cambio de medicación. La relación habitual y de confianza con el médico u otro psicoterapeuta ayuda a las personas con esquizofrenia a aceptar su enfermedad más fácilmente y a reconocer la necesidad de seguir el tratamiento prescrito.

Un tercio de las personas afectadas alcanzan una mejora significativa y duradera. Otro tercio alcanza un cierto grado de mejora, pero sufre recaídas intermitentes y discapacidades residuales. El tercio restante presenta una discapacidad grave y permanente.

Sólo alrededor del 15% de todas las personas con esquizofrenia son capaces de funcionar igual que antes de desarrollar la enfermedad. Los factores asociados a un mejor pronóstico son:

Inicio repentino del trastorno Edad avanzada cuando comienzan los síntomas Nivel adecuado de habilidades y logros previo al inicio de la enfermedad Deterioro cognitivo poco importante Presencia de pocos síntomas negativos (como la reducción de la expresión de las emociones) Transcurso de poco tiempo entre el primer episodio psicótico y el tratamiento

Los factores asociados a un peor pronóstico son:

Los síntomas aparecen a una edad más temprana Problemas de funcionamiento en situaciones sociales y en el trabajo antes de enfermar Antecedentes familiares de esquizofrenia Presentación de muchos síntomas negativos Transcurso de un período prolongado de tiempo entre el primer episodio psicótico y el tratamiento

Los hombres tienen un peor pronóstico que las mujeres. Las mujeres responden mejor al tratamiento con fármacos antipsicóticos.

Antipsicóticos Psicoterapia Atención especializada coordinada

Generalmente, el tratamiento de la esquizofrenia tiene como objetivos

Reducir la gravedad de los síntomas psicóticos Prevenir la recurrencia de los episodios sintomáticos y el deterioro funcional asociado Proporcionar apoyo y con ello permitir que la persona funcione al nivel más alto posible

La detección temprana y el tratamiento temprano son importantes. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores serán los resultados. Los fármacos antipsicóticos, la rehabilitación y las actividades de apoyo comunitario, así como la psicoterapia, son los pilares fundamentales del tratamiento.

Facilitar información a las familias acerca de los síntomas y el tratamiento de la esquizofrenia (psicoeducación familiar) ayuda a proporcionar apoyo a la persona con esquizofrenia y a que los profesionales de la salud puedan mantenerse en contacto ella. La atención especializada coordinada, que incluye entrenamiento de resistencia, terapia personal y familiar, tratamiento de la disfunción cognitiva y apoyo laboral, es un aspecto importante de la recuperación psicosocial.

Los antipsicóticos Fármacos Antipsicóticos La psicosis se refiere a síntomas como delirios, alucinaciones, pensamiento y habla desorganizados y conductas motoras extrañas e inapropiadas que indican pérdida de contacto con la realidad. obtenga más información pueden ser eficaces en la disminución o supresión de síntomas como delirios, alucinaciones y pensamiento desorganizado.

  • Una vez han desaparecido los síntomas más urgentes, el uso continuado de fármacos antipsicóticos reduce sustancialmente la probabilidad de episodios futuros.
  • Sin embargo, los antipsicóticos tienen efectos secundarios significativos entre los que se encuentran: somnolencia, rigidez muscular, temblores, movimientos involuntarios (por ejemplo, discinesia tardía), aumento de peso e inquietud.
See also:  Que Significa Ig?

Con los nuevos medicamentos antipsicóticos (segunda generación), que son los que se prescriben con más frecuencia, la probabilidad de que aparezcan rigidez muscular, temblores y discinesia tardía es menor que con los antipsicóticos convencionales (primera generación).

Los programas de rehabilitación y de apoyo, como el entrenamiento en habilidades laborales, están dirigidos a la enseñanza de las aptitudes necesarias para vivir en comunidad en lugar de en una institución. Estas habilidades permiten a las personas con esquizofrenia trabajar, hacer compras, cuidar de sí mismas, gestionar el hogar y relacionarse con los demás.

Los servicios comunitarios de apoyo ofrecen servicios que permiten a las personas con esquizofrenia vivir de la forma más independiente posible. Estos servicios incluyen un apartamento o un piso compartido con la presencia permanente de un miembro del personal que se asegura de que la persona con esquizofrenia toma los medicamentos que le han sido prescritos o que le ayuda con las finanzas.

O bien un miembro del personal puede visitar la casa de la persona periódicamente. Puede requerirse la hospitalización ante recaídas graves de la enfermedad, o incluso el ingreso involuntario si la persona representa un peligro para sí misma o para los demás. Sin embargo, el objetivo general es lograr que la persona viva en comunidad.

Una pequeña parte de la población con esquizofrenia es incapaz de vivir de manera independiente, ya sea porque tienen síntomas graves y/o persistentes o porque el tratamiento farmacológico no resulta efectivo en su caso. Estas personas necesitan una atención continuada en un entorno seguro y de apoyo.

Los grupos de apoyo y de defensa, tales como la National Alliance on Mental Illness (En Estados Unidos), a menudo son útiles para las familias. En general, la psicoterapia no disminuye los síntomas de la esquizofrenia. No obstante, la psicoterapia puede ser útil para establecer una relación de colaboración entre la persona afectada, sus familiares y el médico.

De este modo, la persona aprende a comprender y manejar mejor su trastorno, a tomar los fármacos antipsicóticos según lo prescrito y a controlar las situaciones estresantes que puedan agravar su enfermedad. Una buena relación entre médico y paciente es con frecuencia un determinante sustancial del éxito del tratamiento.

Si las personas con esquizofrenia viven con sus familias, tanto ellas como sus familiares pueden beneficiarse de un programa de psicoeducación. Esta formación proporciona a las personas afectadas y a sus familiares información sobre el trastorno y las formas de manejarlo, por ejemplo, mediante la enseñanza de habilidades para afrontarlos.

Esta formación puede ayudar a prevenir las recaídas.

National Alliance on Mental Illness (NAMI), Schizophrenia (Alianza Nacional para las Enfermedades Mentales, Esquizofrenia): la NAMI promueve la concienciación continua sobre la esquizofrenia, así como las iniciativas educativas y de defensa para apoyar a quienes la sufren, además de servicios de respuesta a las crisis (incluyendo una línea de ayuda) para ayudar a los necesitados.

¿Qué personas son más propensas a la esquizofrenia?

Historial familiar – La esquizofrenia tiene un componente genético. Las personas que tienen un pariente cercano con esquizofrenia son más propensas a desarrollar el trastorno que las personas sin parientes con la enfermedad. Un gemelo monocigótico (idéntico) de una persona con esquizofrenia tiene el riesgo más alto (40%-50%) de desarrollar la enfermedad.

¿Cómo se comportan las personas con esquizofrenia?

¿Cuáles son los síntomas de la esquizofrenia? – Los síntomas más característicos de la enfermedad son:

Delirios : ideas erróneas de las que el paciente está convencido. Por ejemplo, «creer que todo el mundo está contra él o que tratan de perjudicarle». Alucinaciones : percibir algo que no existe. Por ejemplo, oír voces (que le insultan o hablan de él), o ver objetos o caras que no están. Trastornos del pensamiento : el lenguaje del paciente se hace incomprensible y se altera la fluidez. Alteración de la sensación sobre sí mismo : la persona siente que su cuerpo está cambiando, se ve a sí mismo como raro. Deterioro de las emociones : la afectividad se va empobreciendo. Puede llegar a la ausencia de sentimientos. Los pacientes se muestran inexpresivos y se comportan con frialdad hacia los demás. Aislamiento : los pacientes se encierran en sí mismos y en su mundo interior.

Los síntomas más habituales son:

Delirios. Alucinaciones. Trastornos del pensamiento. Aislamiento. Deterioro de las emociones.

¿Como una persona se da cuenta que tiene esquizofrenia?

Esquizofrenia Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/schizophrenia.html La esquizofrenia es una enfermedad cerebral grave. Las personas que la padecen pueden escuchar voces que no están allí. Ellos pueden pensar que otras personas quieren hacerles daño.

  • A veces no tiene sentido cuando hablan.
  • Este trastorno hace que sea difícil para ellos mantener un trabajo o cuidar de sí mismos.
  • Los síntomas de la esquizofrenia suelen comenzar entre los 16 y 30 años.
  • Los hombres a menudo desarrollan síntomas a una edad más temprana que las mujeres.
  • Por lo general no se desarrolla después de los 45 años.

Hay tres tipos de síntomas:

Síntomas psicóticos distorsionan el pensamiento de una persona. Estos incluyen alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen), delirios (creencias que no son ciertas), dificultad para organizar pensamientos y movimientos extraños Síntomas «negativos» hacen que sea difícil mostrar las emociones y tener una conducta normal. Una persona puede parecer deprimida y retraída. Síntomas cognitivos afectan el proceso de pensamiento. Estos incluyen problemas para usar información, la toma de decisiones, y prestar atención.

No se conoce la causa de la esquizofrenia. Sus genes, el medio ambiente y la química del cerebro pueden tener un rol. No hay cura. Los medicamentos pueden ayudar a controlar muchos de los síntomas. Es posible que deba probar diferentes medicamentos para ver cuál funciona mejor.

(Enciclopedia Médica) También en

La información disponible en este sitio no debe utilizarse como sustituto de atención médica o de la asesoría de un profesional médico. Hable con un profesional de la salud si tiene preguntas sobre su salud. Conozca cómo citar esta página : Esquizofrenia

¿Cómo hablar con una persona que tiene esquizofrenia?

Consejos para tratar a la persona con esquizofrenia: – Cada persona que padece esquizofrenia es distinta. Con el tratamiento farmacológico y psicológico adecuado, y con apoyo social, pueden llevar una vida normalizada. Para ellos, al igual que para cualquier otra persona, es muy importante poder sentirse integrados en su familia, así como tener amigos.

En la fase aguda : cuando la persona presenta síntomas como alucinaciones y/o delirios, es importante no confrontarle directamente con la realidad. Es el momento de proponerle ir a la revisión con su psiquiatra de referencia. En la fase de recuperación : en esta etapa le ayudará llevar una vida con cierta rutina y estructura. En general, conviene que haya figuras estables y cercanas a su alrededor, pero que le pregunten sin agobiarlo. Es importante incluirlo en eventos sociales, pero siempre respetando, como con cualquier otra persona, sus aficiones, inquietudes y motivaciones.

En general, es importante tener en cuenta sus ritmos, evitando sobrecargarle con varias demandas al mismo tiempo. También mostrarle disponibilidad, procurar no estar hablando en exceso de cosas negativas. Además, intentar reducir la expresión de crítica y tensión en casa y en la familia. Anímale a hablar con su psiquiatra y psicólogo cuando se note mal.

¿Qué hacer para tranquilizar a una persona con esquizofrenia?

Estrategias de afrontamiento y apoyo – Hacer frente a un trastorno mental tan grave como la esquizofrenia puede ser un desafío, tanto para la persona que padece la afección como para sus amigos y familiares. Aquí hay algunas formas de afrontarlo:

Infórmate sobre la esquizofrenia. La información sobre el trastorno puede ayudar a la persona con esquizofrenia a comprender la importancia de seguir el plan de tratamiento. La información puede ayudar a que los amigos y la familia comprendan el trastorno y sean más compasivos con la persona que lo padece. Permanecer enfocado en los objetivos. El manejo de la esquizofrenia es un proceso continuo. Tener en cuenta los objetivos del tratamiento puede ayudar a la persona con esquizofrenia a mantenerse motivada. Ayuda a tu ser querido a recordar que debe asumir la responsabilidad de controlar el trastorno y trabajar para alcanzar sus objetivos. Evita el consumo de alcohol y drogas. El consumo de alcohol, nicotina o drogas recreativas puede dificultar el tratamiento de la esquizofrenia. Si tu ser querido es adicto, dejar el hábito puede ser un verdadero desafío. Obtén asesoramiento del equipo de atención médica sobre la mejor manera de abordar este tema. Pregunta por la ayuda de los servicios sociales. Estos servicios pueden ayudar con la vivienda, el transporte y otras actividades diarias a precios asequibles. Aprende a relajarte y a manejar el estrés. La persona con esquizofrenia y sus seres queridos pueden beneficiarse de técnicas de reducción del estrés como la meditación, el yoga o el tai chi. Únete a un grupo de apoyo. Los grupos de apoyo para las personas con esquizofrenia pueden ayudarlas a llegar a otras personas que se enfrentan a retos similares. Los grupos de apoyo también pueden ayudar a familiares y amigos a sobrellevar la situación.

¿Qué hace la ansiedad?

Ansiedad: MedlinePlus en español Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/anxiety.html Otros nombres: Miedo, Nerviosismo La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud. Puede hacer que sude, se sienta inquieto y tenso, y tener palpitaciones.

¿Qué se debe hacer frente a una persona que alucina?

Dar palmaditas suaves puede dirigir la atención de la persona hacia usted y reducir los síntomas. También busque razones o sentimientos detrás de la alucinación o el delirio y trate de averiguar lo que significan para la persona.

¿Qué trabajos puede hacer una persona con esquizofrenia?

Las personas con esquizofrenia se pueden integrar a una labor acorde con sus capacidades, por ejemplo pueden realizar en un restaurante labores como Stewart de cocina, que son más de tipo manual y se encargan de limpieza y suministro de los equipos de cocina al resto del personal y del cuido sobre deterioro de los

¿Cuál es la etapa final de la esquizofrenia?

ETAPA POST-BROTE – FUENTE: REVISTA ARGENTINA DE CLÍNICA NEUROPSIQUIÁTRICA Alcmeon número 51. Año XV, vol.13, nº3, noviembre de 2006 Constituye la llamada esquizofrenia residual. Tras la sintomatología propia del brote psicótico, aparecen los síntomas negativos en grado variable.

Pobreza afectiva: en los pacientes esquizofrénicos existe un empobrecimiento emocional. Ni las emociones positivas son intensas ni tampoco las negativas. Esa pobreza emocional se manifiesta en los gestos poco expresivos sobre todo faciales. Los movimientos son mecánicos y predomina una falta de espontaneidad incluso en el habla. La alegría la manifiesta de forma artificial e inapropiada al contexto. La afectividad es plana y no ondula como en las otras personas. Las relaciones interpersonales son por tanto distantes ya que la falta de emocionabilidad les impide empatizar correctamente con las demás personas. Alogia: la alogia es el empobrecimiento del pensamiento, La persona esquizofrénica muestra una baja capacidad asociativa, un lenguaje pobre, estereotipado y repetitivo que usa contenidos simples. Las cogniciones son lentas con muy poco pensamiento alternativo. Apatía: también conocida como abulia, es la falta de interés en lo cotidiano que aparece continuamente en el paciente esquizofrénico. La persona no tiene inquietudes, no muestra curiosidad por las cosas: esto se manifiesta en todas las facetas de su vida incluso en su higiene o en su forma de vestir. Anhedonia: es la falta de disfrute de las cosas, Muy ligada a la apatía, no muestra interés por algo que a otras personas les causa disfrute. Esta anhedonia difiere de la anhedonia en los depresivos en que en los pacientes esquizofrénicos es crónica y no está acompañada de sentimientos de tristeza.

¿Cuál es el mejor medicamento para tratar la esquizofrenia?

Aspectos clave en la selección de antipsicóticos – La eficacia y el perfil de seguridad de los antipsicóticos disponibles es variable. La falta de comparaciones directas entre antipsicóticos hace difícil cuantificar estas diferencias que son fundamentales para la toma de decisiones.

  • Desde hace tiempo, y con fines principalmente comerciales, se han clasificado los antipsicóticos en primera generación (o típicos) y segunda generación (o atípicos).
  • Sin embargo, en los estudios clínicos no se han encontrado diferencias clínicamente relevantes en las tasas de remisión y/o respuesta entre los de primera y los de segunda generación.

Cada antipsicótico tiene unas características propias que deben ser consideradas individualmente. Varios metaanálisis han tratado de cuantificar la eficacia y tolerabilidad de los antipsicóticos y establecer un ranking en distintas variables. El más reciente, tras evaluar 32 antipsicóticos, confirma que clozapina, amisulprida, olanzapina y risperidona son los fármacos más eficaces en el control global agudo de la esquizofrenia y que las mayores diferencias entre fármacos se dan en el perfil de efectos adversos.

  1. Estos mismos resultados fueron obtenidos en otro metaanálisis previo publicado en 2013.
  2. La clozapina es el antipsicótico más eficaz.
  3. Sin embargo, las restricciones de seguridad en su uso por agranulocitosis la han relegado a los casos de esquizofrenia más graves y con resistencias probadas a otros antipsicóticos.
See also:  Que Significa Pana?

Aunque estudios recientes indican que la incidencia y mortalidad asociadas a la agranulocitosis por clozapina son inferiores a las estimadas en estudios previos y que la mortalidad global por clozapina es inferior a la asociada a otros antipsicóticos, la clozapina continúa empleándose con mucha menor frecuencia y más tardíamente de lo recomendado ( Vera, 2012 ).

Para la selección del tratamiento antipsicótico se debe valorar la eficacia, seguridad, conveniencia y, por supuesto, el coste para el paciente y para el sistema sanitario ( ver gráfico del importe por DDD de antipsicóticos orales Sacyl 2018 ) Autoras: Elena García Lobato y Belén Calabozo Freile Maquetación y revisión de texto: Beatriz T.

Jiménez Arribas

¿Quién transmite la esquizofrenia el padre o la madre?

¿Qué posibilidades tengo de desarrollar una esquizofrenia según mi herencia genética?

Si nadie de mi familia (familiares de primer y segundo grado) tiene esquizofrenia 1 por ciento
Si mi padre y mi madre la tienen 36 por ciento
Si mi hermano gemelo la tiene 28 por ciento
Si mi tío o tía la tiene 3 por ciento

¿Qué pasa si una persona con esquizofrenia tiene un hijo?

Un duro legado Las víctimas de la esquizofrenia legan a sus hijos el peso de una duda y los dolores de un estigma. Los niños crecen sin saber si heredarán o no el grave trastorno del funcionamiento cerebral que produce pensamientos inconexos, alucinaciones, delirios de persecución y, en casos extremos, una completa enajenación.

  • Sucede que la esquizofrenia suele manifestarse en solamente un 13% de los hijos de pacientes, en contraste con el riesgo del 1% encontrado en la población en general, y demora en emitir sus primeras señales, que despuntan principalmente en la franja de los 20 a los 29 años.
  • Recién después de esa fase los que tienen padre o madre con la enfermedad comienzan a respirar con algún alivio, aunque, en casos raros, la enfermedad pueda manifestarse más tarde.

Investigaciones recientes revelan, no obstante, que los efectos del estigma, resultantes del prejuicio y del aislamiento social, son persistentes y alcanzan a todos, incluso a los hijos que no presentan la enfermedad. Criados generalmente en ambientes desestructurados, en los cuales la referencia paterna o materna está ausente o francamente perturbada, ellos no raramente asumen la responsabilidad de cuidar al padre o a la madre enfermos y acumulan perjuicios en su desarrollo.

  • La medicina estableció parámetros capaces de monitorear a los hijos de portadores de la esquizofrenia en la intención de identificar precozmente señales de la enfermedad y establecer intervenciones capaces de minimizar los efectos.
  • En tanto, aquéllos que no desarrollan la afección son olímpicamente ignorados por las políticas de salud pública.

«Sufren desajustes en varios aspectos de sus vidas, pero es como si eso no existiesen», afirma la psiquiatra Ángela Cristina César Terzian, profesora de la Universidad Federal de Mato Grosso (UFMT). «Los padres portadores de la enfermedad mental y sus familias tienen una interacción compleja, pero eso no es tenido en consideración en la formación de los profesionales de salud mental, en las intervenciones de los servicios públicos ni en las discusiones de la planificación de las nuevas acciones de salud en nuestro país.» Angela coordinó una investigación pionera en el país con familias de portadores de esquizofrenia que, además de fortalecer su tesis doctoral defendida en 2006, reveló el impacto de la enfermedad en la vida de los hijos de los pacientes, traducido en desajustes aunque sin heredar el mal.

Tal investigación es parte del proyecto Maternidad y paternidad en la esquizofrenia: el impacto de la enfermedad en la vida de los pacientes y sus hijos, coordinado por el profesor Jair de Jesús Mari, de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), que obtuvo financiamiento del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y de la Coordinación de Perfeccionamiento del Personal de Nivel Superior (Capes).

Patrón reproductivo En dos artículos científicos, Angela presentó datos preocupantes. En uno de los estudios, divulgados el año pasado en la Revista Brasileira de Psiquiatria, analizó las tasas de fertilidad y de fecundidad en una muestra de pacientes con esquizofrenia atendida en un ambulatorio de la Unifesp, en la capital paulista.

En el segundo estudio, publicado en abril de este año en los European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience, ella hizo un análisis con 489 pacientes tratados en servicios de salud mental de la Región Metropolitana de Cuiabá, Mato Grosso. La comparación entre los dos universos permitió ver que el bajo patrón reproductivo de los pacientes con esquizofrenia registrado en países desarrollados se repite en Brasil urbano (São Paulo), pero probablemente no se aplica a la realidad del interior del país, como se observó en el ejemplo de Cuiabá.

En la muestra paulistana de 167 pacientes, solamente 32 tuvieron hijos. En tanto, entre las 489 personas evaluadas en la capital de Mato Grosso, 294 eran padres o madres -el equivalente al 60% de la muestra. Los índices registrados en países desarrollados son significativamente menores, alrededor del 30%.

  • En total, los pacientes cuiabanos tuvieron 828 hijos, un promedio de 3,3 por paciente con esquizofrenia.
  • El análisis hecho en Cuiabá permitió analizar el perjuicio que esa generación de hijos de portadores de esquizofrenia carga para el resto de la vida.
  • La investigadora seleccionó a 431 de ellos, con edad entre 18 y 55 años, que respondieron a un cuestionario.

Angela pudo mensurar dos tipos de problemas. De un lado, la situación profesional de los hijos de pacientes se mostró anormalmente precaria. Solamente el 50,8% de las mujeres estaban empleadas -ante un promedio de 62,4% de la población femenina brasileña.

  1. Entre los hombres, el problema era menor, pero aún visible.
  2. Alrededor del 79,7% tenían empleo, ante un 89,7% del promedio de los hombres brasileños.
  3. Otro perjuicio diagnosticado se refiere respecto de la situación conyugal, pero, en ese caso, quienes sufren más son los hombres.
  4. Solamente el 54,7% de ellos se casaron alguna vez en la vida, ante una media nacional del 66%.

Entre las mujeres la diferencia es estadísticamente despreciable. El estudio buscó problemas relacionados a la educación, pero no encontró distinción significativa de atraso escolar entre los hijos de pacientes y la población en general. «Sucede que este parámetro es malo en toda la población brasileña», dice Angela Terzian.

  • Aun así hay señales indirectas que señalan hacia un comprometimiento también en esa área.
  • Ninguno de los hijos de pacientes entrevistados en Cuiabá consiguió obtener diploma superior.
  • La media brasileña es del 8% de populación graduada.
  • Aún está muy distante el consenso sobre las causas de la esquizofrenia.

Lo más probable es que se trate de un conjunto de enfermedades asociadas causadas por múltiplos factores. Los más citados son la predisposición genética y las alteraciones bioquímicas y estructurales del cerebro. Estudios recientes muestran que infecciones y hasta el estrés causado por la vida urbana y las migraciones pueden ayudar a desencadenar la enfermedad ( lea en Pesquisa FAPESP edición 95 ).

Es cierto que descendientes de portadores de esquizofrenia tienen propensión mayor a desarrollar la enfermedad, pero lo hereditario, por sí solo, es incapaz de explicar todas las manifestaciones de la enfermedad. Ese mosaico de posibilidades torna difícil también escudriñar las causas de los prejuicios en el desarrollo neuropsicomotor de los hijos que no manifiestan el trastorno mental.

Nuevamente, no se descarta ningún tipo de ingrediente genético y que tales comprometimientos resulten de una expresión incompleta de la enfermedad. «Puede ser genética, pero también puede involucrar factores ambientales o ser causada por la falta de estímulo al desarrollo del niño consecuencia de la situación del padre o de la madre», dice Angela Terzian.

  • Ciertos prejuicios tienen origen claramente cultural.
  • Es probable que las hijas de pacientes no tengan empleo formal porque aún recaiga más sobre las mujeres la responsabilidad de cuidar del padre o de la madre enfermos.
  • La situación conyugal se explica por el prejuicio y por el aislamiento.
  • Persiste el estigma de ‘hijo de paciente enfermo mental’ que perjudica las relaciones sociales», afirma la investigadora.

Relatos de hijos de pacientes seleccionados por la investigadora revelan de forma aguda el drama descrito en las estadísticas. Son casos como el de Vinícius, de 36 años, que cuida a la madre enferma hasta hoy: «No me acuerdo de mi madre haciéndome un cariño.

  1. Cuando yo tenía 11 años ella fue internada y me quedé tres años sin ver a mi madre.
  2. No pude estudiar, tenía que trabajar, no tuve amigos.
  3. Hoy yo la cuido a ella, ella vive conmigo, mi mujer y mis hijos.
  4. Tengo mi profesión, pero fue mucho sufrimiento.
  5. Voy viviendo la vida, intentando recuperar la vida que yo perdí allá atrás, viviendo ahora».

Otra entrevistada por la investigadora, Silvia, de 38 años, recordó el drama de su infancia y adolescencia, conviviendo con el padre victimado por la enfermedad. «Cuando yo tenía 6 años mi padre tuvo una crisis. Él no trabajaba y se quedaba en casa cuidándome a mi y a mi hermano que tenía 8 años.

Ahí él tuvo esta crisis y nos dejó solos y desapareció. Tardó tres días para que supiéramos de él. Él fue internado y se quedó ocho meses en el hospital. Cuando él estaba en casa, nosotros nos poníamos tristes, porque sabíamos que él iba a pelear con nosotros. No era aquel padre que daba una o dos palmaditas, daba diez, 12 sopapos de verdad, por cualquier cosita que no le agradaba, él no conversaba Hoy él está bien tratado, va sin faltar al servicio de salud, toma los medicamentos, hace terapia y aprendió a hacer tapetes.

Mi hermano y yo nos turnamos para cuidarlo, pero él ayuda hasta a cuidar a mis hijos. Yo no tengo rabia. Lo que yo pueda hacer, lo hago por él hoy en día». Uno de los objetivos de la investigación de Ángela es suministrar datos y reflexiones que ayuden a crear estrategias de salud pública volcadas para las víctimas de la esquizofrenia y sus familias.

«Las políticas públicas hasta hoy no contemplan la idea de que los pacientes expresan el deseo y ejercen el derecho de tener relaciones amorosas y sexuales, de constituir familia, de tener hijos y de cuidar plenamente a sus niños. Tal vez eso sea un requemor del tiempo en que no se daba a los pacientes otra alternativa que no fuera la internación en manicomios», dice Angela Terzian.

«Actualmente, con el acceso a tratamientos que garantizan una mejor calidad de vida y mayor convivencia social, es necesario comprender que no basta dar medicamentos. El paciente tiene el derecho de escoger si quiere o no ser padre o madre y el sistema de salud necesita prepararse para dar una respuesta a esa demanda, sea ofreciendo esquemas de planificación familiar, ya sea monitoreando a los hijos y promoviendo intervenciones sociales para compensar los perjuicios identificados en las investigaciones.

Se ellos tienen dificultades para el aprendizaje, por ejemplo, es necesario trabajar eso en las escuelas», afirma la investigadora. «Gente del campo» Dos relatos de pacientes escogidos por la investigadora son reveladores de la realidad de los pacientes en el interior de Brasil y de como eso puede cambiarse.

Uno de ellos es el de la paciente A.A.C., de 54 años, que, a pesar de la enfermedad, tuvo 11 hijos: «La gente del campo es así, tiene un montón de hijos, todo el mundo ayuda a cuidar, los parientes, los conocidos Yo tuve mi primer hijo con 18 años, después con 19, 21 y 22.

Ahí ya me enfermé y tuve que tratarme y sólo fui a tener mi quinto hijo con 28 años. En el último, que tiene ahora 18 años, el médico dijo que era mejor que yo parara, porque de la manera que iba yo podía todavía tener muchos más hijos. Yo no quería, pero mi marido creyó que era mejor. Todos tienen una buena salud y ahora ellos ayudan a cuidarme».

El segundo relato es de M.P.N., de 23 años, casada y madre de un hijo planificado, que mantiene la enfermedad bajo control con la ayuda de medicamentos: «Quedé embarazada hace dos años, ya estaba tomando remedios para la esquizofrenia, un remedio nuevo, yo estaba muy bien y mi marido y yo planificamos la gravidez.

¿Cómo afecta a la familia cuando hay un paciente con esquizofrenia?

Se presentan conflictos en la familia de pacientes con esquizofrenia, el cuidador principal experimenta sobrecarga, expresa que tanto los cuidados del paciente y poco acompañamiento familiar, causan sentimientos que afectan su salud mental, dificultando la comunicación e interacción familiar.