IDIC

Trucos | Consejos | Comentarios

Como Guardar RaZ De CúRcuma?

Como Guardar RaZ De CúRcuma
La cúrcuma en casa: cómo utilizarla y conservarla (y algunas precauciones para manipularla) – Como Guardar RaZ De CúRcuma Lo ideal sería poder comprar cúrcuma fresca a granel, por unidades o al peso, pero me temo que todavía los comercios siguen presentándola en barquetas cerradas con varias unidades. Afortunadamente, es un producto que permite una larga conservación en casa. Como Guardar RaZ De CúRcuma También se puede congelar sin problemas, aunque al descongelar tendrá una textura más pastosa. Es aconsejable en este caso separar porciones, lavadas previamente y peladas, para poder usar la cantidad que necesitemos cocinar directamente en el futuro. Como Guardar RaZ De CúRcuma Si vamos a presentar la cúrcuma tal cual en un plato, picada o troceada, podemos pelarla fácilmente con un cuchillo pelador corriente. Y aconsejo conservar la piel para usarla en caldos o infusiones, como haríamos con los restos de verduras y hortalizas para no desperdiciar nada en la cocina. Como Guardar RaZ De CúRcuma El sabor de la cúrcuma al natural es algo distinto a la especia seca y molida, mucho más fresco, fragante y complejo, Para sustituir un ingrediente por otro, se recomienda usar el doble o un ratio de 1 a 3, es decir, necesitamos el triple de volumen de la raíz para equiparar su intensidad a la especia seca -siempre considerando que las especias secas también deben ser «frescas», pues van perdiendo aroma muy rápidamente con el tiempo-. Como Guardar RaZ De CúRcuma Una advertencia importante antes de lanzaros a experimentar con la raíz de cúrcuma: mancha, y mucho ; por algo se utiliza como colorante en la cocina y en la industria alimentaria. Si no queréis tener restos amarillentos en los dedos -que tardarán en desaparecer-, es aconsejable manipularla con guantes.

¿Cuánto tiempo se puede guardar la cúrcuma?

La vida de una especia – Según el portal norteamericano Healthline, las primeras especias que suelen echarse a perder son las hierbas desecadas. En este sentido, el orégano, el romero, el cilantro, la menta, la salvia, la albahaca, el tomillo, las hojas de laurel, el eneldo, el perejil y la mejorana pueden permanecer en nuestras estanterías entre 1 y 3 años sin perder sus características ni echarse a perder.

  1. El mismo sitio web explica que las especias machacadas o en polvo pueden permanecer entre nosotros un poco más de tiempo.
  2. El ajo, la canela, la cúrcuma, el chile, el cardamomo, el pimentón, el jengibre y la pimienta de Jamaica pueden quedarse en nuestras despensas durante un período comprendido entre los 2 y los 3 años,

Por último, también existen algunas especias que permanecen íntegras, es decir, no se machacan ni desecan. Este tipo de especias es el más duradero de todos y está compuesto por productos habituales como las semillas de mostaza, la canela en rama, el clavo, los granos de pimienta, las semillas de comino, la nuez moscada y otras menos frecuentes como las semillas de alcaravea y las semillas de hinojo.

¿Cuánto dura la raíz de cúrcuma?

3 formas de guardar cúrcuma fresca La raíz de cúrcuma se ha utilizado en la cocina india durante miles de años. En años recientes, ha incrementado su popularidad por su potente propiedad antiinflamatoria, entre otros beneficios positivos para la salud.

  1. Quizá hayas notado esta hermosa raíz de color anaranjado colgada cerca del jengibre en la sección de productos agrícolas locales pero la idea de guardarlo te parezca intimidante.
  2. En realidad, la raíz fresca de cúrcuma puede guardarse fácilmente y conservarse en buen estado.
  3. Se conservará en el refrigerador durante unas cuantas semanas, o en el congelador hasta por seis meses.

También puedes deshidratar la raíz fresca para hacer tu polvo de cúrcuma deshidratada.

  1. 1 Lava la raíz de cúrcuma fresca usando una escobilla para retirar la suciedad. Ya sea que la compres en el mercado o la cultives en casa, es muy importante que la limpies. Si la acabas de cosechar, probablemente todavía esté sucia. Si la compraste, quién sabe cuán lejos haya viajado desde que la extrajeron de la tierra. Lávala bien con agua tibia para deshacerte de los gérmenes y los químicos.
    • Restriega rápidamente la raíz de cúrcuma, con los dedos o una escobilla para vegetales, retirando cualquier resto de suciedad pegado. Si vas a usar una escobilla, colócala en ángulo para que ingrese en todas las esquinas de la raíz de cúrcuma retorcida.
  2. 2 Sécala con un ligero golpecito usando una toalla de papel. Uno de los problemas más grandes de refrigerar la raíz de cúrcuma es la formación de moho. Secarla bien evitará este problema, así que seca la raíz con una toalla de papel para deshacerte del exceso de humedad.
  3. 3 Envuelve la raíz de cúrcuma con otra toalla de papel y colócala en una bolsa sellada. Después de secarla, envuélvela completamente en una toalla de papel seca. La toalla de papel absorberá la humedad adicional, lo cual asegurará que la raíz de cúrcuma no desarrolle moho. La toalla de papel debe estar suelta alrededor de ella. Coloca la raíz de cúrcuma y la toalla de papel en una bolsa de plástico resellable, extrae todo el exceso de aire y séllala.
    • Otra cosa que puedes hacer es guardar raíz fresca de cúrcuma en una bolsa de papel enrollada. La bolsa de papel funciona de manera similar a la toalla de papel, ya que absorbe el exceso de humedad.
  4. 4 Coloca la raíz de cúrcuma empaquetada en el refrigerador. Busca un lugar visible del refrigerador donde no te olvides de la raíz de cúrcuma empaquetada. Si la guardas de ese modo, se conservará hasta por dos semanas.
    • Si notas alguna formación de moho, corta la parte mohosa y cambia la toalla de papel.

    Anuncio

  1. 1 Lava la raíz de cúrcuma fresca y usa una escobilla para retirar la suciedad. Habrá viajado mucho desde que la extrajeron de la tierra. Lávala bien con agua tibia para deshacerte de cualquier germen o químico que podría haberse acumulado.
    • Retriégala rápidamente con una escobilla para vegetales retirando cualquier resto de suciedad adherido. Coloca la escobilla en ángulo para que ingrese en todos los rincones y grietas de la raíz retorcida.
  2. 2 Seca la raíz de cúrcuma completamente. Debido a que congelarás la cúrcuma, asegúrate de que esté completamente seca antes de colocarla en el congelador. Exprime la cúrcuma con una toalla de papel o un paño limpio.
    • Secar la raíz de cúrcuma completamente evitará una quemadura por hielo. La quemadura por hielo hace que los alimentos sepan mal. Por lo tanto, vale la pena tomarse el tiempo para secar la cúrcuma y evitar arrojarla a la basura después de un mes en el congelador.
  3. 3 Corta la cúrcuma en pedazos más pequeños. Si la cortas en pedazos, la raíz de cúrcuma será más manejable a diferencia de cuando está congelada. Visualiza la cantidad de cúrcuma que usarías en una receta (o para 1 taza de té, etc.) y corta la raíz en pedazos que te permitan tomar 1 o 2 cuando tengas que usarlos. Si no estás seguro del tamaño, comienza con pedazos de aproximadamente 5 cm (2 pulgadas) de largo.
    • La cúrcuma manchará tus manos de un color amarillo o anaranjado. Puedes evitarlo usando guantes. Evita tocar tu ropa hasta que te hayas lavado las manos o quitado los guantes. Bastará con que uses agua caliente y un poco de detergente lavavajillas.
  4. 4 Coloca los pedazos de cúrcuma en una bolsa segura para congelador. Usa cualquier tamaño de bolsa de plástico resellable que prefieras y llénala con raíz de cúrcuma recién cortada. Enrolla la bolsa a medida que la selles para extraer todo el exceso de aire.
  5. 5 Coloca la bolsa llena de cúrcuma fresca en el congelador. Busca un lugar en el congelador donde la raíz de cúrcuma no se pierda. Te durará hasta 6 meses en el congelador. Hazte un favor escribiendo la fecha en la bolsa con un bolígrafo permanente. De ese modo, sabrás cuándo desecharla.
    • La raíz de cúrcuma se volverá ligeramente más suave cuando esté descongelada, pero todavía tendrá buen sabor.
    • Puedes usar un rallador pequeño para rallar la raíz de cúrcuma congelada si no quieres esperar a que la pequeña porción se descongele.

    Anuncio

  1. 1 Lava la raíz de cúrcuma fresca. Lávala bien con agua tibia para deshacerte de los gérmenes y químicos. Si deseas, puedes restregarla más con una escobilla para vegetales.
    • Pelarás la cáscara de la raíz de cúrcuma antes de deshidratarla, así que no te preocupes si todavía tiene suciedad adherida a ella.
  2. 2 Pela la cáscara de la raíz de cúrcuma con un pelador de vegetales. Los beneficios para la salud se encuentran dentro de ella. Pelar la cáscara hará que tu producto final sea más potente. Usa un pelador de vegetales para retirar la cáscara. Debido a que la raíz de la cúrcuma con frecuencia está retorcida como el jengibre, tendrás que trabajar con diferentes ángulos para retirar toda la cáscara.
    • Esta bien si dejas un poco de cáscara, así que no te estreses si no puedes retirar la cáscara de las esquinas difíciles de acceder de la raíz.
  3. 3 Corta la raíz de cúrcuma en rodajas delgadas del mismo tamaño. Cortar la raíz de cúrcuma en rodajas delgadas permitirá que se seque más rápido y de una forma más uniforme. Haz tu mejor esfuerzo por mantener el mismo tamaño para que se sequen al mismo tiempo.
    • La cúrcuma manchará tus manos de un color amarillo o anaranjado. Puedes evitarlo usando guantes. Evita tocar tu ropa hasta que te hayas lavado las manos o quitado los guantes.
  4. 4 Coloca la raíz de cúrcuma cortada sobre la bandeja del deshidratador. Carga la bandeja de secado del deshidratador con los pedazos de cúrcuma asegurándote de que no se toquen entre sí. Deja espacio suficiente entre cada pedazo de manera que se sequen por completo.
  5. 5 Seca los pedazos de cúrcuma a 40 ºC (105 ºF) durante 4 horas. Configura el deshidratador y disfruta tu vida durante 4 horas. Revisa los pedazos de cúrcuma una vez que hayan transcurrido 4 horas. Busca los pedazos más grandes y gruesos, y determina si están secos. ¡Si lo están, excelente! Eso significa que habrás terminado con el proceso de secado. De lo contrario, retira cualquier pedazo pequeño que se haya secado y coloca el resto para que se seque durante otra hora o dos.
  6. 6 Muele los pedazos de raíz seca en tandas usando un molino para especias. Una vez que tengas una pila de pedazos pequeños de cúrcuma seca, será hora de comenzar a molerlos hasta formar un polvo. Trabaja en tandas pequeñas mientras muelas los pedazos de raíz de cúrcuma en el molino para especias.
    • Coloca cada ronda de polvo molido en el recipiente hermético que usarás para guardar la especia.
    • ¡Puedes moler especias con un molinillo para café, simplemente nunca lo uses para moler café! Los granos de café son tan fuertes que cada especia que muelas tendrá sabor a café.
  7. 7 Guarda la raíz de cúrcuma seca en polvo en un recipiente hermético. Se conservará guardada durante un año o más. Guardar el polvo en un recipiente hermético para usarlo en el futuro es la mejor forma de mantenerlo fresco. Usa un frasco de vidrio, un recipiente hermético de plástico o un frasco de vidrio vacío de alimento para bebés que hayas lavado y secado bien.
    • También puedes usar una bolsa de plástico resellable, aunque un recipiente hermético es la mejor opción.

    Anuncio

La cúrcuma puede manchar las manos y la ropa. Es mejor que uses guantes cuando trabajes con cúrcuma cortada.

Anuncio

  • raíz fresca de cúrcuma
  • escobilla para vegetales
  • toallas de papel
  • bolsa sellable o bolsa de papel
  • guantes (opcional pero recomendado)
  • raíz fresca de cúrcuma
  • escobilla para vegetales
  • cuchillo
  • toalla de papel o toalla de tela
  • bolsa segura para el congelador
  • raíz fresca de cúrcuma
  • cuchillo
  • pelador de vegetales
  • toalla de papel o toalla de tela
  • deshidratador
  • molinillo para especias o molinillo para café limpio
  • guantes (opcional pero recomendado)
  • frasco de vidrio sellable

Este artículo fue coescrito por, Marrow Private Chefs tiene sede en Santa Rosa Beach, Florida. Es una colaboración de chefs que se compone por un número cada vez mayor de chefs y profesionales en la cocina. Si bien están influenciados principalmente por estilos y sabores costeros, tradicionales del sur, cajún y criollo, con más de 75 años de experiencia culinaria combinada, los chefs de Marrow cuentan con una sólida formación en todo tipo de cocinas.

¿Cómo se come la raíz de cúrcuma?

La cúrcuma en polvo se ha convertido en una especia indispensable en la cocina de cualquier amante de la gastronomía de La India, pero hay que decir que también se ha occidentalizado bastante, pues el denominado azafrán de La India aporta color a los platos y además diversos beneficios, por ello forma parte de todo tipo de guisos, sopas, carnes, batidos, infusiones Si os gusta esta especia, os recomendamos probar la cúrcuma fresca, aquí os explicamos cómo se utiliza y en qué platos se puede incorporar, sus cualidades organolépticas son excepcionales en fresco. Como Guardar RaZ De CúRcuma Suele haber mucha diferencia en cuanto a las características organolépticas de las hierbas aromáticas y las especias cuando están frescas y cuando están secas, y son éstas últimas las que más se consumen, principalmente porque tienen una prolongada conservación, y también por comodidad.

  1. Pero del mismo modo que una hoja de albahaca fresca tiene poco que ver con el triturado de hojas secas que venden en los supermercados, por poner un ejemplo, la cúrcuma fresca difiere del polvo que se elabora con ella, aunque éste es el formato más fácil de encontrar.
  2. Lo cierto es que la cúrcuma fresca hace años que la podemos comprar en nuestra tienda de productos ecológicos, y seguramente muchos de vosotros también la podréis encontrar en vuestra frutería o verdulería, sea eco o no.

Lo que quizá tenéis dudas sobre cómo se puede utilizar y en qué platos se puede emplear. Pues bien, la respuesta a la segunda duda la dejaremos para otra ocasión, aunque ya sabéis que nosotros no nos centramos sólo en los platos tradicionales ni cuando se trata de ingredientes procedentes de otras culturas culinarias, nos gusta incorporarlos a la nuestra.

  1. Hoy vamos a ver cómo usar la cúrcuma fresca, porque es muy sencillo y realmente merece la pena cocinar con ella, aunque hay que tener en cuenta algunos detalles que os comentaremos a continuación.
  2. Antes vamos a recordar que la cúrcuma es algo más que una especia, la Cúrcuma longa es una planta herbácea que pertenece a la familia de las zingiberáceas (como el jengibre), es originaria de La India, China y Oriente medio, y se conoce también como azafrán de La India porque, entre otras cosas, tiene un enorme poder colorante.

Entre las cosas que también merece la pena destacar de esta especia, utilizada por la industria como aditivo alimentario autorizado con el código E-100i (de ahí que se diga que no todas las E de las etiquetas son malas), es que es uno de los componentes del curry, concretamente el que le aporta el color amarillo-anaranjado, y que se le otorgan algunas propiedades medicinales de gran valor, como las propiedades antitumorales, antiinflamatorias, antioxidantes, y entre otras, como coadyuvante en inmunodeficiencias. Como Guardar RaZ De CúRcuma En la foto podéis ver cómo es el rizoma de cúrcuma, que es la parte de la planta que se utiliza como colorante y especia en la cocina. Como hemos comentado anteriormente, es de la familia del jengibre, y se utiliza de igual forma (su tamaño es bastante más pequeño), se trata de pelarlo (aunque hay quien no lo pela, ni tampoco el jengibre) y después se suele rallar o también se puede picar a cuchillo bien fino y triturar en un procesador de alimentos.

Ahora bien, es muy importante utilizar guantes a la hora de manipular el rizoma, pues de lo contrario las manos acabarán de un vivo color amarillo anaranjado durante horas. Los utensilios de cocina también se teñirán, por lo que después habrá que lavarlos muy bien con agua caliente, jabón y estropajo.

Si queréis ahorraros tener que frotar el rallador podéis utilizar el truco que os mostramos para rallar jengibre aquí, La cúrcuma fresca se puede consumir sin cocinar y se puede incluir en todo tipo de guisos, de hecho, se incluye tanto en la elaboración de zumos o batidos, como en los populares currys.

¿Cuántas raíces de cúrcuma puedo tomar al día?

Datos básicos sobre el té de cúrcuma: –

  • El ingrediente activo en la cúrcuma es la curcumina.
  • La curcumina da a la cúrcuma su característico color amarillo.
  • Se ha demostrado que la curcumina tiene propiedades antiinflamatorias e inmunitarias.

La curcumina tiene baja biodisponibilidad, lo que significa que el cuerpo tiene dificultades para acceder y absorber el compuesto. Por esta razón, los suplementos de cúrcuma, con sus altas concentraciones garantizadas de curcumina, son populares. Hay varias formas en las que se puede preparar el té de cúrcuma. Por ejemplo, puedes preparar:

  • raíz de cúrcuma rallada
  • polvo de cúrcuma puro
  • té de cúrcuma que compras en la tienda, ya sea en hojas sueltas o en bolsas de té

No hay un consumo diario específico recomendado de cúrcuma. Con base en la investigación disponible, el consumo diario sugerido depende en gran medida de la afección que la persona desea tratar. La mayoría de las investigaciones en adultos apoyan el uso seguro de 400 a 600 miligramos (mg) de polvo puro de cúrcuma 3 veces al día.

En general, las investigaciones han demostrado que las dosis de curcumina de 4,000 a 8,000 mg al día o incluso de 12,000 mg al día son seguras. Rallar la cúrcuma es la mejor manera de garantizar la pureza de un producto. El té de cúrcuma puede tener varios beneficios, pero la investigación sobre el impacto de la cúrcuma en diferentes áreas de la salud todavía está en proceso.

No hay garantía de que la cúrcuma pueda ayudar con cualquier problema de salud y mucho menos curarlo. Sin embargo, algunos beneficios posibles incluyen los siguientes:

¿Dónde guardar cúrcuma?

Conservar. La cúrcuma fresca se conserva bien durante un tiempo en la nevera, aunque también se puede congelar.

¿Qué cura la raíz de cúrcuma?

Si bien la cúrcuma es una especia sabrosa que es nutritiva para consumir, también se ha utilizado tradicionalmente en la medicina ayurvédica y china para tratar la inflamación, enfermedades de la piel, heridas, dolencias digestivas y condiciones hepáticas.

¿Cómo preparar un té de raíz de cúrcuma?

Si te interesa la nutrición ya debes saber que la cúrcuma tiene asociados muchos beneficios para la salud. Si te gustaría aumentar su consumo y no sabes cómo incorporarla en tu dieta, puedes tomarla en infusión. Te explicamos cómo se prepara el té de cúrcuma.

En los últimos años, la cúrcuma se ha convertido en un alimento muy demandado debido a sus excelentes propiedades y sus beneficios para la salud. Esta raíz se utiliza ampliamente en la cocina de la India, y a día de hoy cada vez es más frecuente encontrar platos que la contienen en la cocina occidental.

Si sabes que esta especia es buena para ti y quieres aumentar su consumo, es posible que te preguntes cómo incorporarla en tu dieta. Puedes hacerlo mediante la leche dorada, uno de los superalimentos más deseados que se prepara a base de leche y cúrcuma.

  • Otra alternativa es el té de cúrcuma, una infusión en la que la especia es el ingrediente principal y te permite aprovechar todos sus beneficios para la salud.
  • Aunque puede tener algunas variaciones en función de la región, la receta del té de cúrcuma es la siguiente: pon a hervir 3 o 4 tazas de agua, y cuando comience la ebullición añade 2 cucharaditas de cúrcuma.

Después, remueve, baja el fuego y cocina a fuego lento durante 5 o 10 minutos. A continuación, cuela la mezcla y añade miel, zumo de limón o de naranja, y leche si lo deseas. Como Guardar RaZ De CúRcuma

¿Cómo se debe lavar y desinfectar la cúrcuma?

De acuerdo a un estudio realizado por Llano (2016) recomendó la desinfección de los rizomas de cúrcuma con cloro al 5% v/v durante 15 minutos o bien se puede usar de 100 a 150 ppm de Page 9 POSCOSECHA DE CÚRCUMA 9 cloro por un periodo de 15 segundos.

¿Cómo se limpia la cúrcuma?

Tratamiento previo – Sacude el polvo de cúrcuma al aire libre o raspa la mayor cantidad posible de la mancha. Aplica el detergente directamente en la zona manchada y frota suavemente con las yemas de los dedos. Déjalo actuar hasta 20 minutos y luego aclara bien.

¿Cómo saber si la cúrcuma está en buen estado?

1. – La más fácil, ponla en agua caliente: Pon una cucharada de cúrcuma en polvo en un vaso con agua caliente, no la mezcles, únicamente déjala en la superficie. Espera 20 minutos, si hay sedimentos en el fondo y ves agua cristalina en la superficie, tu cúrcuma lo más seguro es que sea pura.

¿Cómo se toma la cúrcuma en ayunas?

Cómo tomar la cúrcuma –

La forma más sencilla es diluir media cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso con agua templada o zumo de fruta. Pero se considera que resulta mucho más eficaz añadirla a las comidas.Se ha llegado a la conclusión de que combinada con pimienta negra se asimila mejor y que resulta más eficaz combinada con alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, grasa vegetal saludable (aceite de oliva, coco o aguacate), y alimentos rico en quercetina (ajo, cebolla, col o manzana).Su uso más habitual, tanto en polvo como fresca, es para condimentar guisos, sopas, cremas o integrando una salsa. Combina especialmente bien con las legumbres y los arroces, ya sea sola o formando parte del curry.En los guisos, se añade al final, sin que llegue a hervir.Es muy común usarla como sustituto barato del azafrán o para dar color y más sabor picante a las mostazas.También se puede encontrar en cápsulas en los herbolarios y en algunas farmacias.

¿Cómo conservar la cúrcuma y el jengibre?

Cómo conservarlo – Si es fresco, lo mejor es guardarlo sin pelar en la nevera envuelto con papel absorbente de cocina y metido en una bolsa con cierre hermético al que saquemos todo el aire, ¡puede durar meses!. Si está seco, se puede conservar en un lugar sin humedad y oscuro, y estará perfecto hasta seis meses después.