PIB: caída y efecto social // AMLO, Biden, migración

Por: Carlos Fernández-Vega | México SA | La Jornada.

Para el caso mexicano, el daño del terremoto económico provocado por la pandemia ya ha sido oficialmente cuantificado: en 2020, informa el Inegi, el producto interno bruto cayó 8.5 por ciento, el mayor descenso desde 1932 (con Pascual Ortiz Rubio en la Presidencia), cuando tal indicador se desplomó 14.83 por ciento como resultado del coletazo de la Gran Depresión.

De 1933 a 1981, la economía nacional no dejó de crecer (6 por ciento anual como promedio); en 1982 se registró una caída de 0.52 por ciento (con López Portillo en Los Pinos) y después llegó el régimen neoliberal que a lo largo de 36 años a duras penas logró un crecimiento, por llamarle así, anual promedio ligeramente por arriba de 2 por ciento.

En resumen, ese es el balance económico de casi 90 años que ahora a duras penas “resistió” el golpe de la pandemia, esa caída de 8.5 por ciento que de cualquier suerte resultó menor al desplome de 10.5 por ciento originalmente estimado por las instituciones financieras multilaterales y los videntes nacionales.

El más reciente descenso de la economía mexicana (de por sí no muy sólida) comenzó en 2018, pero se agudizó con la declaratoria de la pandemia y los estragos globales provocados por el bicho. “¿Cuál es el impacto social de la recesión?”, se pregunta el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico. De su análisis se toman los siguientes pasajes. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.