Estrategia económica de EEUU por COVID-19 refuerza proteccionismo e ignora T-MEC

Xinhua.-

La estrategia económica utilizada por Estados Unidos para amortiguar los efectos del nuevo coronavirus fomenta el proteccionismo y excluye beneficios para el renovado pacto comercial de Norteamérica, consideró un experto industrial mexicano.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) de México, José Luis de la Cruz, precisó que la administración estadounidense está enfocando sus apoyos al sector de la construcción, en congruencia con su política proteccionista «America First» (Primero Estados Unidos).

«En este aspecto, el límite que tiene esta estrategia es que los beneficios sólo llegan a Estados Unidos», indicó el directivo en una entrevista con Xinhua.

«Es un proteccionismo disfrazado, ya que lo usan porque el marco institucional de Estados Unidos favorece a los insumos de su país», agregó De la Cruz sobre la provisión estadounidense «Buy America» (Compra Estados Unidos).

El mercado laboral estadounidense atraviesa por una «fuerte recesión», no está funcionando de manera adecuada, así que carece del impulso usual hacia el mercado interno, el principal motor de crecimiento, indicó De la Cruz.

La administración del presidente Donald Trump está enfocando sus apoyos en la industria de la construcción, con miras a fortalecer al mercado interno, pero está dejando fuera a estados del país con alta vocación exportadora dentro del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) de libre comercio, consideró.

«Al privilegiar el camino de reactivarse a través del motor interno de la construcción, de alguna forma está dejando de lado el cómo reactivar sectores que hasta el momento tienen una dependencia importante de la relación internacional», indicó el experto.

«El gasto en construcción definitivamente no será un motor de crecimiento para el T-MEC», añadió.

Varios expertos aseguran que la economía de Estados Unidos parece encaminarse a una gran recesión en comparación con la crisis financiera de 2008, en momentos en que la pandemia de COVID-19 sigue devastando al país.

Pero su recuperación enfrenta riesgos significativos, ya que en el Congreso sigue estancado el Proyecto de Ley de Alivio por la COVID-19 y las recientes disposiciones ejecutivas de Trump están muy por debajo de lo que se necesita para impulsar la reactivación, según especialistas.

De la Cruz calculó que la economía estadounidense podría recuperarse plenamente a comienzos del año 2022.

«Si bien ha habido cierta recuperación del empleo, la parte de desocupación sigue en niveles del 10 por ciento, y entonces lo que se va a observar es que el mercado interno no va a tener la fortaleza suficiente para, por sí solo, sacar adelante a la economía de Estados Unidos», concluyó. Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.