Coronavirus: el fin del debate sobre la recesión en México

La Voz de la Industria Vol. 8 N°211

México llegó en medio de una recesión económica a enfrentar el problema de la pandemia de salud pública desatada por el coronavirus (Covid-19).

  • Un programa económico integral es la alternativa para superar los principales desafíos que el país enfrenta (por ejemplo, ver diagrama 1).
  • Los micronegocios son el 93% del total de las unidades económicas (de acuerdo con el DENUE o 95% según el Censo Económico del 2019), sin embargo, el empleo formal es generado por las grandes empresas: casi el 48% de acuerdo con el IMSS.
    • Contemplando toda la ocupación laboral: el 38% se encuentra en los micronegocios, las grandes empresas crean 32%, el resto se divide en pequeñas y medianas empresas.
    • Sólo un programa integral puede atender una economía que se encuentra profundamente vinculada.
  • En este sentido, la contracción de (-) 2.4% contabilizada durante el primer trimestre representa el primer aviso de una crisis que se profundizará: enero y febrero reportaron caídas de (-) 0.8% y 1.6% respectivamente. La cifra del PIB oportuno permite estimar una contracción superior al 4.5% para marzo.
  • Lo que se debe contemplar es que los efectos del coronavirus, y de las medidas de contención aplicadas, comenzaron en los últimos días de marzo, por lo que la afectación real se observó hasta el mes de abril.
  • La tendencia negativa de los ciclos económicos (gráficas 1 y 2) muestra que la contracción se profundizará e incidirá con mayor fuerza en el mercado laboral.
  • Factores de riesgo como la baja en la calificación crediticia de Pemex y la deuda soberana se conjugará con la caída del PIB en Estados Unidos (gráfica 3), en China y en la Unión Europea.
Diagrama 1: Economia Mexicana

Bajo dicho contexto es fundamental que asociado con el manejo ordenado de las finanzas públicas se instrumenten medidas de reactivación económica que comiencen con la planeación de los requerimientos que la vuelta a la normalidad requiere:

  • Medidas sanitarias, de seguridad, financiamiento, detección de sectores estratégicos, integración de cadenas de valor, aspectos definidos por el T-MEC, logística, por ejemplo.

Todo ello para que, una vez que el Consejo Nacional de Salubridad lo determine, se reinicie la actividad productiva en el país.

Contar con una ruta crítica definida permitirá generar certidumbre y acuerdos en favor de la preservación del empleo y el fomento a la inversión productiva, aspectos esenciales para atenuar el daño al tejido social y económico que la recesión previa al coronavirus y la propia pandemia han incubado.

Documento

VozIndustria-20200430-Vol-08-Num-211-Coronavirus-el-fin-del-debate-sobre-la-recesion-en-Mexico


Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.