Emergencia por coronavirus: EUA tiene intereses, ¿cuáles son los de México? Tercera llamada

La Voz de la Industria Vol. 8 N°204.

Resumen

Lo que hace unos meses parecía impensable finalmente ocurrió:

  • Por razones de seguridad nacional Estados Unidos decidió cerrar parcialmente sus fronteras con Canadá y México. El aviso previo había sido la restricción de vuelos procedentes de Europa.
  • Como lo señaló Angela Merkel para el caso de Alemania: se vive una situación no vista desde la Segunda Guerra Mundial.

Hasta este momento el éxito en la contención de la enfermedad se ha logrado en naciones que están preparadas de forma estructurada o que cuentan con planes contingentes realizados a detalle para enfrentar este tipo de emergencias.

La mayor debilidad en México es la de llegar con una economía enferma y en medio de procesos de orden político-social que no facilitan la creación de un Gran Acuerdo Nacional que minimice la afectación que se está viviendo.

Además, se deben enfrentar nuevos hechos que, naturalmente, no se encontraban en la lógica del presupuesto del Gobierno de México:

  • Cierre parcial de la frontera con Estados Unidos: la declaratoria de emergencia en el estado de California (clave para el turismo), las remesas, la inversión y el empleo fronterizo de origen mexicano.
  • La ruptura de las cadenas productivas que dependen, en exceso, de la manufactura de China.
    • El cierre programado del sector automotriz en Europa, Estados Unidos y aún en México.
    • Un problema latente se verá cuando ello llegue a la industria farmacéutica.
  • Lo anterior, aún antes de que México adopte medidas de contención social, ya ha provocado la reducción del empleo formal.

Los fondos de estabilización se tendrán que utilizar, pero no tendrán efecto sobre la nueva realidad económica y financiera que vive México.

Por ello, se debe instrumentar un Programa Económico Emergente que inicie con un Acuerdo Nacional.

Se debe aplicar un principio básico, ante recursos escasos se debe generar un programa estratégico basado en:

  1. Reconocer la magnitud y dimensión de la recesión global en ciernes.
  2. El interés nacional “Primero es México”, como lo ha mencionado el presidente Andrés Manuel López Obrador.
    1. Objetivo central: preservación del empleo y evitar la quiebra de empresas en México.
  3. Tener presente que entre mayor sea la afectación a la economía y el empleo, mayor será el costo de la reactivación y tardará más tiempo.
  4. No se tendrán recursos foráneos disponibles como en otros eventos globales: cada país o región comenzará a reconstruir su sociedad.
  5. Se debe garantizar que se mantenga operando el flujo de la economía, entre mayor sea la recesión se necesitarán más recursos financieros y el sector público no cuenta con los mismos.
  6. No hay espacio para disputas ideológicas o sectarias: Unidos por México.
  7. Negociar con Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y China un acuerdo que garantice la producción de la manufactura global sin interrupciones: no se puede correr el riesgo de otra afectación global ante el cierre de la fabricación de insumos en un solo país (China). Ello implicaría el fortalecimiento de la producción de manufacturas en varios polos del orbe y México debería ser uno de ellos en América del Norte.
    1. El requisito natural de esto último es la necesidad de aplicar una Política Industrial Integral que permita atraer procesos productivos, inversiones y empleo a México. Se requiere el verdadero adiós a la NO POLÍTICA INDUSTRIAL vigente por casi 40 años.

Documento

VozIndustria-20200320-Vol-08-Num-204-Emergencia-por-coronavirus-EUA-tiene-intereses-cuales-son-los-de-Mexico


Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.