Eleva el coronavirus riesgo de recesión: No existe un plan para enfrentar su impacto

Especial

Vanguardia / Proceso.-

Contagiada por el coronavirus la economía mexicana, hoy paralizada, se enfrenta según el gobernador del Banco de México a un “territorio desconocido”, pues las autoridades del sector salud no tienen un plan para evitar que la actividad económica y las finanzas públicas sufran una merma aún mayor.

El índice de Precios y Cotizaciones cerró con un desplome semanal de 7.76% con un total de 41 mil 324 puntos, un descenso no visto desde la crisis financiera de 2008, así la semana pasada la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y el peso vivieron su peor momento en lo que va del año.

El peso registró un retroceso acumulado de 5.28%, el tipo de cambio se acercó a los 20 pesos por dólar en ventanillas bancarias, lo anterior tan pronto el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó el primer caso de Coronavirus en México.

De esta forma la divisa mexicana se asemejó al rand sudafricano y al real brasileño al acumular siete jornadas consecutivas en caída libre frente al dólar estadounidense.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero del Banco BASE, explica que el peso es la moneda más líquida de toda América Latina, funciona como un amortiguador para la economía mexicana, y resiste los choques externos como el Covid-19, el hecho de que el tipo de cambio suba, evita que el impacto de los choques externos se vean reflejado en la economía real.

INTERNET

Aclara la ejecutiva que si México tuviera como en otros años un régimen cambiario por banda, entonces el Banco de México tendría que estar inyectando dólares, lo que bajaría las reservas y eso dejaría en mayor fragilidad a la economía mexicana”.

A pesar de lo anterior, queda claro que el coronavirus es sin duda una amenaza real a la actividad económica del país, sobre todo, advierte la analista, porque el estancamiento económico la mantiene muy vulnerable y puede caer en recesión en caso de extenderse el virus en Estados Unidos y México.

Anticipándose a la llegada del Covid-19 el Banxico le metió recorte al pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto nacional para el presente año y lo deja de entre 0.8 y 1.8% a uno situado entre 0.5 y 1.5%.

En su más reciente Reporte Trimestral de Inflación publicado el 26 de febrero, el banco central aclaró que “existe un alto grado de incertidumbre alrededor de las perspectivas antes señaladas, ya que considera que la economía mexicana seguirá enfrentando un entorno complejo. Hay incertidumbre sobre los efectos que pudiera tener el brote de coronavirus en la actividad económica.

Para la firma HR Ratings, la previsión de crecimiento para la economía mexicana por el efecto coronavirus se bajó a 0.64% para 2020

El impacto del coronavirus en las cadenas productivas a nivel global según la agencia calificadora obligan a ajustar a la baja el pronóstico para el primer trimestre de 2020, ante la debilidad del sector manufacturero.

IMPACTO INTERNACIONAL

La incertidumbre y las afectaciones derivadas del coronavirus en China impactarán a varios sectores de la industria manufacturera, según el director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos.

Partiendo de que México compra a China cerca de 80 mil millones de dólares sobre todo de insumos intermedios que van en otros procesos de fabricación de las industrias eléctricas y el sector automotriz, el experto en economía advierte que el eventual cierre de fábricas puede provocar que se interrumpan los flujos de insumos.

Este punto concuerda con la postura de la agencia calificadora Fitch Ratings que destaca que el cierre de fábricas chinas por el coronavirus afectará a las industrias globales que dependen de dichos insumos.

Sólo como un dato la agencia calificadora destaca que el sector de la informática y la electrónica  de China que incluye computadoras, teléfonos móviles, electrodomésticos y la maquinaria eléctrica, exportó 386 mil millones de dólares sólo en 2015.

Por todo lo anterior queda en evidencia que la industria mexicana no podría resistir impactos externos por su debilidad estructural.

(Con información de la Revista Proceso) Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.