Venta de autos en México tiene mayor caída en 10 años

El Sol de México (Foto: Reuters)

El Sol de México | Juan Luis Ramos.

La venta de autos nuevos en México cayó 7.6 por ciento en 2019, lo que significó su mayor contracción en una década, según informó el Inegi.

La industria automotriz ligó además tres años de caídas consecutivas. Luego de la crisis mundial de 2009, cuando la venta en el país se desplomó 26.3 por ciento, la industria vivió siete años de constantes de crecimiento. Desde 2016, cuando registró alcanzó un récord de 1.6 millones de unidades comercializadas, el mercado ha venido a pique.

Armando Soto, presidente de la consultora Kaso & Asociados, calificó estas caídas como «naturales», luego de incrementos atípicos de doble dígito entre 2015 y 2016, debido a factores como baja en precios, la aparición de nuevas marcas y la llegada de servicios como Uber.

Luego, apuntó el especialista, factores como las alzas de tasas de interés en 2017, la revisión de precios al alza y la incertidumbre económica formaron una «tormenta perfecta» para la industria que le llevó a caídas constantes.

Este año, la incertidumbre política y económica por las políticas públicas del nuevo gobierno llevaron a que esta contracción fuera más pronunciada, agregó.

«Esto se va a extender este año. Quizás la caída sea menor, amén de una recuperación en ventas hacia finales de año, una vez que pasen las elecciones de EU y haya mayor certidumbre económica», apuntó. Según el Inegi, en 2019 se vendieron en el país 1.31 millones de vehículos ligeros nuevos, la cifra más baja en un lustro.

En diciembre la colocación de disminuyó 8.3 por ciento respecto al mismo mes de 2018. Así, ligó 31 meses de caídas.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), subrayó que esta tendencia es un reflejo de la debilidad del mercado interno, producto de las condiciones del empleo e ingresos.

Descartó que el alza al salario mínimo vigente desde el 1 de enero impulse las ventas ya que, dijo, la población que compra autos nuevos gana más de cinco o siete salarios mínimos al mes, y en ese segmento el empleo «se ha desvanecido».

De la Cruz advirtió que si esta tendencia continúa y también la disminución en la demanda en Estados Unidos, la economía nacional sería afectada por un freno en la llegada de inversiones por parte de las automotrices. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.