Perspectivas 2020: El año que pondrá a prueba a México y al mundo

Alto Nivel

Alto Nivel | Por Sergio Castañeda, Claudia Cerezo y María Elena Zúñiga.

El pasado 9 de septiembre, al informar sobre la conformación del Paquete Económico 2020 que fue entregado un día antes al Congreso de la Unión, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado: “Tengan confianza, vamos bien. No van a faltar los empleos, va a haber trabajo, se va a buscar que haya empleo pleno, que ningún mexicano se quede sin la oportunidad de trabajar. Ese es el ideal que queremos convertir en realidad”.

Sin embargo, persiste la duda de que el paquete Económico 2020 pueda imprimir un mayor dinamismo en la economía, a pesar de que cumple con los parámetros necesarios para preservar la estabilidad en el balance fiscal. Y es que el monto asignado a la Inversión pública, sin considerar a la estatal petrolera Pemex, representa solo 2% del Producto Interno Bruto (PIB), uno de sus niveles más bajos desde el año 2000.

Hasta ahora, el sector industrial ha sido el más afectado por la política de austeridad de la nueva administración, que incluye la reducción del presupuesto a dependencias clave para reactivar la economía, como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Turismo y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural; así como la falta de eficiencia en la ejecución de la inversión.

Para el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), la actividad industrial se encuentra en recesión: el IGAE industrial tiene 12 caídas consecutivas que, por la falta de inversión, han provocado una merma en la capacidad potencial de la producción fabril. “Se va a requerir un aumento significativo de la inversión productiva en sectores como la construcción o la metalmecánica para lograr una reactivación sostenida de la industria nacional”.

Ante la debilidad y precarización estructural del mercado laboral (con el impacto que tendrá en el consumo privado), la desaceleración industrial de Estados Unidos, la merma en los ingresos del sector público y la menor inversión física programada para el 2020, por parte de este último, el IDIC considera necesario un programa de reactivación económica en torno a un Acuerdo Nacional, que tenga como ejes la preservación del empleo y el fomento de la inversión privada a través de una Nueva Política Industrial.

“De otra forma, el último trimestre del 2019 y el primero del 2020 terminarán por confirmar: la economía mexicana se encuentra en recesión y su profundización tendrá un efecto negativo sobre el bienestar social a través de una mayor precarización del mercado laboral que podría llegar a través de la pérdida de empleo”, concluye. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.