El crecimiento en Estados Unidos no entierra los temores de un frenazo económico global

LPO.-

Los datos económicos de Estados Unidos durante el primer trimestre del año sorprendieron favorablemente al mercado, pues el crecimiento fue mucho mayor al esperado. Pero la euforia duró poco. Vista con más detalle la fotografía, las señales de desaceleración ya se hacen presentes, advierten expertos, y de paso, siguen metiendo presión a las metas de la 4T.

Según el reporte de la Oficina de Análisis Económico del Gobierno estadounidense, la economía de ese país creció 3.2%, frente a la estimación del mercado que rondaba el 2 y 2.3%.  La explicación de la autoridad estadounidense fue que este crecimiento se impulsó por los controles al comercio exterior que ha implementado Trump, al reportar un destacado incremento de las exportaciones del 3.7% y una baja similar de las importaciones.

Sin embargo, los analistas sacaron la lupa y alertaron que el motivo de este crecimiento en las exportaciones no desata razones para celebrar. Y es  que el motor principal fueron las exportaciones petroleras, que crecieron 40% a tasa anual. Pero de acuerdo con Jesús López Flores, analista de Banco Base, la razón de este impulso se debió a los mayores precios en la mezcla del crudo. En tanto, la baja en importaciones empieza a ser síntoma de un menor consumo.

Otro elemento que sorprendió fue el avance de la inversión.  A su interior, los inventarios tocaron su nivel más alto desde 2015, significando el 70% de la inversión doméstica. Sin embargo, el especialista recordó que estos incrementos suelen deberse a dos motivos: el primero puede ser que tengas un proceso de expansión económica muy acelerado y estás anticipando un mayor consumo.

Y el segundo motivo sería ya una señal de desaceleración económica, pues indicaría que las exportaciones o el consumo se puede estar debilitando. En ese sentido, se revisa que a la par de este crecimiento, el consumo viene desacelerándose, aunque aún está en un porcentaje positivo.

«Ese crecimiento de inventario si se refleja como un crecimiento del PIB pero no necesariamente estamos hablando de que el crecimiento sea totalmente sólido. El consumo ya lleva tres trimestres seguidos de desaceleración», advirtió a LPO López Flores.

Por su parte José Luis Cruz, director del IDIC, indicó que el crecimiento de la industria se está debilitando, principalmente por las manufacturas, que crecieron en marzo apenas 1.3%. «La desaceleración apenas está entrando por la parte industrial», alertó. Agregó que, en consecuencia, esto irá arrastrando al consumo y a al mercado laboral. En su estimado,  ocurrirá entre cuatro y seis meses, «ahí empezaremos a ver una desaceleración más generalizada», consideró.

(…) Sobre todo, alerta el directivo del IDIC, «es una mala señal que la desaceleración esté llegando por la parte industrial, pues México está fuertemente vinculado con la parte de manufactura» y agrega que el país ya empieza a tener menos exportaciones a ese país. En ese contexto, él contempla que el PIB mexicano en el primer trimestre del año será de apenas 1.1%. Se verá si coincide con el estimado del INEGI que entregará ya el último día de abril. Leer completo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.