Deja arancel de EU un año para el olvido

Reforma | Alfredo González.-

La industria siderúrgica mexicana vivió en el 2018 un año para olvidar debido al arancel de 25 por ciento que impuso el Gobierno estadounidense desde marzo a sus compras de acero extranjero y que desde junio les aplicó a México y Canadá.

Los industriales del acero insistieron durante el año en que la medida debía eliminarse dentro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el TLC, que tras 25 años dio lugar a un nuevo acuerdo México Estados Unidos-Canadá, el T-MEC.

A pesar de su insistencia al entonces Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, el acero prácticamente quedó excluido del libre comercio, aunque todavía falta la aprobación del Congreso estadounidense y del Senado mexicano.

Máximo Vedoya, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), advirtió que la medida ocasionó desde su aplicación una caída de 30 por ciento en las ventas de acero mexicano a Estados Unidos.

“Según entendemos, el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se comprometió a discutir el tema previo a que se finalice (la renegociación) el TLC”, se quejaba el dirigente de la industria nacional siderúrgica.

“Ninguna restricción al libre intercambio de mercancías es justificable dentro de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Estados Unidos y Canadá”, insistieron líderes de la industria siderúrgica nacional.

En el mismo sentido pugnaban otros industriales, como Raúl Gutiérrez Muguerza, presidente ejecutivo de DeAcero, la mayor fabricante en México de productos de alambre de acero. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.