AMLO asume justo en un mes, pero cumple 122 días en una especie de “Gobierno paralelo” al de Peña

SinEmbargo

SinEmbargo | Por: Shaila Rosagel.

En 30 días más, Andrés Manuel López Obrador tomará posesión como Presidente de la República y se convertirá en el primer mandatario en llegar con un buen trecho de promesas de campaña cumplidas durante el periodo de transición. A la fecha el partido Movimiento Regeneración Nacional –su partido– ha presentado en el Senado de la República 74 iniciativas, mientras que en la Cámara de Diputados durante el mismo periodo 67. La mayoría de éstas se relacionan con la agenda del Presidente electo. A la par, AMLO ha delineado sus 25 proyectos estratégicos y ha cumplido con una de sus promesas más polémicas: la cancelación del NAIM en Texcoco.

Han sido 122 días agitados para el ganador de la elección presidencial desde el pasado 1 de julio, lapso en donde también se ha reunido con las víctimas de la violencia en México y con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a quienes les hizo promesas concretas.

Así, aunque envuelto en la polémica y con desgaste en su imagen, el tabasqueño está a un mes de llegar “muy fuerte en respaldo popular”, aunque no que el de las élites económicas, afirman analistas políticos y económicos consultados por SinEmbargo.

POLÉMICA Y EFECTOS ECONÓMICOS

(…) José Luis de la Cruz, director de Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), consideró que para conocer el verdadero impacto económico de la decisión de López Obrador se debe dar la presentación del Presupuesto de Egresos 2019, prevista para mediados de diciembre, y el Plan Nacional de Desarrollo, pues lo que se conoce hasta hoy son sólo algunos proyectos.

El 6 de agosto Andrés Manuel sostuvo un encuentro con la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, la Academia de Ingeniería de México y Colegio de Ingenieros Civiles de México en el Palacio de Minería y presentó 25 programas estratégicos para su administración que incluían la construcción del NAIM, el desarrollo del istmo de Tehuantepec, el tren maya, la modernización de las refinerías y la construcción de las nuevas refinerías.

Entre los proyectos prioritarios del nuevo Gobierno están las obras de infraestructura para el istmo de Tehuantepec, la producción de energía eléctrica, la perforación de pozos petroleros y la rehabilitación de las seis refinerías con una inversión de 50 mil millones de pesos, así como la construcción de una nueva.

Además de la construcción de caminos rurales y de concreto en el país para comunicar a los pueblos y generar empleos.

López Obrador anunció que el próximo año su Gobierno destinará 75 mil millones de pesos para extraer petróleo. Su propuesta será rehabilitar las seis refinerías que tiene el país y construir una nueva para dejar de depender de las importaciones de combustibles.

“Se van a iniciar obras o se les van a dar programas existentes un tratamiento distinto. Vamos a continuar con obras en proceso, no vamos a dejar tiradas obras, no vamos a construir nuevos hospitales hasta no terminar los 56 hospitales abandonados”, dijo en agosto.
El director del IDIC explicó que lo que sí puede advertirse hasta este momento con certeza, es que “se están haciendo realidad los planteamientos que López Obrador hizo en campaña” y que “habrá un cambio importante en materia de política económica”. Leer nota completa […]

 

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.