El Fin del TLCAN

Voz de la Industria Vol. 6 N° 130 | Descargar […]

El mensaje político del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue contundente: “tengo el gran honor de anunciar que completamos con éxito las negociaciones sobre un nuevo acuerdo para poner fin al TLCAN y reemplazarlo con un increíble nuevo acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá llamado USMCA (United States Mexico Canada Agreement).”

México modificó su política económica para satisfacer la visión de instituciones y funcionarios que consideraban al Estado como una entidad que no debería intervenir en la economía. El TLCAN fue la parte medular de la apertura económica, por ello su terminación no es irrelevante.

¿Cuál debe ser la métrica para evaluarlo? La misma planteada en 1992 cuando se firmo: empleo,salarios y crecimiento de la economía.

  • El fin del TLCAN no debe tomarse a la ligera. Durante las últimas tres décadas, México construyó su política económica y las instituciones respectivas alrededor de un marco de libre comercio, en donde el TLCAN era la columna vertebral. Con ello se renunció a la política industrial y al fomento de las empresas nacionales, el crecimiento llegaría vía el comercio internacional, particularmente con Estados Unidos. Lo anterior no sucedió.
  • El resultado observado en los últimos 25 años es concluyente:
    • El aumento del producto interno bruto (PIB) no supera el 2.5% anual.
    • Donde el 23% del total es generado por la economía informal.
    • Lo anterior se encuentra vinculado con un mercado laboral predominantemente informal, 57% de la población ocupada se encuentra en dicha situación.
    • En el periodo 2013-2018 se perdieron más de 420 mil empleos en el rango superior a 10 salarios mínimos. En pocas palabras NO hay más empleo mejor pagado.
  • Mayor productividad y competitividad dependerán de la política económica e industrial del próximo gobierno no únicamente de los acuerdos comerciales.
  • Aplicar una Nueva Política Industrial implica que se debe romper con el error del modelo de apertura económica mexicano. Representa un cambio de fondo. Para transformar el modelo de apertura comercial mexicano, el país debe fortalecer su aparato productivo e incrementar su generación de valor agregado, con empresas nacionales altamente competitivas a nivel global.
  • México deberá disminuir la dependencia respecto a las importaciones de insumos intermedios que mantiene. Para hacerlo debe incrementar su ritmo de innovación tecnológica y desarrollo de capital humano. La única forma de lograrlo integralmente es a través de una Nueva Política Industrial.
  • Se debe evitar otro de los errores que marcaron los límites del TLCAN. Más allá del mensaje mediático y político, se deberá revisar con lupa el USMCA presentado al Congreso mexicano para responder ¿Cuál es el beneficio económico y social que se espera del nuevo acuerdo? Particularmente cuando el proceso de renegociación fue ríspido y con metas divergentes. No se avanzó hacia una mayor integración, la agenda del presidente Trump era privilegiar “Hacer a América Grande, Otra Vez”.
  • En los próximos años, México deberá superar los rezagos estructurales que han limitado el desarrollo del país. La política comercial no es política industrial y por tanto, no puede proporcionar los beneficios de contar una estrategia de desarrollo industrial moderna e integradora de la economía nacional. El principal desafío por resolver es la generación de empleo formal y bien remunerado, a través de un incremento significativo en la tasa de crecimiento del PIB.
  • México ha firmado múltiples acuerdos comerciales; pero en la práctica, la mayor parte de las exportaciones están vinculadas con un solo país: Estados Unidos. La renegociación del TLCAN refrendó lo anterior. Primero porque Donald Trump buscaba modificar algunos de los preceptos que él consideraba esenciales para lograr un “mejor acuerdo” para su nación. La consecuencia natural de ello fue que la agenda de las modificaciones llevó el TLCAN a lo que será el USMCA.
  • El USMCA conservará la columna vertebral de libre comercio que el TLCAN original tenía, un análisis más detallado permitirá observar si los cambios fueron más allá de las siglas. No obstante, se puede afirmar lo siguiente: si el USMCA conserva la lógica del TLCAN, los resultados de productividad, competitividad y crecimiento económico de México no serán diferentes a los obtenidos hasta hoy.
  • Para que México obtenga un mayor nivel de crecimiento, desarrollo y prosperidad, en el ámbito del USMCA, requiere de una Nueva Política Industrial y del Fortalecimiento Globalmente Productivo y Competitivo del Mercado Interno, de otra forma los resultados no serán significativamente diferentes. Continuar leyendo […]

 

VozIndustria 20181003 Vol 06 Num 130 - El fin del TLCAN

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.