Podría guerra arancelaria acabar con TLC

Zócalo | Reforma.

Un escalamiento de las diferencias arancelarias entre México y Estados Unidos podría derivar en el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), estimó hoy el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) de México.

En el documento, “Desafío del 2018: Reconstruir la Visión de México”, el IDIC señaló que el fin del pacto, sin embargo, no marcaría la culminación del intercambio económico entre Canadá, Estados Unidos y México.

“Será el inicio de la construcción de otro marco legal para la interacción en América del Norte, primero alrededor de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero que (Donald) Trump presionará para que se transformen en acuerdos bilaterales”, sostuvo el IDIC.

“Salvo que se suscite un cambio político de fondo al interior de Estados Unidos, ello ocurrirá”, agregó.

La administración del Presidente Trump anunció el pasado jueves un arancel del 25 por ciento a las importaciones de acero y del 10 por ciento a las de aluminio procedentes de la Unión Europea (UE), Canadá y México, vigente a partir del 1 de junio.

México respondió a Estados Unidos el mismo jueves con medidas equivalentes a diversos productos de ese país, que tendrán vigencia hasta que la administración estadounidense elimine los aranceles impuestos.

El anuncio tarifario ocurrió mientras Canadá, Estados Unidos y México intentan, desde agosto pasado, modernizar el TLC, que ha estado vigente desde 1994.

El IDIC cuestionó la existencia del marco legal del TLC, si desde ahora Estados Unidos presiona a México y Canadá para responder más allá del mismo pacto y fuera de la negociación.

El instituto mexicano, un prestigiado asesor del gobierno, resaltó que después de siete rondas itinerantes de negociación para modernizar el TLC y de una permanente en Washington, sólo se han alcanzado resultados modestos.

“Nunca se lograron resolver las diferencias de fondo”, agregó el IDIC, debido a la postura inflexible del Gobierno estadounidense y de algunos sectores transnacionales, así como de su falta de audacia para buscar acercamientos con otras regiones del mundo.

En opinión del IDIC, para Trump y sus asesores, Estados Unidos no puede tener una relación comercial como iguales, pues consideran que su peso específico, incluidos también los términos militares y políticos, es mayor que el de cualquier socio.

“A Trump le estorban los acuerdos multilaterales”, sostuvo el IDIC, y agregó que “por ello, busca establecer negociaciones bilaterales en donde pueda imponer o, en el mejor de los casos, influir con ventaja”, afirmó.

Como muestra, mencionó la ruptura de alianzas de Estados Unidos con países con los que había mantenido un intercambio estrecho desde la Segunda Guerra Mundial, como Alemania y Japón.

Incluso, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) corre el riesgo de modificarse, señaló el instituto.

“Esto explica la disputa con Canadá y México, con quienes comparte una relación inevitable, tanto en términos geográficos como económicos, migratorios y de seguridad”, indicó, para complementar que “no los ubica en una relación de socios estratégicos”.

Canadá, Estados Unidos y México modernizan el TLC a solicitud de la administración del Presidente Trump, quien considera que el pacto ha sido injusto para su país, por lo que en varias ocasiones ha amenazado con abandonarlo. Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.