El presidente Trump no podrá acabar con el TLCAN, afirma Larry Summers

Foro Estrategia Banorte 2017. (Foto Yazmín Ortega Cortés. La Jornada)

La Jornada | Roberto González A., Alejandro Alegría, y Susana González G.

El presidente Donald Trump “es menos fuerte de lo que habíamos imaginado” y no podrá acabar con el libre comercio en América del Norte. La afirmación fue hecha ayer por Lawrence Summers, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos y miembro de la élite política y económica de esa nación, quien este miércoles sumó su opinión a la de políticos, empresarios, banqueros y académicos mexicanos que trataron de restar peso al nuevo amago del magnate de abandonar el acuerdo que une a México, Canadá y Estados Unidos.

Trump puede decir, como lo hizo el martes en Arizona, que va a terminar con el TLCAN, pero si lo hace existen mecanismos en la Organización Mundial de Comercio (OMC) que permiten mantener el intercambio en la región y “finalmente no va a poder llevar a cabo esto”, sostuvo Summers, al participar en el foro Estrategia Banorte 2017.

El martes por la noche, Donald Trump afirmó: “personalmente creo que no podremos llegar a un acuerdo porque ambos países (Canadá y México) han tomado tanta ventaja, especialmente México, que creo que probablemente daremos por terminado el TLCAN en algún momento”.

“Vamos a superar eso y México va a mantener su sociedad con Estados Unidos. Tengo más confianza hoy de la que tenía hace unos meses”, dijo este miércoles Summers, quien como secretario del Tesoro fue uno de los diseñadores del paquete de ayuda que permitió a México enfrentar el desplome de su economía en 1995.

“Este debe ser el momento de América del Norte y si hay algo que capture esto de manera poderosa es que en años recientes el flujo neto de población ha sido de Estados Unidos hacia México y eso se atribuye a la fuerza económica que México está creando”, agregó Summers.

Los puntos de vista de Trump no son ahora más racionales de lo que se esperaría que fueran después de su elección y del inicio del gobierno, en enero pasado. “Pero lo bueno es que es menos fuerte de lo que nos habíamos imaginado. El respeto es la moneda del liderazgo y él ya lo perdió”, aseveró.

(…) No debe imperar la prisa

Lograr una renegociación del TLCAN que resulte en beneficios de consumidores y empresas mexicanas es un objetivo que no debe ser sacrificado por el gobierno federal en aras de concluir el proceso antes de la elección presidencial de 2018, coincidieron gobernadores de cuatro entidades, tres de ellas de la frontera norte, al participar en el Foro Estrategia Banorte 2017.

“El gobierno mexicano está renegociando el TLCAN en un momento de gran debilidad institucional, por eso la renegociación debe ser integral e incluir temas de derechos humanos, salarios y estado de derecho”, sin importar el tiempo que eso lleve, consideró Javier Corral, gobernador panista de Chihuahua.

Sus colegas de Sonora, la priísta Claudia Pavlovich; de Nuevo León, Jaime Rodríguez, quien llegó a la gubernatura sin el apoyo de ningún partido, y el panista Carlos Mendoza, de Baja California Sur, coincidieron en que los gobernadores, en especial los estados de la frontera norte, deben ser incorporados por el gobierno federal al proceso de renegociación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, en el que ya participan empresarios de los tres países.

Conservar mecanismos de solución de controversias

Mientras tanto, economistas y juristas de instituciones de educación superior, así como especialistas privados alertaron sobre los capítulos más relevantes que enfrenta México en la renegociación del TLCAN en un foro del Colegio de México.

Estados Unidos pretende insertar a México y Canadá en su sistema jurídico y legal, sostuvo José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), en tanto que Óscar Cruz Barney, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM, y Rodolfo Cruz Miramontes, de la Academia Mexicana de Derecho Internacional Privado, consideraron que es preferible para México que no exista el TLCAN a permitir que sea eliminado el capítulo 19, referido a la solución de controversias, el cual fue creado para “suavizar” la relación desigual con sus socios.

Si Estados Unidos insiste en modificarlo o eliminarlo, México debe exigir se establezca una cláusula para que se comprometa a que cualquier controversia se resuelva ante la OMC, porque de lo contrario quedará sujeto a las leyes estadunidense que “son bastante generosas con sus empresarios”, advirtió Jorge Witker, también del IIJ. Leer completo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.