Trump y Xi Ping: Actitudes contrastantes en el marco de un complicado G-20

Archivo El Financiero

Mauricio de Maria y Campos | El Financiero.

No obstante las buenas formas diplomáticas y algunos acuerdos y coincidencias, las actitudes e iniciativas de Trump y Xi Ping fueron muy distintas, los días anteriores a la Cumbre del G-20 y durante la misma.
Ambos líderes manifestaron que su encuentro bilateral en Hamburgo “había sido productivo y había mandado un buen mensaje al mundo, conducente a conversaciones futuras sobre un plan ambicioso de cooperación económica y encuentros militares de alto nivel- incluyendo a sus ministros de defensa” (China Daily 10-7-17); asunto importante considerando las graves tensiones ocurridas unos día antes entre ambas potencias por los eventos ocurridos en la Península Coreana , el Mar de China y la gran venta de 1 400 millones USD de armas de los EUA a Taiwán.

Una primera ronda fue acordada para el 19 de julio; Beijing y Washington se comprometieron también a iniciar pronto un diálogo sobre cuestiones jurídicas, de ciber-seguridad, sociales y culturales, a partir de los avances logrados en los 100 días desde su reunión de abril en Mar-a-Lago. El comercio deberá buscar en el futuro beneficios recíprocos- aunque las amenazas siguen ocurriendo del lado de Trump a través de tuitazos esporádicos.

Evan Osnos apunta en el New Yorker (7-7-17) que “Todavía es demasiado temprano para saber si Xi y Trump pueden construir una relación genuina; hasta ahora, han estado operando en frecuencias distintas…En chino esto se conoce como “Un pollo hablando con un pato”. Ambos hablando, pero sin que uno verdaderamente entienda al otro”.

Habida cuenta de la volatilidad de los estados de ánimo y pronunciamientos de Trump, habrá que ver que depara el destino a la relación entre ambos países. Esperamos que nunca ocurra la guerra entre la potencia emergente y la declinante- siguiendo las especulaciones de Moisés Naim en El País el domingo pasado.
Lo que sí quedó claro es que es que Trump se quedó aislado en diversos terrenos en la Cumbre de Hamburgo.

Todos los líderes restantes acordaron que “el Acuerdo de Paris sobre cambio climático era irreversible”. Hasta Theresa May dijo que estaba triste de la decisión de los EUA de retirarse y que le había insistido personalmente a Trump que reconsiderara.

No obstante, Trump insistió tercamente y logró un controvertido añadido sobre la necesidad de ayudar a los países para que tengan acceso a los combustibles fósiles “de manera limpia”, lo que lo dejó anclado al pasado y marginado, ante la furia de los ambientalistas. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.