Lecciones de la industria automotriz de China

Archivo El Universal

El Universal | Miguel León Garza.

A principios de los años 30, 50% de los vehículos que circulaban en el mundo eran Ford.

Con el modelo T llegó a producir 15 millones de unidades a inicios del siglo XX, logrando grandes economías de escala, en donde cada vez que duplicaba la producción los costos bajaban de manera exponencial y consecuentemente los precios.

Probablemente la gran aportación de Ford fue hacer accesible el automóvil, lo que permitió consolidar la industria automotriz en el mundo. Sin embargo, en los años subsecuentes, perdió el liderazgo ante la consolidación de marcas de General Motors (Chevrolet, Pontiac, Oldsmobile, Buick y Cadillac). En los años 50, General Motors tenía 50% del mercado de Estados Unidos; Ford, 30%, y Chrysler, 20%.

Actualmente, los grandes líderes en volumen, con producciones de 10 millones de unidades al año cada uno, son General Motors, Volkswagen y Toyota.

De una producción anual mundial aproximada de 100 millones de unidades, Ford produce 4%, porque se ha alejado de su estrategia inicial de fabricar un automóvil de bajo precio a altos volúmenes. La ubicación de la planta de Ford en San Luis Potosí era un intento por competir con los fabricantes asiáticos de grandes volúmenes; sin embargo, ante presiones políticas, esa oportunidad se perdió.

Si analizamos los datos en 2016 por país, los principales productores de vehículos en el mundo son China con 28.1 millones; Estados Unidos, con 12.2 millones; Japón, 9.2 millones; Alemania, 6 millones; India, con 4.5 millones; Corea, 4.2 millones; México, con 3.6 millones; España, con 2.9 millones; Canadá, 2.4 millones, y Brasil, con 2.2 millones.

Simultáneamente, China es el principal productor de acero, cemento y maquinaria en el mundo, con capacidad instalada sobrada para la que necesita desarrollar nuevos mercados, y actualmente está desarrollando y financiando proyectos de infraestructura en Asia, África y Europa como parte de un nuevo orden geopolítico. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.