Salarios más bajos en México en 50 años de historia laboral

El Sol de Tlaxcala | Opinión | Fernando Flores Macías.

Participamos de un mundo de simulación social y gubernamental, la sociedad se acostumbra a vivir más pobre, con más violencia, descomposición social en aumento, el gobierno simula y refiere avances sociales, recuperación del salario, pero quienes gobiernan se enriquecen al no haber frontera entre la responsabilidad del manejo de dinero público y la ambición financiera de la élite del gobierno.

La Secretaría del Trabajo nace a consecuencia del movimiento armado revolucionario de 1910, Francisco I. Madero decreta en diciembre de 1911 la creación del Departamento del Trabajo.

En 1917 el artículo 123 decreta los derechos de los trabajadores pero, finalmente, la evolución de las necesidades jurídico-administrativas del sector laboral se han sometido a la decisión del titular del Ejecutivo Federal que ordena, desde hace 30 años, sobre concentrar la riqueza y empobrecer a los trabajadores, resultado de la política económica que instrumenta la Secretaría del Trabajo y la de Hacienda.

El término salario viene del latín, que significa la cantidad de sales (alimentos) que necesitaban los soldados para estar en la guerra, operaba un principio de que los soldados no podían comer como césares, necesitaban estar en forma, para estar en condición de combate.

Se aplicó a los trabajadores en la industrialización, William Pitty decía que “hay cierta cantidad de alimentos necesarios que necesita un trabajador para estar al pie de la máquina”. Se generalizó para establecerse que el salario es la retribución que recibe el trabajador por prestar su fuerza de trabajo.

Los salarios mínimos generales deberían ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, material, social y cultural, y para proveer educación obligatoria de los hijos, establece la fracción VI del artículo 123 de la Constitución Mexicana y no se cumple.

En el último cuarto de siglo, el poder adquisitivo del salario mínimo perdió más del 70 %, revela el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM, el precio de la canasta básica supera los $230 pesos diarios, en contraste con el salario mínimo de $ 80.04 pesos al día.

La Población Económicamente Activa Ocupada en México es de 32 millones, de ellos, el 72 %, es decir 37 23 millones de personas, tienen ingresos menores a los que la Constitución señala, esto es una de las causas del problema social que es latente en nuestro país: desde la violencia intrafamiliar hasta la violencia social, el huachicol, el crimen organizado y otros.

En fechas recientes el secretario de Hacienda anunció una pequeña alza en el crecimiento económico del primer trimestre del año en curso, del rango de dos décimas más del programado, la primera quincena de mayo de 2017, el índice de inflación al consumidor fue de 6.2 %, para los empresarios fue mayor al 9 %, esto agrava la economía de los trabajadores, en este sexenio se ha perdido el 11.11 % del poder adquisitivo del salario.

Existe un estrato de 42 % de mexicanos ocupados que ganan de un salario mínimo hasta dos salarios mínimos al mes, esto es, de $ 2000  hasta  $ 4800 al mes.

La estructura jerárquica que utilizan los albañiles o trabajadores de la construcción en México tiene más de mil años de existencia se practicaba en Europa en casi todos los trabajos manuales es la siguiente, “maestro” al responsable de los trabajos, “oficial”  que sabe ejecutar una serie de tareas y chalán, el que ayuda al oficial.

Los salarios de los albañiles son más altos, un maestro albañil gana desde mil a dos mil pesos a la semana, un oficial gana de $ 1300 a $ 1500 y un aprendiz puede ganar de $ 800 a $ 1000 a la semana, en el sector agrícola ganan de $ 100 a $ 120 diarios.

Según la Organización Internacional del Trabajo, la seguridad social es la protección que la sociedad otorga contra las contingencias económicas y sociales, derivadas de la pérdida de ingresos por enfermedades, maternidad, riesgos de trabajo, invalidez, vejez y muerte (incluyendo la asistencia médica); sin embargo es el derecho más rezagado en México, el 70 % de la población no lo tiene garantizado.

Solo 15.1 % de la población ocupada tiene acceso a guarderías o estancias infantiles y el 53 % de las personas de 65 años o más no trabaja y no recibe pensión.

Las entidades federativas deben diseñar una estrategia de defensa al trabajo, salario y seguridad social, pero no conocemos una estrategia en Tlaxcala que perfile el camino hacia la seguridad universal.  De acuerdo con Coneval, 35 millones de mexicanos en la economía informal no tienen seguridad social.

La Coparmex del sector empresarial ha propuesto también un incremento al del salario mínimo para colocarlo en 92 pesos diarios; sin embargo, la secretaría del trabajo federal condiciona a que haya mayores consensos.

Según la Encuesta Nacional de ocupación y empleo, hace 10 años 5 millones en México ganaban más de 12 000 pesos al mes, hoy solo ganan esa cifra 2.7 millones de personas, hay más empleos pero más mal pagados según José Luis de la Cruz, quien es titular del Instituto de desarrollo industrial y el crecimiento económico. Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

¡Comenta primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*