El desafío de una política exterior pragmática, audaz e integral

Archivo El Financiero

El Financiero | Mauricio de Maria y Campos | #Opinión.

El martes pasado debatimos sobre una agenda renovada mexicana de política exterior en el marco de los foros UNAM y los Desafíos de la Nación, oportuna iniciativa del Rector Enrique Graue. Coordinamos el Foro de Política Exterior junto con el Emb. Jorge Eduardo Navarrete, contando con una rica presencia de académicos y diplomáticos.

Examinamos la política exterior mexicana ante los retos de las recientes transformaciones internacionales – destacando la llegada de Trump a la presidencia de los EUA- y exploramos una nueva visión de carácter integral, a partir de la compleja realidad mexicana actual, con el fin de promover y defender el interés nacional en América del Norte frente a las amenazas y a la vez fortalecer vínculos con el resto del mundo por la vía bilateral y multilateral.

En la primera parte del Foro se buscó dimensionar el reto que presenta el gobierno hostil e impredecible De Trump, pero crucial para México, así como el entorno más amplio de América del Norte y explorar una nueva estrategia.

Francisco Suarez Dávila, ex Subsecretario de Hacienda y embajador de México ante la OCDE y Canadá, destacó los logros y las limitaciones del TLCAN, que ha generado grandes exportaciones pero no el crecimiento esperado en México. Propuso modernizarlo- pero no a cualquier precio- y al mismo tiempo incorporar nuevos elementos que hagan posible un desarrollo integral más equitativo y sostenible de la región, fortaleciendo el marco institucional e impulsando nuevos instrumentos como un Banco de desarrollo regional que fomente la infraestructura, el desarrollo sostenible, el empleo y la innovación.

Susana Chacón, académica, asociada al Club de Roma, resaltó la interdependencia y asimetría entre los dos países: el 28% del PIB mexicano dependa de las exportaciones a EUA, mientras que para ellos solo representemos el 1.5% de sus exportaciones. Destacó la débil continuidad e integralidad de nuestras políticas, con 4 embajadores en los últimos 4 años. A pesar de que México cuenta con 50 consulados en los EUA, ha faltado una protección suficiente y una visión audaz a la altura de los tiempos. Urgió a integrar nuestra política de seguridad hacia las fronteras norte y sur, advirtiendo el mayor crecimiento de exportaciones hacia Centroamérica y los mayores flujos de inmigrantes norteamericanos a México, con escaso control.

Jorge Schiavon del CIDE recordó que una “política exterior pobre es una pobre política”. Reconoció avances recientes en la creación de puestos para el servicio exterior mexicano; pero instó a crear un marco de coordinación integral, liderado por Cancillería, con participación de otras secretarias, gobiernos de los estados y vinculación con organismos claves empresariales y de la sociedad civil. Destacó que estamos en nuestro peor momento en 50 años respecto a la percepción de la imagen de México en el mundo: violencia, Inequidad, violación de derechos humanos, corrupción e impunidad. Urge atender la imagen pero sobre todo la realidad y sus causas.

Yolanda Trápaga de Economía-UNAM, recordó el abuso ambiental del planeta y el Acuerdo de Paris de 2015 para combatir el calentamiento global, incluyendo a México, China y los EUA. Hoy Trump adopta medidas en contra del medio ambiente y amenaza con salirse de él. (Su objeción a firmar el consenso al respecto del G-7 es prueba de ello). México debe pugnar por el cumplimiento de los compromisos contraídos en América del Norte y en los foros multilaterales.

La segunda parte del Foro permitió formular propuestas para fortalecer los vínculos con otras regiones del mundo. Reconocimos que México desde el Porfiriato hasta nuestros días ha aspirado a reducir nuestra dependencia de los EUA y diversificar nuestras relaciones hacia Europa, Asia, América Latina, pero que las estrategias y acciones concretas han carecido de continuidad y efectividad. Ello ha sido evidente en los últimos 25 años en que México ha celebrado acuerdos de libre comercio e inversión y de cooperación con otros países en muy diversos ámbitos. Hoy nuestro excedente comercial con América del Norte y en menor medida América Latina es contrarrestado por nuestras importaciones de Asia y Europa y hay regiones donde nuestra presencia y vínculos son insuficientes.

Luis Huacuja de la UNAM, destacó que solo 7 de los 30 artículos del Tratado con la Unión Europea han sido motivo de cooperación, advirtiendo además que el 27 % de esa colaboración es con Alemania, 18.5% con España, y 11% con Italia. Hay países grandes como Polonia con los cuales la cooperación es muy limitada. La salida de GB del BREXIT impone retos particulares. Recomendó aprovechar el TLCUE para la diversificación con apoyo de la sociedad civil. Recordó, sin embargo, que hay un capítulo de derechos humanos- con carácter vinculante – y que en esta materia estamos mal parados por la forma en que el Gobierno ha atendido casos como Acteal, Ayotzinapa, Tlatlaya, y muchas otros más.

Eugenio Anguiano, dos veces embajador en China, subrayó la creciente participación de Asia y en particular, China, India, Japón y Corea del Sur en el PIB, el comercio y la innovación mundial. Insistió en el enorme déficit comercial que tiene México con estos países y la falta de capacidad instalada para satisfacer las oportunidades de exportación. Lamentó la ausencia del gobierno de México de la reciente Cumbre en China para el lanzamiento de la nueva Ruta de la seda con apoyo del Banco Asiático para el Desarrollo de la Infraestructura , que impulsa inversiones conectividad y desarrollo con estabilidad en Europa, Asia y la costa oriental de África ( Bachelet y Macri estuvieron presentes. También Brasil. Peña Nieto no acudió). Recomendó incorporarse a la iniciativa y revalorar la participación de México en el Foro de APEC, que hemos descuidado y que ha sido propuesto como base de un TLC con Asia.

Ana Covarrubias, Directora del CEI de El Colegio de México, reconoció el papel creciente de América Latina en nuestro comercio e inversiones (Comerció creció más rápido que con EUA a partir de 2007). Recomendó fortalecer iniciativas en Centroamérica (Triángulo del Norte en particular) , Caribe y países latinoamericanos , avanzando en la Alianza Pacífico. Vio difícil revivir la integración regional y CELAC en el momento actual, pero señaló oportunidades de cooperación regional en derechos humanos, cambio climático, reforma de la ONU, drogas y cooperación para el desarrollo –si se dan recursos a AMEXCID. Destacó el gran reto que representa Cuba.

Cassio Luiselli, ex embajador de México en Sudáfrica, Corea del Sur y Uruguay, advirtió que independientemente de Trump, México requiere una visión de largo plazo con América Latina y el resto del mundo. América Latina es nuestra realidad cultural: Bolivar, Martí, Vasconcelos. América Latina pasa por un momento difícil que requiere valorarse. Hay viejos y nuevos desafíos con Brasil; pero Sudamérica -sin Brasil- tiene una población y un PIB mayor. Resaltó el trabajo pendiente con África, continente al que poco conocemos y donde tenemos una red muy débil de embajadas y oficinas comerciales en relación a otros países: Cuba, Brasil. La población de África de 1200 millones de habitantes se duplicará de aquí a 2050. Hay problemas, pero muchas economías crecen y generan oportunidades que México desaprovecha.

Las conclusiones serán importantes para configurar la nueva política exterior de México. Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

1 Comentario

  1. Los documentales aquí expuesto son críticos constructivamente, debemos enfrentar el cambio que nos depara la actual crisis mundial.

Los comentarios están cerrados.