Busca México ya no depender de EUA

Archivo El Horizonte

El Horizonte | Brenda Garza.

Para no depender directamente de Estados Unidos, su principal socio comercial, México ya explora nuevas oportunidades para adquirir algunos productos en otros países.

Los principales esfuerzos los está enfocando en la importación de mercancías como maíz amarillo, combustibles y carnes.

Mientras tanto, algunos números indican que las principales áreas de oportunidad se darían en productos como el diésel y el gas natural.

Por ejemplo, en el primero de los casos, cifras de la Secretaría de Economía revelan que del total de diésel que el país importa, un 98% proviene de Estados Unidos.

En lo que se refiere al gas natural, la vinculación es más fuerte, ya que el 100% de lo que compra México es de la Unión Americana.

Como parte de estos esfuerzos, autoridades anticiparon que para finales de este año se prevé cerrar un acuerdo comercial que actualmente se negocia con Argentina y que impulsaría el intercambio agropecuario y automotriz entre dos de las tres mayores economías de América Latina.

Además, el país también está manejando un nuevo tratado de libre comercio con la Unión Europea a fin de tener una mayor apertura en importaciones de lácteos, vinos y embutidos.

En entrevista con El Horizonte, Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, calificó de positivas estas acciones, al afirmar que incluso hay avances importantes y negociaciones en ese mismo sentido con Brasil.

“Se está trabajando ahora mismo con Brasil y se está renegociando el tratado de Europa; hay esfuerzos adicionales al tema de Norteamérica. Es bueno que busque no depender de EUA, pero eso no se hace de la noche a la mañana”, expresó.

Con Brasil es un tema de años, aún no se ha concretado nada, pero también por cuestiones políticas de ambos países, pero definitivamente que México está volteando a otros mercados y es una buena llamada de atención que el gobierno está buscando hacer tratados con otros países, reiteró.

Por su parte, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), consideró que este escenario también podría representar un parteaguas para potencializar la parte agrícola o relanzar el campo mexicano.

“Es positivo que México busque tener una mayor amplitud de su intercambio comercial; pero también debe ser relevante la posibilidad de potenciar la parte agrícola y agroindustria en el país, para tampoco depender tanto en las compras que se hacen a América del Sur, ya que las instancias son grandes y, en un momento dado, los costos podrían ser mayores”, alertó.

En su opinión lo que también debe hacerse es lograr una mayor integración de contenido regional, en la que se busque generar mayores cadenas productivas entre Estados Unidos, México y Canadá.

Asimismo, señaló que otros de los sectores o temas que no deben quedarse fuera en las negociaciones del TLCAN son transporte, comercio electrónico, derechos de propiedad y migración laboral. Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*