TLCAN, si se acaba perdemos todos. Más allá de una visión comercial

Tanto a México como a Estados Unidos les conviene una renegociación que logre una mayor integración regional de América del Norte, para evitar que el gran ganador siga siendo la manufactura en Asia.

 

Alto Nivel | José Luis de la Cruz.

El actual gobierno de Estados Unidos ha iniciado un proceso de cambio estructural; no es el fin del comercio internacional, es un cambio de reglas. Para algunos empresarios y economistas cercanos a Donald Trump, la promesa del libre comercio fue una utopía, porque hay países que no respetan sus normas: manipulan su tipo de cambio, subvencionan a sus empresas y cierran sus mercados.

En el extremo hay naciones donde las compañías son propiedad del Estado y no siguen la lógica de la libre empresa. A pesar de tener pérdidas financieras, continúan en el mercado gracias al apoyo de sus gobiernos. El sector del acero es el mejor ejemplo: la sobreoferta de China y su exportación a precios bajos se puede mantener gracias a la participación que el Estado mantiene en la mayor parte de sus empresas y a la política de subvaluación del tipo de cambio.

Algo similar ocurre en otros sectores industriales. Bajo dicho marco, compiten con los dados cargados a su favor y gracias a esa maniobra han penetrado profundamente en el mercado internacional de las manufacturas. Partiendo de la competencia desleal, Trump y algunos de sus asesores cuestionan el alcance y viabilidad del libre comercio. Su planteamiento es un viraje que no se debe subestimar; es un cambio radical a lo que EU había impuesto como norma a seguir por el resto del mundo durante las últimas cuatro décadas: una liberalización comercial bajo el cuidado de instituciones multilaterales como la Organización Mundial de Comercio (OMC). Hoy las cosas han cambiado. Continuar leyendo […]

a6c196-1e41ec3
Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*