Las políticas expansivas del pasado cobran factura a México

Expansión (iStock Getty Images)

Expansión | Carmen Luna.

La implementación de un política monetaria y fiscal expansivas que en su momento aplicó México están pasando la factura a la economía y las finanzas públicas.

El Banco de México (Banxico) mantuvo su tasa de interés referencial en niveles históricamente bajos (3%) desde mediados de 2014 hasta finales de 2015, mientras que Hacienda comenzó a incrementar la deuda desde 2013, para tratar de apuntalar a la economía.

Tasas bajas de interés por parte del Banco de México y un aumento de la deuda pública no se tradujeron en un mayor crecimiento económico para México, que se encamina a crecer apenas 2.1% en esta administración, en línea con el crecimiento de los últimos 20 años.

De acuerdo con la Organización para la Cooperacción y el Desarrollo Económico (OCDE) la dependencia excesiva en la política monetaria en los años recientes llevó a un largo periodo de tasas de interés excepcionalmente bajas en el mundo desarrollado, al aumento del nivel de endeudamiento y a una búsqueda de mayores rendimientos en mercados emergentes, por lo que la respuesta de los mercados financieros al incremento en las tasas no será “suave”.

La Reserva Federal de Estados Unidos, el banco central más poderoso de todo el mundo, se encamina a seguir con la normalización de su política monetaria, es decir, con el aumento de su tasa de interés, algo que puede generar más problema a países como México.

“Los riesgos para las economías emergentes son altos (…) Los fuertes movimientos de las tasas de interés extranjeras, las rápidas depreciaciones de la moneda nacional y el aumento de las primas de riesgo pueden inducir tensiones financieras en países con altos niveles de endeudamiento en el extranjero o aquellos con un desajuste entre las deudas denominadas en moneda extranjera y los ingresos de exportación”, dice la OCDE en el estudio ‘¿Los riesgos desbaratarán la modesta recuperación? Vulnerabilidades financieras y riesgos políticos’.

En el caso de México, la política monetaria laxa de Banxico se ha traducido en una mayor inflación, ya que a pesar de que la depreciación del peso inició a mediados de 2014, el banco central reaccionó con un alza en tasas hasta finales de 2015. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*