Tabacos, refrescos, cervezas y juegos con apuestas dejan menos al gobierno

El Economista

El Economista | Elizabeth Albarrán.

La recaudación que se obtiene por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en tabacos labrados, bebidas alcohólicas, cerveza, juegos con apuestas, bebidas saborizadas y energetizantes fue menor en el primer mes del año.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por el cobro de impuestos a los tabacos labrados se obtuvo una recaudación de 3,312 millones de pesos, monto 5.6% menor a lo registrado en enero del 2016.

En tanto, el IEPS que se cobra en bebidas alcohólicas se redujo 0.6%, con un total de 1,948 millones de pesos, y la recaudación por el gravamen que se cobra en la cerveza y bebidas refrescantes se redujo 1.8%, con lo que se obtuvieron ingresos por 3,262 millones de pesos.

La mayor reducción se percibió en la recaudación que se hace en juegos con apuestas y sorteos, pues en el primer mes del 2017 registró una caída de 40.1% respecto de enero del año anterior y reportó una recaudación por 154 millones de pesos.

Destaca el hecho de que el IEPS que se cobra en bebidas saborizadas como los refrescos se redujo 9%, con lo que sólo ingresaron 1,938 millones de pesos, mientras que en bebidas energetizantes se obtuvo 800,000 pesos, es decir, una reducción de 17.6%, respecto de enero del 2016.

Durante todo el año pasado, la recaudación de IEPS clasificado como otros y donde vienen registrados los productos que se mencionan, acumuló ingresos por 134,125 millones de pesos, lo que significó una reducción del 2.7%, respecto a lo registrado en el 2015.

Por tabacos labrados se recaudó 38,097 millones de pesos, 0.4% más respecto a lo registrado en el 2015; mientras que bebidas alcohólicas se registró una recaudación por 14,315 millones de pesos, 4.7% más que un año anterior.

En bebidas saborizadas se observó un crecimiento de 6.2% con recursos por 23,348 millones de pesos, en tanto por comida chatarra se observó un alza en la recaudación por 3.4%, es decir, 16,929 millones de pesos.

Se agotó la reforma fiscal
José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), comentó que lo anterior demuestra que una parte de la reforma fiscal ya se agotó, pues si bien cuando entraron en vigor los ajustes fiscales a estos productos se vio una fuerte recaudación, hoy ya empezó a disminuir.

“Los incrementos que se dieron en algunos rubros ya están reflejando agotamiento, pues este esquema no da para más. También esta reducción se atribuye a que el consumo está desacelerándose, pues las familias cada vez están gastando menos en productos que no forman parte de la canasta básica”, expuso.

Indicó que aunque el gobierno federal ha anunciado el incremento de nuevos trabajos, son puestos que registran ingresos de dos o tres salarios mínimos, entonces eso también influye en que no haya un mayor consumo. Además, se debe considerar que la incertidumbre que se vive actualmente inhibe el gasto del gobierno y de las familias mexicanas.

En el caso del impuesto que se cobra a los alimentos no básicos con alta densidad calórica (comida chatarra), en el mes de enero se observó un incremento de 4.5% respecto del mismo periodo, pero del 2016, con lo que la recaudación fue por 1,855 millones de pesos.

De la Cruz mencionó que el objetivo de este gravamen fue […] continuar leyendo.

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*