México está más expuesto a choques externos

Fuente: Expansión / Foto: Cuartoscuro

Expansión | Carmen Luna.

El peso mexicano ha absorbido el impacto de los choques externos desde mediados de 2014, pero las presiones para la moneda y la inflación van al alza, por lo que la economía requiere de otra variable para enfrentar un entorno externo adverso.

El tema cobra relevancia en momentos en que la administración de Donald Trump podría llevar a cabo un plan fiscal con efectos negativos para México o bien las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El Banco de México (Banxico) mantuvo su tasa de interés referencial en niveles históricamente bajos (3%) desde mediados de 2014 hasta finales de 2015, y pese la caída del peso ante el dólar, no elevó el precio del dinero. La depreciación ayudó a disminuir déficit de la cuenta corriente, en particular el déficit de la balanza comercial no petrolera, que pasó de -4,495 millones de dólares (mdd) en 2015 a -312mdd en 2016, según datos del banco central.

“Estamos muy apretados, llegamos a una situación donde se acabaron los espacios, antes había un área para que se depreciara la moneda porque no había inflación, pero ya tienes a la inflación encima, no puede usar al peso como variable de ajuste porque ya es inflacionaria”, comentó en entrevista el director de estrategias de mercado de Finamex Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.