La manufactura en México le da la vuelta al dólar

Manufactura

Revista Manufactura | Roberto Morales.

La dependencia de insumos importados en la manufactura nacional y la volatilidad del peso frente al dólar es una combinación que preocupa a los empresarios del sector.

Las empresas más afectadas son las que importan insumos cotizados en dólares o que son indispensables en la fabricación de mercancías que se venden en pesos, como los metales industriales o los derivados del petróleo para el sector plástico.

Ante el panorama, empresarios del sector instauran estrategias financieras “que por ahora” les permiten sortear la inestabilidad en sus balances.

El aluminio es el metal industrial con mayor dependencia externa del país, con 55% de esa proveeduría originaria de Estados Unidos. De enero a septiembre, México importó aluminio y sus manufacturas por 3,979 millones de dólares (mdd).

Rodrigo Dromundo, director de Finanzas y Administración de SAG Mecasa, fabricante de tanques de combustible y componentes de aluminio automotrices, señala que la empresa usa “coberturas naturales”.

“Vendemos las piezas que producimos referenciadas a como estén cotizados los insumos en el Mercado de Metales de Londres (el mayor mercado del mundo en opciones y contratos a futuro), más un precio adicional”, explica.

El expresidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) usa el factoraje para cobrar de inmediato pagos que espera en una fecha futura, limitando así los efectos del tipo de cambio.

El esquema es así: una institución financiera le compra la factura por una comisión y él recibe el pago de forma inmediata. De ese modo, la firma con sede en Monterrey puede orientarse a la productividad, dice Cadena. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*