Se recrudece la precariedad laboral

Contralínea

Contralínea | José Reyez.

En México la precariedad laboral (bajos salarios, inseguridad en el empleo, ausencia de contrato y prestaciones sociales) no solo existe en el sector informal de la economía, sino que afecta a empleos considerados entre los protegidos en la industria, el comercio y los servicios, y es fuente generadora de pobreza

Los trabajadores manuales que cuentan con empleo permanente y estable son cada vez menos en México, ya que la gran mayoría de los trabajadores circulan en el mundo de la precariedad laboral. La falta de ingresos estables mantiene a muchos de ellos en situaciones de vulnerabilidad, enfrentando riesgos asociados a carencias que pueden llevar a catástrofes de las que difícilmente se recuperan, advierten especialistas.

Empresarios por su parte, plantean que es necesario modificar el modelo económico luego de los embates que sufrirá el país con la llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos, lo cual traerá mayor desempleo, desestabilización social e incertidumbre, además de una mayor precariedad entre los trabajadores que ganan entre 1 y 2 salarios mínimos.

“La precariedad laboral está asociada a bajos ingresos y, por tanto, es generadora de pobreza. A ello se suma la inexistencia de seguridad social, lo cual conduce a situaciones de vulnerabilidad”, aseguran catedráticos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Al analizar la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del  2008 al 2014, Mercedes González de la Rocha, doctora en sociología por la Universidad de Manchester; Martha Moreno Pérez, licenciada en Actuaría por la UNAM, e Inés Escobar, maestra en Antropología por la University College London, subrayan que carecer de prestaciones laborales es común en nuestro país desde la crisis de los 80.

En su estudio Empleo e intercambio social en México, publicado en la revista Perfiles Latinoamericanos de la Flacso, los especialistas señalan que “una enfermedad puede significar una catástrofe económica dados los  gastos en servicios privados de salud. Las personas tienen que deshacerse de sus pertenencias, vender sus activos productivos, empeñar objetos y/o contraer deudas de difícil cancelación”.

(…) Para el Director General del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C. (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos, en México la pobreza es resultado de la precarización de la ocupación y el empleo.

En entrevista, el empresario sostiene que el país enfrenta problemas estructurales graves que ponen en riesgo la estabilidad social interna y la gobernabilidad, situación que podría acentuarse con la crisis que vive México con Estados Unidos.

De la Cruz advierte que es necesario modificar el modelo económico: “Se requiere fortalecer la producción interna, ya que el conflicto con el vecino del norte, el tipo de cambio, el aumento a los combustibles y la amenaza de cancelar el Tratado de Libre Comercio han creado una mayor incertidumbre en el país.

“La precariedad laboral, la informalidad, la escasa productividad y la pobreza en la que se encuentran más de 55 millones de personas en el país, son algunos de los problemas estructurales más importantes a superar”. La complejidad socioeconómica queda expuesta cuando se contempla el número de mexicanos que no tienen un ingreso económico suficiente para superar las líneas de bienestar, casi 64 millones. Solo la precarización de la ocupación y el empleo permiten explicarlo.

Considera que sin un ingreso económico no es posible erradicar el flagelo de la pobreza, ya que la existencia de programas sociales del gobierno constituye una evidencia fehaciente de que el modelo económico no garantiza la inclusión social de los trabajadores.

Bajos salarios, causa de pobreza

De la Cruz señala que el 72.2 por ciento de las unidades económicas (básicamente empresas) tienen menos de 2 personas ocupadas Si bien generan casi el 20 por ciento de la ocupación, solamente pagan el 1.6 por ciento de las remuneraciones. “La razón es que únicamente producen el 3.7 por ciento del total nacional; las unidades que ocupan entre 3 y 5 personas se tiene al 90.5 por ciento del total, ocupan el 32.7 por ciento del personal ocupado, pero únicamente el 56 por ciento de las remuneraciones”. Continuar leyendo […]

 

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*