Carecen de plan B los exportadores

Reforma | Laura Carrillo y Ulises Díaz.

Para una gran cantidad de productos frescos y de manufactura mexicanos, Estados Unidos es vital, ya que no han desarrollado ningún mercado alternativo de exportación, de acuerdo con una revisión de REFORMA sobre la vulnerabilidad de las exportaciones mexicanas.

En hortalizas y frutas los productores mexicanos ni siquiera venden hacia latinoamerica.

En 2016, los pimientos y cebollas exportados a EU sumaron 612 millones de dólares de divisas, que significó 96 por ciento de todo lo que se vende al exterior; en el caso de melón, fresas, berries y limón mexicano México vendió a su socio comercial mil 374 millones de dólares, casi 98 por ciento del total.

Hasta los más diversificados, están ligados al mercado estadounidense.

Como el exitoso tomate rojo, por el que México obtuvo más de mil millones de dólares de exportación a EU, 68 por ciento del total.

O la cerveza, cuyas ventas al vecino comercial ascendieron a 2 mil 290 millones de dólares, monto que representa 68.3 por ciento.

En manufactura, la industria de instrumental y equipamiento médico que se ha desarrollado sobre todo en el norte del País, logró exportar el año pasado casi 6 mil millones de dólares a EU, que equivale a 94 por ciento de lo que vende al exterior.

La industria automotriz y de autopartes exportó a EU en 2016, más de 96 mil 817 millones de dólares, monto que equivale a 85.6 por ciento del total exportado, ya que la participación de Canadá es mínima y poco a poco se han perdido mercados en sudamérica.

Si llegara un momento de salir del TLCAN, todos los insumos y alimentos que se compran en ambos lados de la frontera, se encarecerían o perderían competitividad, explica Luis Enrique Zavala, vicepresidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM).

Agregó que el flujo comercial no se detendría de golpe en caso de no existir el TLCAN, pero aumentaría la incertidumbre para las inversiones.

Recordó que aun cuando el acuerdo se abandonara mañana, tiene que pasar un periodo de seis meses en lo que entra en vigor la cancelación y después el comercio del País entraría bajo el régimen general de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Zavala enfatizó que se debe tener en cuenta que el presidente Donald Trump nunca ha hablado de modernizar el acuerdo como se quiere interpretar en México, sino solo de renegociarlo con prioridades que pueden ser diferentes a las mexicanas.

Alicia Puyana, investigadora de FLACSO, advirtió que no se debe minimizar el impacto que tendría para la economía mexicana una salida del TLCAN por parte de México, debido a que alrededor del 50 por ciento del PIB del País depende de las transacciones que se hacen con Estados Unidos. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.