México lidera el alza en producción de acero en Norteamérica

Expansión | Rosalía Lara

Las siderúrgicas mexicanas superaron con éxito una situación complicada en 2016.

A pesar del entorno económico débil, que desincentiva la demanda de acero por parte de la industria, y de la importación del metal proveniente de China, a precios a los que difícilmente pueden competir las firmas locales, las compañías nacionales del sector lograron crecer más que sus competidores en la región.

De acuerdo con la World Steel Association, la producción de acero en México aumentó 4.3% en 2016, superior al promedio de la región de Norteamérica, que se mantuvo sin apenas cambios. La asociación incluye en esa región a México, Estados Unidos, Canadá, Cuba, Trinidad y Tobago, El Salvador y Guatemala.

En lo que respecta a Latinoamérica, la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) reportó que, de acuerdo con información preliminar, el volumen de producción de acero crudo disminuyó 8% en 2016.

“Las cifras reflejan un débil escenario, ocasionado por la desaceleración económica en el mundo y la región”, señaló Alacero en un comunicado.

En México, la clave para el favorable desempeño fueron las medidas aplicadas para protegerse frente a las importaciones de acero asiático. En 2015, el gobierno aplicó un arancel de 15% a una variedad de productos de acero provenientes de países asiáticos, principalmente.

“Las salvaguardas aplicadas por el gobierno de México para evitar la competencia desleal que venía de las importaciones han tenido un efecto positivo. Se venía de años de que esta competencia desleal había causado daños a la parte productiva y había frenado su expansión”, dijo José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.