10 empresas que se quedan en México, pese a Trump

Alto Nivel | Orquídea Soto

Donald Trump ha dirigido sus amenazas contra cualquier empresa que invierta en México. Mayores impuestos para los productos exportados desde el país es uno de los castigos que promete el presidente de Estados Unidos. Sin embargo, hay empresas que invierten en la República Mexicana y no ponen en duda su decisión.

Las compañías automotrices han invertido en México más de 25,000 millones de dólares en los últimos 6 años, lo que ha despertado la envidia del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Desde los primeros días de su campaña, una de las promesas del magnate fue mantener los trabajos manufactureros en Estados Unidos y las compañías automotrices son una pieza clave para conseguirlo. A través de Twitter, dijo que impondrá un arancel de 35% sobre vehículos fabricados en México y exportados a Estados Unidos. La presión comienzan a surtir efecto.

Ford anunció la cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares en México y Fiat-Chrysler dijo que repatriará a Estados Unidos la producción de un modelo y creará 2 mil empleos.

La decisión de la empresa de aire acondicionado Carrier de trasladar 2,000 empleos de Indiana a México fue criticada por Trump y la compañía también cedió a la coerción del estadunidense.

General Motors había dicho, en voz de Mary Ibarra, presidente de GM, que no cancelarían sus inversiones en México, pero finalmente decidió complacer al estadunidense. El corporativo informó que trasladará la producción de ejes para la nueva generación de sus camionetas pick up que fabricaba en México, lo que significará una pérdida de 450 plazas.

Sin embargo, la guerra en contra de México también ha generado aliados y diversas empresas han manifestado su compromiso con el país. José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), opina que el gobierno federal debe generar alianzas con empresas y gobiernos locales, sobre todo de la industria automotriz, para reducir los efectos.

“No veo consecuencias desastrosas, el tema del arancel es salvable. La preocupación de Ford no es el arancel, es que en determinado momento el gobierno local decida expropiar la planta, ya que en México la propiedad privada está supeditada al interés público. Si queremos que no se vayan inversiones tenemos que dar seguridad a los inversionistas en las leyes”,  dice Manuel Molano Director General Adjunto del IMCO. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*