La nueva protesta contra Trump en México: renunciar a los frappuccinos y las Big Macs

El País | Verne | Mónica Cruz

Los planes de Trump en relación a México anunciados esta semana han creado un ambiente de miedo y frustración en el país. Esto ha sido muy notorio en las redes sociales, donde miles de usuarios han expresado su enojo ante las políticas del republicano y la manera tibia (a su parecer) con la que ha respondido el Gobierno mexicano. Una de las reacciones con más réplica ha sido la invitación a boicotear a las empresas de origen estadounidense. Esta semana han surgido varios hashtags que llevan la palabra adiós con el nombre de alguna compañía. #AdiósStarbucks y #AdiósMcDonalds son los más tuiteados. El primero incluso se convirtió en trending topic la tarde el pasado jueves.

(…) La empresa Arcos Dorados, que opera los restaurantes McDonald’s en México, envió a Verne la siguiente respuesta sobre esta iniciativa: “México supone uno de los primeros lugares del mercado de Latinoamérica para la marca McDonald’s. Arcos Dorados México genera más de 11.000 empleos directos, ofreciendo desarrollo y capacitación a jóvenes que tienen su primer empleo formal. McDonald’s fortalece su cadena de suministro con proveedores locales, 90% de los insumos consumidos en los restaurantes de México son Mexicanos, generando 2.000 empleos indirectos. Además busca integrarse con las sociedades en las que opera, sumando a la oferta de sus menús productos típicos de cada región.”

En un comunicado enviado a Verne y elaborado en respuesta al hashtag #AdiósStarbucks, la oficina de estas cafeterías en México también menciona los empleos y la inversión que ha creado en el país para contribuir a la economía nacional. “Desde 2012 hemos abierto más de 560 tiendas en 60 ciudades de todo el país, lo que representa una inversión de alrededor de 5.000 millones de pesos”, afirma en el boletín. “En conjunto, nuestras tiendas brindan empleo a más de 7.000 mexicanos”. Las franquicias de Starbucks en México son propiedad de Alsea, empresa mexicana que también es operadora de los restaurantes Burger King, Chili’s y Domino’s.

Esta no es la primera vez que surge un llamado para dejar de consumir productos de origen extranjero. En noviembre del 2016, unos días después de la victoria de Trump en la elección presidencial, surgió una serie de mensajes cadena en Whatsapp y Facebook invitando a los mexicanos a consumir solo productos nacionales.

En esa ocasión, José Luis de la Cruz, economista y director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, dijo a Verne en entrevista que esa iniciativa sería muy difícil de cumplir. “Tenemos un alto grado de dependencia económica con Estados Unidos, esa es una realidad”, dijo. “Desde hace muchos años, el país se volcó en el producto extranjero y eso genera un problema al no tener en nuestras manos el destino de nuestro país”. Pero esto no quiere decir que la relación comercial con el vecino del norte es negativa, aclara. “Hay cierto tipo de interacción que sí es positiva, existen vínculos que benefician a ambos países. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*