Empleo tendrá avance lento y cauteloso en el primer semestre

El Financiero (Cuartoscuro)

El Financiero | Zenyazen Flores

Los planes de contratación de personal avanzarán lenta y cautelosamente durante el primer semestre de 2017 porque los empleadores mexicanos, sobre todo aquellos de sectores vinculados a Estados Unidos, están inciertos y nerviosos por la llegada de Donald Trump a la presidencia y las acciones que tomará en la relación bilateral.

Especialistas consultados señalaron que al ‘efecto Trump’ hay que agregar tres barreras con las que se topará el empleo: una perspectiva de inversión debilitada de las empresas tras el aumento en las tasas de interés y su impacto en el costo del crédito y mayores gastos de operación por el alza de los energéticos.

El Banco de México (Banxico) estimó en su último reporte trimestral que en 2017 el empleo se desacelerará: mientras que para 2016 prevé un aumento de entre 640 y 710 mil puestos de trabajo afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para 2017 la proyección baja a un rango de entre 600 y 700 mil plazas.

Al mes de noviembre de 2016, el crecimiento del empleo formal en el IMSS en los últimos 12 meses fue de 748 mil 94 plazas, es decir, una tasa anual de 4.1 por ciento.

Entrevistados por El Financiero, directivos de ManpowerGroup, IDIC, Lucas5 y AMECH coincidieron en que 2017 será un año complicado para el mercado laboral pero descartaron que las empresas hagan despidos masivos. Por el contrario, señalaron que este año será una oportunidad para reforzar el mercado interno.

(…) José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), expuso que la perspectiva de inversión de las empresas está debilitada por el aumento en las tasas de interés del Banco de México y la Reserva Federal estadounidense.

“La decisión de aumentar las tasas genera un crédito más caro para las empresas, endeudarse no será una opción porque además están enfrentando mayores costos con los incrementos en los combustibles y la depreciación del tipo de cambio que ya era factor de presiones inflacionarias”, expuso.

Los sectores más vulnerables ante posibles cambios implementados por Trump son las manufacturas, el sector automotriz, de computación, electrónica y equipo eléctrico, siderurgia, vestido y textiles.

Indicó que los sectores más vulnerables ante posibles cambios implementados por Donald Trump son las manufacturas; la construcción; el sector automotriz, que es de los más nerviosos; los sectores de computación, electrónica y equipo eléctrico; industria siderúrgica, y del vestido y textiles. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*