Falta de refinerías, causa de desabasto y alto precio de gasolina

LSR (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- El 65 por ciento de las gasolinas que se consumen en México son importadas, especialmente se compran en Estados Unidos, lo que encarece su costo final, por lo que el país necesita de al menos de seis refinerías más para que en territorio nacional se refine el petróleo, a fin de garantizar el abasto y para que sea más económico el combustible, explicó el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz.

“La construcción de refinerías debería de ser la solución fundamental para este problema que estamos enfrentando. ¿Por qué? Si para las empresas privadas que van a entrar a México será negocio importar gasolinas desde Estados Unidos –y es importante decir que parte de esas gasolinas son productos del petróleo mexicano– pues evidentemente debería de ser financieramente viable y rentable hacerlo de México”, dijo.

En entrevista con La Silla Rota, el experto económico y financiero consideró que las seis refinerías existentes en México son insuficientes para abastecer todo el combustible que se necesita, por lo que es necesario reactivar las propuestas que ya existían, pero que se dejaron de hacer, para construir refinerías.

México tiene seis refinerías y está localizadas en: Salamanca, Guanajuato; Cadereyta, Nuevo León; Ciudad Madero, Tamaulipas; Minatitlán, Veracruz; Tula, Hidalgo y Salinas Cruz, Oaxaca.

Desde hace casi cuatro décadas no se construye una refinería en el país, pese a que México es considerado como un país petrolero, por lo que la constante fue la de comprar el combustible en el extranjero.

En la administración del ex presidente Felipe Calderón, sexenio donde se dieron los llamados gasolinazos mensuales, es decir, los incrementos graduales del precio de los combustibles, se intentó construir una nueva refinería en Hidalgo, sin embargo el proyecto fue abandonado y sólo se construyó la barda.

Luego, el actual gobierno del presidente Enrique Peña Nieto simplemente ignoró este proyecto y apostó –desde el Pacto por México– en la aprobación de la reforma energética.

Ante este escenario, José Luis de la Cruz lamentó que se haya dejado este proyecto, pues desde su óptica la tasa interna de retorno hace viables financieramente las refinerías.

En ese sentido, consideró que al menos son necesarias otras seis refinerías que pudieran estar construidas en todo lo largo de la franja del Golfo de México, a fin de abastecer el combustible que se requiere.

“Si el 65 por ciento de la gasolina es importada, eso nos da una idea de que en esencia tenemos la mitad de la infraestructura de producción de gasolinas que el país requiere. En ese sentido, se necesitarían –al menos– seis más”, dijo.

¿Y los ingresos excedentes?

El especialista añadió que toda esta infraestructura se debió haber creados con los excedentes cuando habían las condiciones que ofrecía los buenos precios del crudo mexicano.

“Se pensó que era más barato, en el corto plazo, comprar gasolinas en el extranjero, pues se creía que los costos iniciales para la construcción de refinerías eran altos, pero al final de cuentas con una visión a largo plazo se comprueba que si eran necesarias y ahora no estaríamos enfrentando estos problemas de desabasto y escases que hay un varios puntos de la República”, dijo.

José Luis de la Cruz también consideró que hubo una mala planeación en el proceso de la liberación del precio del combustible, pues no hubo el cuidado necesario sobre la infraestructura en la distribución y al mismo tiempo en el abastecimiento de las mismas.

“Si no había garantía que la gasolina no iba llegar a todos los rincones del país y si la inversión privada todavía no generaba la infraestructura que se requería, pues era evidente que con la infraestructura que tenemos se iban a incrementar los precios”, reiteró. Ver video […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.