PAN y PRD buscarán que sólo el PRI pague el Pacto por México, dicen analistas y politólogos

SinEmbargo.mx

SinEmbargo | Shaila Rosagel

La medida del Gobierno federal de incrementar los precios de las gasolinas y el diésel a partir del 1 de enero generará un impacto económico negativo en varios sectores de la economía, que no será asumido por los partidos de oposición que firmaron el Pacto por México, instrumento que posibilitó la aprobación de las reformas estructurales del Presidente Enrique Peña Nieto. Al contrario, consideraron analistas, el PAN y PRD le endosarán el costo político al Tricolor.

Ciudad de México, 29 de diciembre (SinEmbargo).- El “mega gasolinazo” anunciado para enero de 2017 es un factor negativo que se sumará a la ya deteriorada imagen presidencial, que será aprovechado por aquellos que acompañaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Pacto por México para deslindarse y “echarle la culpa al Gobierno” del golpe a la economía de los mexicanos que esta alza traerá, dijeron economistas y analistas políticos a SinEmbargo.

El aumento de 20 por ciento –más de dos pesos por litro– a las gasolinas y el diésel anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que entrará en vigor a parir del 1 de enero impactará en la inflación, a los productores, y a toda la cadena de valor que se mueve a través del transporte carretero y al consumidor final.

“Tendrá una repercusión no sólo en el transporte, sino en toda la economía. En el transporte de pasajeros, de bienes y productos, todo lo que se realiza vía carretera. Las empresas que hacen uso del transporte no tendrán gran margen para absorber ese 20 por ciento, sino que acabarán por pasarlo a otros sectores de la economía”, explicó José Luis de la Cruz, director del IDIC A.C.

El economista adelantó que no sólo las clases media y alta saldrán perjudicadas debido a que el Gobierno federal eliminará el subsidio a las gasolinas, como sugieren algunos, sino también a las clases bajas que consumen todo tipo de productos.

De acuerdo con los empresarios del sector gasolinero, la SHCP encareció los combustibles con el elevado impuesto del IEPS que, sumado a otros impuestos, da un total de 6 pesos por cada litro de gasolina que van para recaudación fiscal.

Sin embargo, agregó José Luis de la Cruz, el Gobierno mexicano no está en posibilidades de revertir ese impuesto, debido a la “destrucción de las finanzas públicas” y la necesidad de “flujo para empezar el año que viene con los gastos que tiene”.

Ayer, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), dijo a través de un comunicado que el gasolinazo generará “más presión a los costos que enfrentan los productores de todos los sectores productivos del país”. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.