Cada minuto que pasa y Peña no se acerca a China, AL y Europa, el que pierde es México: analistas

SinEmbagro

Sin Embargo | Shaila Rosagel

México no debe cruzarse de brazos y esperar a que las medidas de Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, afecten la relación comercial entre ambos países. Cada minuto cuenta y debe empezar lo más pronto posible a trabajar en cómo diversificar en serio los mercados de Asia, Europa y América Latina, pues no será un proceso fácil ni rápido. Al menos le llevará entre 10 y 20 años y hay mucho trabajo por hacer, dijeron especialistas en negocios y comercio internacional a SinEmbargo.

Ciudad de México, 3 de diciembre (SinEmbargo).- Si México empieza a replantearse una estrategia agresiva para penetrar en los mercados asiáticos y de América Latina, así como para atraer Inversión Extranjera Directa (IED) de esos países, los resultados se verán en un lapso de 10 a 20 años. No hay un camino corto, dijeron especialistas en negocios, comercio y relaciones con China, así como de logística.

A corto plazo no hay mercados que puedan aminorar el golpe que podría sufrir el país si Donald Trump, Presidente electo de Estados Unidos, cumple su promesa de renegociar e incluso cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y de fijar aranceles hasta de 30 por ciento a las importaciones mexicanas, coincidieron en entrevistas con SinEmbargo.

“México perdió una oportunidad de diversificar su comercio, su producción, de favorecer el crecimiento de empresas industriales. Nos conformamos con ser parte de esas cadenas de valor de las grandes empresas. Se tiene que rehacer el sistema productivo en donde el comercio es la última fase. Esto podría llevar entre 15 a 20 años para tener éxito, en lo que se apoya a las empresas nuevas y se empieza a generar infraestructura, financiamiento. El TLC lleva 22 años operando, porque son proyectos a mediano y largo plazos”, dijo José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

México es un país que no sólo envía 80 por ciento de sus exportaciones hacia su principal socio comercial, el vecino del norte, sino que capta 50 por ciento de su IED de esa Nación, seguida de España; el segundo país inversionista más importante con 25 por ciento, y de Holanda, Alemania, Inglaterra y Japón, agregó.

“Sí es importante que México diversifique su comercio, pero no depende únicamente de una decisión de Gobierno. Nuestro país tiene tratados con muchos países, pero eso no es sinónimo de diversificación. Tener otros destinos depende también de las empresas, que vean posibilidades reales, y eso no ha ocurrido hasta hoy a pesar de los acuerdos comerciales”, explicó.

En los últimos días los expertos han puesto sobre la mesa la relación comercial de México con China. Sin embargo los números entre ambos países no son muy alentadores para los mexicanos.

De acuerdo con los datos publicados por la Secretaría de Comercio Exterior de China, la balanza comercial con el gigante asiático es deficitaria para México. En 2015, el comercio total entre ambos países fue de 74 mil 860 millones de dólares, con un déficit para México de 65 mil 114 millones de dólares. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

¡Comenta primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*