Mercado laboral en los estados, en deterioro

La precarización laboral y pérdida de plazas formales son los signos más visibles del detrimento. EL ECONOMISTA - Foto: Cuartoscuro

El Economista | Ilse Becerril.

Veracruz, Campeche, Tabasco, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Puebla y Tlaxcala son las entidades del país con focos rojos en el mercado laboral.

El deterioro de este sector en dichos estados se observa en los niveles que ostentan en diferentes variables: informalidad, empleados remunerados sin acceso a prestaciones sociales, ingresos medidos por salarios mínimos, condiciones críticas de ocupación, generación de plazas aseguradas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y desempleo.

A septiembre de este año, Veracruz es la entidad con mayor pérdida de plazas formales durante este periodo, con 25,216 trabajos; en informalidad se ubica en octava posición a nivel nacional con una tasa de 69.83% de su población ocupada, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, en la economía veracruzana, al tercer trimestre del 2016, 53.75% de sus trabajadores remunerados no tiene acceso a prestaciones sociales, mientras que sólo 49.78% de su población ocupada recibe hasta dos salarios mínimos; respecto a la tasa de desocupación de la población activa, ésta representa 3.47% de la Población Económicamente Activa (PEA).

La tasa de condiciones críticas de ocupación en la entidad fue de 15.93% de ocupados. Este indicador incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

Campeche se encuentra por debajo de Veracruz en pérdidas de empleo formal, ya que en los primeros nueve meses registró un detrimento de 19,074 plazas; asimismo, 61.51% de su población ocupada se ubica en el sector informal.

Este estado dependiente de la minería petrolera tiene a 40.95% de sus trabajadores remunerados sin acceso a prestaciones de la ley, mientras 47.31% de sus habitantes ocupados recibe hasta dos salarios mínimos; en relación a la tasa de condiciones críticas de ocupación, 18.66% de ocupados se encontraban en esta situación. Su tasa de desempleo se colocó en 4.25% de su PEA.

Tabasco, otra entidad que perdió empleos (10,633 lugares asegurados en el IMSS), tiene a 64.02% de la población ocupada en informalidad laboral y 43.17% de los empleados remunerados no gozan de prestaciones sociales; aunado a esto, 43.97% de ocupados recibe hasta dos salarios mínimos y la tasa de desocupación fue de 7.84% de la población activa.

En el caso de estas tres entidades, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, refirió que la precariedad laboral corresponde a los problemas que enfrentan en el sector energético, ya que son estados de baja industrialización que dependen mucho de este mercado, “es claro que viene el efecto de una caída energética que ya le pegó a otros sectores productivos”.

Sin embargo, destacó que en Veracruz también tuvo que ver con la cuestionable y poco transparente administración pública que se ha llevado a cabo en el territorio, así como la falta de pago hacia algunas empresas que le daban servicios al estado, que le promovían bienes, lo que también contribuyó a que no se crearan empleos. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

¡Comenta primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*