#Opinión: México, vivir de prestado

LSR

La Silla Rota | Por: José Luis de la Cruz.

La Cámara de Diputados no ha entendido el mensaje de la economía, un mayor endeudamiento compromete la viabilidad de las finanzas públicas, y con ello la estabilidad macroeconómica del país.

Contrario a lo recomendado por organismos internacionales y analistas independientes, los legisladores aprobaron un techo de débito por 492.6 mil millones de pesos, 5 mil millones superior al propuesto por el Poder Ejecutivo. Dicha estrategia lo único que hace es comprometer el futuro de México.

El análisis de los legisladores no ponderó el costo que ya paga la sociedad mexicana por el error cometido en las últimas décadas. Endeudarse improductivamente termina por afectar al gasto público.

Los recortes al presupuesto debilitan los pilares del crecimiento económico y el desarrollo social: se destinan menos recursos al desarrollo de infraestructura y a la atención de la salud y educación. Por el contrario, el pago de la deuda se encuentra blindado, se prefiere pagarla que destinar recursos al fortalecimiento de sistema socioeconómico nacional.

Hay una cifra contundente. Para el 2017 el presupuesto propuesto para los Ramos Administrativos de Economía, Hacienda y Crédito Público, Defensa Nacional, Comunicaciones y Transportes, Desarrollo Social, Marina, Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Turismo, Relaciones Exteriores, Procuraduría General de la República, Oficina de la Presidencia, Gobernación, Medio Ambiente y Recursos Naturales y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano es inferior, en conjunto, a los 569 mil millones de pesos que se destinarán a cubrir el costo financiero del sector público, un rubro que básicamente representa el pago de la deuda pública, sus intereses y la intermediación financiera que se requiere para realizar dichas erogaciones.

Un segunda evidencia, en 2017 el costo financiero será superior a los 392 mil millones destinados a Petróleos Mexicanos o a los 333 mil millones asignados a la Comisión Federal de Electricidad.

Dicha realidad no fue suficiente para que los legisladores restringieran la contratación de más deuda. Por el contrario, decidieron incrementarla. En el futuro habrá que pagarla, con intereses.

En 2017 el costo financiero llegará a 2.8% del PIB, la mayor cifra desde el 2001 y comparable con la proporción destinada a todo el sistema de salud pública. En otras palabras, podría tenerse el doble de gasto en este rubro si los gobiernos y legislaturas anteriores no hubieran incurrido en el error histórico del endeudamiento improductivo. ¿Cuántos problemas de salud o educación pública estarían resueltos?

Se debe ser claro, recurrir al débito para generar crecimiento económico es una alternativa válida, pero debe ser administrada eficazmente y blindarse contra la corrupción, de otra forma representará una carga financiera para las generaciones futuras.

Dicho futuro ya alcanzó a México. Se terminó el margen de utilizar deuda para intentar promover el crecimiento y queda mucho menos espacio para destinarlo al gasto corriente.

Lo que corresponde es hacer una profunda cirugía de toda la administración pública para hacerla eficaz, transparente y libre de corrupción. Se debe evaluar su desempeño respecto a resultados que verdaderamente solventen los problemas que enfrenta México. De otra manera seguiremos viendo como se reduce el margen de maniobra del gobierno.

No tiene caso elevar el nivel de endeudamiento del gobierno mexicano, es otorgar recursos a quien no tiene capacidad de transformarlos en proyectos productivos con beneficio social.

La aprobación de más deuda, la modificación de los criterios de tipo de cambio y la plataforma petrolera así como los cambios en la estimación de recaudación le pueden generar más ingresos al gobierno, pero sólo son ajustes temporales que podrían colapsar si la economía nacional sigue perdiendo fuerza y crece menos de 2% durante el 2017. Fuente […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C., se deberá consultar con el autor original.

¡Comenta primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*