Prospectivas: industria, comercio y migración

El siglo de Torreón | Por: Julio Felipe Faesler.-

El PIB de México aumentó en 2015 en 2.5 % lo que no se distinguió de las tasas de crecimiento que venían obteniéndose en el pasado. El “desarrollo estabilizador” del que nos ufanábamos parece haberse convertido, como lo afirma el Instituto para el Desarrollo Industrial y de Crecimiento Económico (IDIC), en un “estancamiento estabilizador”. Para romper el hechizo se requiere muchos más esfuerzos, pero mancomunados.

La Industria juega un papel primordial. Sin una industria sólida no puede hablarse de un desarrollo económico social sostenible. La concatenación con el comercio exterior es indispensable para que a su vez se consolide la firmeza productiva interior. Es esto lo que no ha sucedido en México.

La apertura comercial realizada primero con nuestra entrada al GATT (1986), después con la firma del Tratado de Libre Comercio con Norteamérica, (1994) completada con la política de desgravación sistemática, no cumplieron sus propósitos de fortalecer la producción industrial del país. Por el contrario, son muchos los ejemplos de la desaparición de empresas productoras afectadas por la competencia a la que se les expuso antes de tiempo.

Uno de los resultados del proceso acelerado de globalización que se realizó en México es una estructura productiva hecha muy al gusto de las empresas que se instalaron entre nosotros para aprovechar la cercanía con el vecino al norte y si acaso, los grandes mercados latinoamericanos. Continuar leyendo […]

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.