Empleo aumenta, pero salarios se contraen

Mientras que entre el primer trimestre de 2008 y el cuarto de 2014 el cuarto de 2014 el personal ocupado en el país se elevó en 11%, el ingreso promedio se redujo en 18%.

Por: Daniel Avitúa y Lourdes González

México, 10 abril (El Horizonte).- Los más recientes reportes del IMSS y el Inegi relacionados al empleo en el país han mostrado avances, tanto en la generación de empleo formal como en la disminución de la tasa de desocupación, sin embargo, un análisis del Banco de México (Banxico) revela que los ingresos de los trabajadores no han mejorado, pues muestran una tendencia descendiente desde 2008.

El mes pasado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el nivel de desempleo entre la Población Económicamente Activa disminuyó en febrero a 4.3%, desde el 4.7% registrado en el periodo equivalente de 2014.

Además, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el número de plazas formales en México creció en más de 714,000 el año pasado, 54% más puestos que los generados en 2013 y el segundo mayor incremento anual desde 1997, sólo superado por el 2010.

No obstante, un análisis del Banxico revela que al cuarto trimestre de 2014 la masa salarial del personal ocupado –es decir, las remuneraciones totales que perciben los trabajadores– ha disminuido en casi 8% en términos reales (al eliminar el efecto de la inflación) desde el primer trimestre de 2008.

Lo anterior debido a que si bien el personal ocupado creció en más de 11%, el ingreso promedio real por empleado se contrajo en cerca de 18 por ciento.

Esto, a pesar de que desde 2009, año de la más reciente crisis económica del país, la tasa de desempleo mantiene una tendencia descendente, al grado que en octubre-diciembre de 2014 se registró la menor tasa de desempleo en seis años.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz Gallegos, declaró que el mercado laboral en México se ha precarizado debido al bajo crecimiento de la economía nacional, de esa forma aunque el empleo formal va al alza, el salario y prestaciones van disminuyendo.

Aclaró que la productividad del país es baja, lo que implica un bajo crecimiento económico, y esto tiene como resultado que las empresas no tienen recursos suficientes para pagar mejor. Manifestó que la otra cara de la misma moneda de los bajos salarios está representada por Pymes que no tienen las condiciones económicas para pagar mejor. Según el Inegi, por cada hora trabajada el personal ocupado en el país gana en promedio $30.90 pesos. Fuente

 

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.