Bajo dinamismo económico, por descuido del mercado interno: IDIC. Con Loret de Mola

Loret de Mola entrevistó a el director General del IDIC, José Luis de la Cruz Gallegos, quien aseguró que ninguna nación es capaz de alcanzar crecimientos de seis o siete por ciento sin que la política económica que implementa el Estado esté debidamente acompañada por una inversión privada que sea sólida, que genere innovación y desarrollo.

Escuchar entrevista:

México DF, 1 abr (Contraportada/Grupo Fórmula).- José Luis de la Cruz Gallegos, director General del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), precisó que con sus declaraciones del fin de semana, en el sentido de que lleva por lo menos 30 años esperando el “Milagro Mexicano”, el Premio Nobel de Economía Paul Krugman tocó un punto muy relevante pues nuestro país no ha generado crecimiento económico en las últimas tres décadas, al menos no con el vigor requerido.

Entrevistado en el noticiero “Contraportada”, el especialista expuso que a su parecer el Premio Nobel planteó básicamente que a pesar de todos los cambios impulsados en términos económicos, el crecimiento en nuestro país aún se sitúa muy por debajo de lo requerido y esperado, a pesar de que el país fue pionero en los tratados de libre comercio, esquema que no ha generado los frutos deseados.

Al ser cuestionado sobre cuáles son las acciones pendientes para alcanzar un verdadero desarrollo y crecimiento económico, De la Cruz Gallegos dictó:

“Un elemento que sin lugar a dudas descuidamos fue el mercado interno, es decir, no hay ningún país que tenga un desarrollo suficiente que no tenga a su vez un sólido mercado interno; y pues para esto lo que a su vez necesitamos es tener un mercado laboral sólido, uno en donde se pague bien a los trabajadores.

“Por otro lado y ya también lo mencionaba el presidente de la República en esa misma reunión donde habló el Premio Nobel, necesitamos política industrial. Si no tenemos un desarrollo industrial sólido, uno que complemente a la apertura comercial, pues también difícilmente se va a tener un mayor nivel de crecimiento económico y estos son al menos dos aspectos que me parece deben de atenderse en nuestro país, si queremos lograr mejores resultados.”

En este sentido, destacó que para alcanzar estos niveles es necesario un sano equilibrio entre las acciones gubernamentales y empresariales, pues aseguró que ninguna nación es capaz de alcanzar crecimientos de seis o siete por ciento sin que la política económica que implementa el Estado esté debidamente acompañada por una inversión privada que sea sólida, que genere innovación y desarrollo.

José Luis de la Cruz añadió que la coyuntura y el contexto económico internacional, regularmente deja ver los puntos débiles y lo que se dejó de hacer en términos estructurales, ya que sus efectos tienen mayor impacto, como es el caso de la elevada dependencia que persiste en nuestro país a los precios del petróleo, lo que tuvo lugar con anterioridad, concretamente en la década de los años 80, una lección que no se aprendió.

Al referirse a los efectos de la volatilidad cambiaria, puntualizó que de una manera u otra afectará a la ciudadanía ya que si bien México tiene solidez en materia de exportaciones, la importación de maquinaria, bienes, suministros e insumos intermedios nulifica los beneficio resultantes de un dólar caro para el sector exportador.

“Además directamente afecta la vida diaria de los mexicanos por el hecho de que mucho de lo que consumimos, en la parte agrícola por ejemplo, es importado y al final del día lo que va a acabar sucediendo es que este dólar caro que afecta a estos importadores de bienes de consumo, pues tendrá que reflejarse en precios al consumidor más elevados, es ahí donde la inflación nos acaba afectando a todos”, explicó.

Finalmente, expuso que otro de los desafíos importantes reposa en la elevada informalidad existente en el mercado laboral mexicano, con un 57 por ciento de la población económicamente activa en esta condición, mismos que generan cerca del 26 por ciento del PIB, lo que hace imperante la generación de empleo formal, de calidad y bien remunerado, que incremente la capacidad recaudatoria del gobierno y la calidad de vida de los mexicanos. Fuente

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en IDIC.mx toda vez que se cite la fuente, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido. En caso de que no sea de autoría del IDIC A.C. se deberá consultar con el autor original.